Un Ferrari 250 GTO con “acento español” podría convertirse en el coche más caro del mundo

 |  @sergioalvarez88  | 

Hace apenas unas semanas estuvimos visitando las instalaciones de Ferrari Classiche en Maranello. En ellas tuvimos una cita con un Ferrari 250 GTO muy especial. Con número de chasis #3387, fue el segundo 250 GTO fabricado, compitiendo en las 24 Horas de Le Mans de 1962 y otros eventos de gran importancia. Fue vendido en 2016 por 45 millones de libras. Todo parece indicar que el título de coche más caro del mundo podría ser arrebatado por un 250 GTO con acento patrio y una turbia historia a sus espaldas…

Esta historia comienza en 2011. Agentes de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) acceden a la residencia de José María Aristrain de la Cruz, industrial de origen vasco y accionista de Arcelor. Aún está a la espera de juicio, acusado de una evasión fiscal de 200 millones de euros. Tendrá que pagar una fianza de 750 millones de euros para evitar la prisión. Forbes estima su patrimonio personal en unos 1.000 millones de euros. Es una de las mayores fortunas de España.

Aristrain se enfrenta a 64 años de cárcel y al pago de 1.400 millones de euros, entre la cuota defraudada y la multa impuesta por el fisco.

La fiscalía le acusa de esconder su residencia fiscal y de esconder sus acciones de Arcelor en Luxemburgo, un paraíso fiscal. Piden 64 años de prisión y una gigantesca multa de 1.400 millones de euros. Es el caso de fraude fiscal más grande jamás juzgado. Aristrain, en preparación de su condena, ya ha vendido por 29 millones de euros un antiguo remolcador reconvertido en yate de lujo – llamado “Steel”, en referencia a sus negocios el sector del acero.

Todo apunta a que en estos momentos está escuchando ofertas para la joya de su colección de coches: un Ferrari 250 GTO. El coche pertenece es titularidad de una de sus sociedades, responsable civil subsidiaria en su juicio. Según informa El Confidencial, Aristrain espera obtener entre 60 y 70 millones de euros por su venta. De esta manera, se convertiría en el coche más caro del mundo, superando los 45 millones de libras pagados por el chasis número 3387.

Con un chasis ligero y un 3.0 V12 con 300 CV de potencia, los Ferrari 250 GTO fueron los carreras-cliente definitivos de los años 70.

El mismo diario afirma que el Ferrari 250 GTO es su posesión tiene el número de chasis 5111. Es el mismo 250 GTO que Jean Guichet pilotó durante los años 60, haciéndose con varias victorias entre 1963 y 1965, así como un Tour de France. Hasta 2008 el coche fue propiedad de Paul Pappalardo. Es entonces cuando se le pierde la pista al coche. El Confidencial afirma que el 250 GTO #5111 es actualmente propiedad de Aristrain, y es el coche que actualmente se encuentra a la venta.

Bloomberg y otros medios afirman que este coche fue vendido en 2013 por Pappalardo, por 52 millones de dólares. Sin embargo, El Confidencial afirma que esa venta fue de otro coche, y que el #5111 fue comprado en 2008 por Aristrain, a un precio estimado de 25 millones de dólares. En barchetta.cc, el último movimiento anotado de esta unidad es de 2008, lo que coincidiría con esta historia. Sea como fuere, todo apunta a que este Ferrari clásico pronto podría encontrar un nuevo hogar.

Toda la historia del Ferrari 250 GTO, la puedes encontrar en este enlace.

Lee a continuación: Vídeo: pocos coches suenan mejor que este Chevrolet Chevelle SS, un muscle car clásico

Ver todos los comentarios 2
  • X 2.0

    Uno de los mas ricos de España, a costa de robarnos a los demás. Espero que le estrujen bien el bolsillo y sobre todo, que ese coche pase a mejores manos.

  • Angel Macón

    “Con un chasis ligero y un 3.0 V12 con 300 CV de potencia, los Ferrari
    250 GTO fueron los carreras-cliente definitivos de los años 70”

    ERROR: Más bien de los ’60