Desmantelado en Lugo un grupo criminal que había afeitado 30 millones de kilómetros a 108 vehículos

 |  @sergioalvarez88  | 

Barbierit ha sido el nombre que el el Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) de la Guardia Civil de Lugo ha dado a la operación que ha culminado en la detención de al menos siete miembros de grupo criminal, acusados de vender vehículos de segunda mano con el kilometraje manipulado. Concretamente se les acusa de “afeitar” la friolera de 30 millones de kilómetros en un total de 108 vehículos: estamos hablando de una media de 277.000 km por coche. El caso más extremo es el de un taxi, un coche de gama alta cuyo odómetro pasó de leer casi 850.000 km, a simplemente tener 162.000 kilómetros.

De nacionalidad rumana, con edades de entre 22 y 33 años, y residentes en el mismo domicilio de Lugo, la Guardia Civil les acusa de haber obtenido un beneficio ilícito de 190.000 euros. Esta es la cifra demostrada, a la que habría que sumar otros 350.000 euros de lucro supuesto. Hasta el momento, el GIAT conoce la existencia de 108 vehículos con un kilometraje inferior al inicial, y existen en este momento 132 afectados por esta estafa. El modus operandi de esta banda es similar al de otros casos similares: fingiendo ser particulares, compraban los coches a compraventas, particulares, en subasta o incluso en diversos desguaces.

Se llegaron a encontrar 10 tarjetas de ITV falsificadas en diversas provincias, diseñadas para engañar a los potenciales compradores del coche.

Tras adquirir los vehículos, reacondicionaban los elementos más desgastados – desde un punto de vista cosmético – y usando una máquina de diagnóstico conectada al puerto OBD del coche, alteraban el kilometraje que aparecía en las instrumentaciones de los coches. Posteriormente, anunciaban los coches en conocidos portales de compraventa de coches por Internet, a precios atractivos, pero muy superiores a los precios de mercado que tendrían de conocerse su kilometraje real, en el caso más sangrante, casi 700.000 km superior. ¿Cómo logró la Guardia Civil enterarse de esta estafa?

Una fuente confidencial alertó de la presencia de dos coches comercializados con un kilometraje alterado, dos coches que pasarían al poco tiempo sus ITV, existiendo una relación entre las dos personas que pasaron las inspecciones. La Guardia Civil comenzó entonces a tirar del hilo. Y descubrieron un entramado que afecta a más de 100 vehículos, que cambiaron de manos entre 2014 y 2016. Los siete detenidos – dos de ellos en Pontevedra – se enfrentan a entre seis meses y tres años de prisión, por delitos de estafa. El GIAT se encuentra ahora investigando la existencia de una red colaboradora en este entramado, sin aún información al respecto.

A uno de los vehículos se le llegaron a “afeitar” la friolera de 700.000 km.

En este momento, es donde os recordamos un artículo, donde os contamos varios consejos para verificar que el kilometraje del coche de segunda mano que vais a comprar es real. Además de solicitar un informe a tráfico, puedes consultar el informe de Carfax del vehículo, y la existencia de un libro de revisiones sellado en concesionario, por ejemplo. Todo es falsificable, salvo la inspección de un buen mecánico, que podrá ver el estado de las piezas de desgaste y diferentes elementos del chasis. Por muy bien que esté en apariencia, las piezas de un coche son incapaces de mentir en casos tan flagrantes como los aquí expuestos.

Fuente: La Voz de Galicia

Lee a continuación: ¿Y si le ponemos a un Lamborghini Huracán unas llantas inspiradas en el Countach?

Ver todos los comentarios 3
  • Walter Röhrl

    Les mandaba diez años a la carcel, como pena ejemplarizante, quizás algún futuro delincuente, se lo piense.

  • X 2.0

    Es triste leer noticias como esta. Soy un gran defensor del mercado de coches de segunda mano, muchos buscamos, miramos, queremos hacer una gran compra, porque no nos importan los años, sino las sensaciones, el buen diseño, la calidad…,y en determinados casos, no nos importa el kilometraje siempre y cuando podamos comprobar que todo está bien, que ha tenido un mantenimiento correcto, etc.

    En el caso de ese Premium con mas de 800.000 km, tubo que doler a su nuevo dueño haber pagado un sobrecoste, que aún estando el coche en buen estado, podía destinar a futuras reparaciones o mejoras, o mejor aún, a un coche con menos kilómetros reales.

  • Ferrari50

    “La gente quiere ver pocos km en los coches, y hay que dárselo así”. Son palabras de “PROFESIONALES” del mercado de segunda mano. Una auténtica VERGUENZA.