CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Dodge

3 MIN

Ni la saga de ‘Fast & Furious’ puede resistirse a los coches eléctricos

Elena Sanz Bartolomé | 18 Dic 2022
Dodge Charger Daytona Srt Concept
Dodge Charger Daytona Srt Concept

‘A todo gas’ (conocida también como ‘The Fast and the Furious’) fue la primera película de la franquicia más famosa del mundo del motor, aunque con el paso del tiempo los coches hayan perdido esa cota de protagonismo que sí tenían al principio. Su estreno tuvo lugar en 2001 y si hace 21 años alguien nos hubiera dicho que, en las últimas películas, Toretto haría de las suyas a bordo de un coche eléctrico… nos habríamos reído. En efecto, ese día ha llegado: ni ‘Fast & Furious’ ha podido resistirse a ello.

La última entrega será el final de la historia y se dividirá en dos películas: la décima y la undécima. La primera de ellas se incorporará a la franquicia bajo el título ‘Fast-X’, comenzó a rodarse a principios de 2022 y llegará a la gran pantalla la próxima primavera: entre abril y mayo deberíamos volver a ver a Dominic Toretto, Letty y compañía en los cines.

43
FOTOS

Toretto y su nuevo Dodge Charger

Hasta entonces, las redes sociales se han convertido en una improvisada fuente de información que relata los pasos de la penúltima película de la saga. Algunas escenas se rodaron, obviamente, en el barrio de Toretto: Angelino Heights en Los Ángeles. Y allí se desveló una de las grandes novedades de ‘Fast and Furious’: los coches eléctricos formarán parte de la franquicia.

El Dodge Charger R/T (que también ha sido visto en el ser de rodaje) ha tenido que hacer espacio a uno de sus electrificados sucesores. Quién nos lo iba a decir hace un par de décadas: puede que veamos a Toretto al volante de un Dodge Charger Daytona SRT Concept, que sustituye el V8 sobrealimentado por un motor eléctrico sobre el que no hay datos oficiales. De él dicen que será capaz de superar las prestaciones del V8 Hellcat así que debería estar por encima de sus 717 CV. Tendrá, según Dodge, una transmisión de varias velocidades… y un sistema de escape falso que intentará imitar el sonido del V8.

15
FOTOS

También un Delorean Alpha5

Teniendo en cuenta que el Dodge Charger ha estado presente en Fast & Furious desde la primera película, tiene sentido que incluyan este prototipo eléctrico en la décima entrega. Menos íntimamente asociada con la franquicia (aunque no menos asociada a Hollywood) es la marca que está detrás del segundo modelo eléctrico identificado en el rodaje: un Delorean Alpha5, sí el heredero eléctrico del DMC DeLorean.

Bajo el diseño de Italdesign, el estudio dirigido por Giorgietto Giugiaro, el autor del primer modelo, habrá una batería de 100 kWh que debería garantizar una autonomía eléctrica de 483 kilómetros. Tampoco hay información acerca de su esquema mecánico, pero sí sabemos que alcanzará una velocidad máxima de 241 km/h y será capaz de pasa de 0 a 100 km/h en unos 3,4 segundos. Prestaciones perfectas para la saga Fast & Furious con las que, eso sí, Toretto y compañía harán menos ruido que nunca.