ESPACIOS
ELÉCTRICOS
PUBLICIDAD
Cerrar CERRAR

Lo último de FIAT tiene 4 ruedas y, con estilo retro y playero, promete ser más seguro que una scooter, pero no es un coche

FIAT se une a la fiesta. El regreso del Topolino ya está aquí con una propuesta playera y urbana y con unos rasgos que, lejos de asemejarlo al Topolino original, el 500 fabricado hasta 1955, lo aproximan al cinquecento que lo sucedería en 1957 y, en concreto, denota cierto esfuerzo de FIAT por aproximarlo a la idea del clásico Fiat 500 Jolly.

FIAT se ha mostrado parca en detalles en estos momentos, mostrándonos tan solo una imagen, la que ilustra esta entrada, y una declaración de intenciones.

Por suerte, podemos ir adelantando mucho más de lo que aún no nos han contado. Y es que este FIAT Topolino es en esencia el hermano FIAT de dos cuadriciclos de Stellantis de los cuales hemos hablado largo y tendido en los últimos días, del Citroën AMI y el Opel Rocks.

No es un coche al uso, sino un cuadriciclo ligero que alcanza los 45 km/h

Fiat 500 JollyFiat 500 Jolly, el clásico que ha inspirado el nuevo Topolino

No es un coche, ¿pero qué es el FIAT Topolino?

En la imagen que puedes ver bajo estas líneas ya puedes ver las semejanzas y las diferencias entre el FIAT Topolino y el vehículo del que se deriva, el Citroën AMI. Fiat ha recurrido a una imagen aún más desenfadada y playera: prescindiendo de puertas, que han sido sustituidas por una suerte de cadenas; por un diseño de tapacubos de estilo clásico; por un techo enrollable; por unos acabados específicos en el interior, de nuevo de estilo retro; y por una imagen de faros redondeados con marcos y otros cromados exteriores, así como la denominación Topolino en el frontal.

Os decíamos que el FIAT Topolino no es un coche. Como el Citroën AMI, el FIAT Topolino es un vehículo con la consideración de cuadriciclo ligero. La mayor implicación de su homologación es la de disponer de un motor eléctrico poco potente, con una velocidad limitada a 45 km/h, lo que restringe su uso al ámbito puramente urbano y permite, eso sí, la posibilidad de ser conducido desde los 15 años.

Al emplear la mecánica – y toda la base – del Citroën AMI, hemos de esperarnos una autonomía de 75 kilómetros. Y a la espera de conocer precios, e incluso de saber si llegará a España, la única referencia que tenemos es que el Citroën AMI está disponible desde 7.790 euros.

Por su homologación, el FIAT Topolino puede ser conducido desde los 15 años

Citroen Ami AdhesivosCitroën AMI

¿Más seguro que una scooter?

Como os decíamos, cuadriciclos como el Citroën AMI, el Opel Rocks y, ahora el FIAT Topolino, se erigen cada vez más como una opción interesante para la movilidad urbana, siempre y cuando seamos conscientes de sus limitaciones, y tengamos en cuenta que no son vehículos baratos, con un precio próximo al de un coche, similar al de muchos coches de segunda mano, e incluso motocicletas de tres ruedas y scooters de cierta cilindrada.

Una de las ventajas de este tipo de cuadriciclos es la de, a priori, ofrecer un punto de seguridad superior al de una scooter, por el hecho de disponer de cuatro ruedas y, aunque en el FIAT Topolino se haya prescindido de puertas al uso, una carrocería y, en este caso, cinturón de seguridad. No obstante, es importante tener en cuenta que este tipo de cuadriciclos no gozan de la seguridad de un coche, ni tampoco están sujetos a los estándares de seguridad que se exigen en un coche al uso.

Una opción, a priori más segura, aunque tampoco llega a los estándares de seguridad de un turismo, sería la de cuadriciclos de la categoría L7e, que suelen emplear estructuras de deformación más sofisticadas y, sobre todo, más sistemas de seguridad, como ABS y airbags. Precisamente estos días hablábamos en profundidad del XEV YOYO, un cuadriciclo que ya tiene precio de coche, partiendo de los 14.690 euros incluyendo ayudas del Plan MOVES.

Más imágenes de Opel Rocks:

Más imágenes de Citroën AMI:

Cargando...