La apasionante historia del único Ferrari 250 GTE de policía

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 
Ferrari 250 Gte Squadra Mobile P

En los años 60, Roma vivía inmersa en una ola de criminalidad, alentada por las mafias que campaban a sus anchas por la ciudad eterna. Las persecuciones en coche estaban a la orden del día, pero la policía era incapaz de alcanzar a todos los criminales. Ni siquiera con sus Alfa Romeo Giulia 1600 conseguían atrapar a criminales cada vez más rápidos e inteligentes. Fue entonces cuando al oficial de policía Armando Spatafora le preguntaron qué necesitaba para poder atrapar a más criminales. Ni corto ni perezoso, respondió "necesito un Ferrari".

Junto a otros tres oficiales de amplia trayectoria y éxito en la lucha contra el crimen, recibió un curso de conducción evasiva y de alta velocidad en Maranello - en la casa de Ferrari. Al finalizar este curso, la Squadra Mobile de Roma se llevó de vuelta a la capital dos Ferrari 250 GTE 2+2. Construidos en el año 1962, estos elegantes, potentes y carísimos coupés de lujo eran el arma definitiva en las persecuciones a alta velocidad. Eran coches delicados de conducir, y a las pocas semanas de ser estrenados, uno de ellos sufrió un siniestro total.

Estos coches eran conocidos como "Panteras", como la ilustración de su aleta delantera delata.

Ferrari 250 Gte Squadra Mobile 6

La otra unidad, con número de chasis 3999, es la que protagoniza este artículo, estando a la venta en Girardo, uno de los mejores concesionarios europeos de coches de lujo. Aquél Ferrari 250 GTE 2+2 montaba el legendario motor V12 "Colombo", de tres litros de cubicaje y 240 CV de potencia - su caja de cambios manual de cuatro relaciones mandaba su potencia al tren trasero. Aunque no sea una potencia desmesurada bajo los estándares actuales, pensad en que el coche medio de Italia en la época era un FIAT 500 que apenas llegaba a los 40 CV.

Construido sobre un chasis de largueros y travesaños, su carrozado era cortesía de los artistas de Pininfarina, que crearon un coche bello como pocos. Su interior era lujoso y cómodo, con asientos de cuero marrón, un volante de madera y una preciosa instrumentación analógica. El coche se mantuvo en servicio con la Squadra Mobile durante seis años, religiosamente mantenido por Ferrari en Maranello, y sin escatimar una sola lira en reparaciones. Spatafora era imparable a sus mandos, y se convirtió en una leyenda en aquella Roma de los años sesenta.

Ferrari 250 Gte Squadra Mobile 12

Aún monta sus matrículas originales. Su autenticidad fue certificada por Ferrari Classiche en 2014.

De hecho, era una cuestión de prestigio en el mundo criminal batir a Spatafora en una persecución. El coche fue retirado del servicio en 1968 y en 1972 fue vendido en una subasta pública de excedentes militares. Alberto Capelli, su comprador, sabía exactamente lo que estaba comprando. Y decidió no restaurar el coche, que a día de hoy conserva su interior y mecánica originales. Spatafora se reencontró con el coche en 1984 en la Coppa delle Dolomiti, y en el año 2000, estuvo expuesto en el museo de vehículos policiales de Roma, entonces recién creado.

El coche ha participado en infinidad de eventos de Ferrari Classiche y a día de hoy, es el único coche civil que está autorizado a llevar los emblemas de la Squadra Volante y una luz azul en el techo. Como es lógico, es un coche de valor elevadísimo, y actualmente Girardo no comunica su precio. Pero tened por seguro que su precio será, como mínimo, de siete cifras.

Ferrari 250 Gte Squadra Mobile 16

Lee a continuación: McLaren llama a revisión a 2.763 coches por riesgo de incendio

Ver todos los comentarios 1
  • ch460

    Anécdota muy reveladora de por qué está Italia hoy como está (hecha unos zorros). "De aquellos polvos estos lodos"... y España siguiendo el mismo camino... Dirigentes insensatos/incapaces = países destrozados y arruinados.