CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Superdeportivos

3 MIN

El GT definitivo es el Ferrari BR20, un one-off basado en el GTC4Lusso V12

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 11 Nov 2021
Ferrari Br20 P
Ferrari Br20 P

Para comprar uno de los One-Off de Ferrari no solo hace falta una cuenta corriente extremadamente profunda. Hay que ser un cliente muy especial para Ferrari, que la propia marca valide tu petición, y asumir una lista de espera que llega a los cinco años actualmente. El resultado, no obstante, es literalmente único. Un Ferrari que nadie más tiene, creado a tu gusto y capricho. El último One-Off de Ferrari se llama Ferrari BR20, y es posiblemente el GT definitivo, además de estar basado en uno de los mejores Ferrari de los últimos tiempos.

El BR20 es un Gran Turismo, y está basado en la versión de doce cilindros del Ferrari GTC4Lusso V12, un shooting-brake que un servidor y David Clavero tuvimos el privilegio de poder probar hace unos años en Maranello. Del GTC4Lusso hereda un V12 atmosférico de 6,3 litros de cilindrada, y 690 CV, además de un sistema de tracción total permanente - Ferrari, de todas formas, no ha confirmado sus datos prestacionales. Como es lógico, este es un coche más grande que un Ferrari F12 o un Ferrari 812 Superfast, está una talla por encima.

Del GTC4Lusso V12 hereda su mecánica y su sistema de tracción integral.

El último antecesor de este coche podría ser el denostado Ferrari 612 Scaglietti, pero la inspiración estética y espiritual de esta máquina son los GT más clásicos de la marca. Máquinas de los años cincuenta y sesenta como los Ferrari 410 Superamerica o Ferrari 500 Superfast. De hecho, en ellos inspira sutilmente algunos de sus detalles estéticos. Lo mejor de este Ferrari BR20 es que podría pasar perfectamente por un coche de producción, un coche del que podríamos afirmar sin reparos que es el Ferrari más bonito de la gama.

Sus ópticas son similares a las del GTC4Lusso, ligeramente más pequeñas, y su calandra tiene mucha más presencia y anchura que la del resto de coches de Maranello. Su perfil lateral no es tan nervioso como el de otros Ferrari, aun teniendo una curiosa aleta delantera y un pilar C de aerodinámica muy cuidada. La zaga nos recuerda más a coches como el Ferrari 812 Superfast por sus ópticas, pero también al GTC4Lusso. Las colas de escape y el difusor ponen el toque final a la parte exterior, pero por dentro es un coche mucho más especial de lo que parece.

Ferrari no ha comunicado el precio estimado de este One-Off. Ni falta que hace: no te lo puedes permitir.

El propietario del coche encargó a Ferrari un biplaza, transformando el gran espacio de las plazas traseras en más hueco para maletas y equipaje - un hueco realmente mimado, con fondo de madera y detalles metálicos. El puesto de pilotaje no difiere demasiado del de un GTC4Lusso, pero la selección de cueros de tonos marrones y unos asientos con una tapicería y relieve específicos ponen un claro regusto retro que nos vuelve locos. Especialmente cuando lo combinamos con su instrumentación, cuyo tacómetro amarillo llega a las 10.000 rpm.

6
FOTOS
VER TODASVER TODAS