CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Ferrari

3 MIN

Esto no te lo esperabas: Ferrari diseñó un sedán de cuatro puertas, pero sólo llegó a fabricar una unidad

Elena Sanz Bartolomé | 13 Ago 2022
Ferrari Pinin Sedan Cuatro Puertas  01
Ferrari Pinin Sedan Cuatro Puertas  01

¿Alguna vez pensaste que Ferrari haría un SUV? Pocos esperaban que sucediera y, sin embargo, ya estamos descontando días para la presentación de Ferrari Purosangue que, previsiblemente, tendrá lugar en septiembre. ¿Imaginaste, además, que en Maranello harían un sedán de cuatro puertas? Así fue… aunque sólo construyeron uno y fue bautizado como Ferrari Pinin.

El nombre, como habréis deducido, se lo debe a Pininfarina. Corría el año 1980 y los carroceros italianos estaban preparando los festejos para celebrar su 50 aniversario. Entre los planes de Sergio, hijo del fundador, estaba la idea de presentar un prototipo que nadie se esperase: el Ferrari Pinin fue presentado al mundo en el Salón de Turín. Era el primer sedán de cuatro puertas de Ferrari. Y el último.

13
FOTOS

Una estética futurista

Los diseños de Leonardo Fioravanti para el Ferrari Pinin hicieron que luciera una estética futurista con líneas rectas acorde a la moda imperante en los años ochenta. Una carrocería, por cierto, con una aerodinámica adelantada para la época y asentada sobre el chasis de un Ferrari 400GT. Eligieron este modelo para preservar la deportividad de la marca y porque su batalla de 2,746 permitía acoger una carrocería de cuatro puertas: medía 4,821 metros de largo, 1,816 de ancho y 1,308 de alto.

El exterior, como decíamos, contaba con varias novedosas soluciones entre las que destacaban los pilares delantero y central, que estaban escondidos tras los cristales ahumados. Por otro lado, los faros delanteros tenían una nueva tecnología que se traducía en un amplio haz de luz a pesar de su reducido tamaño. Y los traseros, firmados por Carello, fueron pintados en el mismo gris de la carrocería para camuflarlos mientras no estuvieran en uso.

Un interior para cuatro

El Ferrari Pinin tenía un interior apto para cuatro ocupantes que, sobre todo en la fila trasera, tenían a su disposición un amplio catálogo de elementos de confort. En la delantera destacaba, sin embargo, un futurista salpicadero con un cuadro de instrumentos que sólo se iluminaba cuando el coche se ponía en marcha. Todo estaba revestido en un nuevo tipo de cuero tratado con una película protectora.

Un V12 casi plano

Eso sí, dar forma al Ferrari Pinin no fue sencillo. Si recordáis, el Ferrari 400GT estaba equipado con un V12 cuya altura rompía la línea aerodinámica del sedán. El motor tenía que ser lo más plano posible y el elegido fue el del Ferrari 512 Berlinetta Boxer: un V12 a 180 grados de 5.0 litros con 360 CV, que enviaba toda su fuerza al eje trasero a través de una caja de cambios manual de cinco velocidades. Para optimizar el reparto de pesos se optó por una configuración transaxle: motor delante y transmisión detrás.

El objetivo era construir dos prototipos, pero finalmente (y a pesar del entusiasmo de Enzo Ferrari) sólo dieron forma a uno, que ha sobrevivido hasta hoy. Su primer destino fue la colección privada de Jacques Swaters (piloto y coleccionista de Ferrari) y desde entonces lo hemos visto en el 75º aniversario de Pininfarina (2005) y en varias subastas puesto que ha cambiado de manos varias veces. En una de ellas, por cierto, apareció en funcionamiento: sí, el único sedán de cuatro puertas firmado por Ferrari es más real de lo que pensábamos.

13
FOTOS