El coche conectado de Ford creará un mapa de baches en las carreteras y nos ahorrará sustos y dinero

 |  @davidvillarreal  | 

¿Por qué estamos tan emocionados con el hecho de que cada vez haya más coches conectados? Muy sencillo. Que tu coche pueda “hablar” con otros coches, y con la nube, traerá consigo soluciones tecnológicas realmente novedosas y útiles en el día a día. Tecnologías que están cada vez más cerca del público general. Ford ya ha estrenado una tecnología que, en los modelos Ford Galaxy, Ford Mondeo, y Ford S-MAX, es capaz de detectar baches en la carretera para ajustar las suspensiones en consecuencia. El resultado no puede ser más interesante. Ford trabaja para eliminar virtualmente los baches, de manera que adaptando las suspensiones a las irregularidades del asfalto promete una conducción más cómoda y, sobre todo, segura, ahorrándonos sustos y dinero. Pero ahora también quiere que esa información sirva para crear un inmenso mapa europeo de baches. ¿Y qué utilidad tendrá este mapa?

Ford ya cuenta con sistemas que permiten a sus coches detectar un bache y adaptar las suspensiones para que al pasar sobre él estas sufran menos, y los pasajeros viajen más cómodos

Según las asociaciones automovilistas británicas, cada 17 minutos se recibe una demanda por daños en un automóvil como consecuencia de un bache. Según Ford, en el año 2011 existían 20 millones de baches identificados y denunciados en toda Europa. La crudeza de este invierno y las inclemencias meteorológicas que se esperan hasta la llegada de la primavera, y la densidad del tráfico, especialmente el más pesado, lo único que hace es agravar la peligrosidad de los baches y generar nuevos baches en las carreteras. Hace un tiempo ya publicamos un artículo acerca de 5 averías que están provocan los baches (y cómo evitar que destrocen tu coche).

¿Y qué podemos hacer para evitarlo?

La creación de un inmenso mapa de baches ayudará a que esa información llegue a todos los conductores, y sean alertados de la presencia de un bache, o incluso a las autoridades, para que estas arreglen el firme

Ford ha tenido una gran idea que va más allá de identificar el bache y preparar al automóvil para mitigar las consecuencias de pasar sobre él. En un gran ejemplo de cómo manejar la ingente cantidad de datos que podrá recopilar un coche conectado, Ford pretende que sus coches actúen identificando los baches, para advertir a otros vehículos, y crear un inmenso mapa europeo de baches. Por sorprendente que pueda resultar esta tecnología, lo cierto es que estamos ante un sistema relativamente sencillo, que no necesitaría más componentes que los ya presentes en los sistemas con detección de baches de Ford.

Sin ir más lejos, Ford ya está probando esta tecnología en su centro de investigación e innovación en Aachen, Alemania. La idea es que esa información acerca de la posición de los baches llegue hasta un servidor central, en el que quedará almacenado en el dato, y los conductores que de nuevo se aproximen a ese punto reciban un aviso en el salpicadero, para que sean conscientes de que hay un bache que deberían evitar.

La idea es brillante pero, por desgracia, no resuelve el problema. Quizás el siguiente paso estaría en compartir esa información con las autoridades y que estas se pongan manos a la obra para resolver el problema, y eliminen el bache. De hecho, la tecnología que propone Ford ya nos suena de algo. Hace casi dos años Google ya proponía un sistema similar que abogaba por la creación de un mapa mundial de baches y que facilitaría denunciar ante las autoridades la presencia del bache.

Fuente: Ford
En Diariomotor:

Lee a continuación: Vídeo: ocurrencia brillante del día, meter marcha atrás a 60 km/h para “ver qué ocurre”