Es oficial: el Fiat 500 es un icono del diseño industrial y será expuesto por el MoMA de Nueva York

 |  @sergioalvarez88  | 

El Fiat 500 es ya considerado una obra de arte. No lo decimos nosotros, lo dicen los comisarios del Museum Of Modern Art de Nueva York, que hace algo más de un año adquirieron una unidad del año 1968 para incorporarla a su colección permanente. El MoMA neoyorquino eligió una versión “F” del pequeño cinquecento, la más básica, espartana y asequible de todas, producidas en masa entre los años 1965 y 1972. Se produjeron más de cuatro millones de unidades del Fiat 500 original, a lo largo de 18 años de producción ininterrumpida. ¿Por qué cree el MoMA que el coche que movilizó a Italia merece estar expuesto en sus galerías?

La exposición en la que este Fiat 500 tendrá un rol destacado se llama “The Value of Good Design”, y es una exposición en la que todo el protagonismo es del diseño industrial. Sí, aunque sean productos producidos en masa y hayan sido creados con la funcionalidad en mente, algunos bienes de consumo deberían ser considerados puro arte. El uso económico y lógico de materiales, un diseño que acompaña a la función sin impedirla, incluso realzándola. Un producto que fue esencial para unir comunidades y como símbolo de libertad individual en la Europa de posguerra. Sí, el Fiat 500 es una obra de arte.

La unidad adquirida por el MoMA nunca ha sido restaurada, pero se encuentra en perfecto estado original. Fue vendida por la propia Fiat al museo.

Y celebramos que el MoMA haya elegido la versión más básica del 500 para su exposición de diseño industrial. Esta versión era la más barata, pero aún así, disfrutaba de un techo de lona corredizo que lo transformaba en un pequeño cabrio. La “dolce vita” en formato de bolsillo, y compatible con los presupuestos más ajustados. El Fiat 500 F estaba animado por un sencillo motor de dos cilindros y 499,5 centímetros cúbicos, refrigerado por aire. Aquél pequeño motor desarrollaba sólo 18 CV y el coche era incapaz de llegar a los 100 km/h, quedándose con una punta de sólo 95 km/h.

Aún así, el pequeño cinquecento revolucionó la movilidad en Italia, y es considerado un producto aún más importante que la icónica Vespa. Pese a medir menos de tres metros de longitud, en su interior cabían cuatro adultos sin mayores problemas. El diseño modernista del 500 original aún hoy en día se relaciona con aquella época dorada, recordada con nostalgia y añoro. De hecho, creemos que el actual Fiat 500 es uno de los coches más bonitos de su segmento gracias a su inspiración directa en el clásico. El 500 F de las imágenes estará expuesto en el MoMA de Nueva York desde el 10 de febrero hasta el 27 de mayo.

Este Fiat 500 F estará acompañado de otros iconos del diseño industrial de todos los tiempos. Si vas a estar en Nueva York, te recomendamos encarecidamente la visita al museo.

Lee a continuación: El todoterreno Ford Bronco de los años sesenta y setenta vuelve a fabricarse

Ver todos los comentarios 2
  • Germán Medina Pérez

    Que honor para mi clásico favorito, el Fiat 500 es y será un ícono insuperable.

  • ADN

    Uno de los Fiat que llevaron a la compañía a ser el gigante que es ahora. Lo mejor que ha hecho la compañía es revivir ese mítico nombre, por qué fuera de la actual gama 500 los Fiat no repuntan en ningún segmento ni destacan por nada…o bueno, tal vez por sus siglas:
    Fix
    It
    Again
    Tony