ESPACIOS
Cerrar CERRAR
Actualidad

4 MIN

La nueva Ford Transit Courier se presenta en versión 100% eléctrica, pero no abandona la combustión interna

En vuestras pantallas está la nueva Ford E-Transit Courier. Se trata de una nueva generación de la furgoneta pequeña de Ford, que será fabricada en Rumanía para todo el continente europeo. Aunque el protagonismo de la nota de prensa es para la versión E-Transit 100% eléctrica, también se venderá en versiones diésel o gasolina, de menor coste. Las nuevas Ford Transit Courier están construidas sobre la plataforma B2E de Ford, compartida con el Ford Puma – cuya futura versión eléctrica compartirá mecánica con la E-Transit que ahora detallaremos.

En primer lugar, queda patente que la versión eléctrica de la furgoneta es la mas llamativa. Su calandra es de gran tamaño, y las ópticas están unidas por una barra LED. El frontal presenta un carenado notable y las llantas también nos recuerdan a las estrenadas por el Ford Explorer Electric hace unas semanas. Aunque sus dimensiones exteriores no han sido detalladas por Ford, el uso de una nueva plataforma permite cargar objetos de dimensiones superiores: puede cargar objetos de hasta 1.803 mm de longitud – 182 mm más largos que antes.

Su forma es muy cuadriculada, y además de dos puertas traseras, cuenta con una puerta lateral corredera.

Tenemos la posibilidad de ampliar la longitud de la plataforma de carga mediante una portezuela tras el asiento del acompañante, permitiendo cargar bultos de hasta 2,66 metros de longitud. El espacio entre los pasos de rueda traseros aumenta hasta los 1,22 metros y el volumen máximo interno asciende ya a 2,9 metros cúbicos. Son 600 litros más que anteriormente, y gracias a ello puede transportar dos palets europeos en su interior. La capacidad de carga aumenta en 118 kilos hasta los 700 kilos – hasta 845 kilos en las versiones térmicas.

Para mayor practicidad, en la E-Transit, hay un maletero frontal con 44 litros adicionales de almacenamiento. La modernidad de estas furgonetas pequeñas, situadas por debajo de la gama Connect, es también palpable en su puesto de conducción. Su instrumentación es digital y su sistema de infotainment SYNC4 aglutina en una misma pantalla de hasta 12″ funciones como la climatización o el navegador, contando con conexión permanente a internet – también permite el control externo mediante el software de gestión de flotas Ford Pro E-Telematics.

Presumiblemente, Ford lanzará versiones de pasajeros de estas Courier, convirtiéndolas en interesantes mini-monovolúmen[es.

A nivel técnico, la versión eléctrica cuenta con un motor de 136 CV de potencia, y aunque no se ha publicado su autonomía o capacidad de batería, estimamos que estará en el entorno de los 50-60 kWh. Esto debería ser suficiente para unos 350 km de autonomía según el ciclo WLTP. El cargador de a bordo tiene 11 kW de potencia en corriente alterna, y en corriente continua, puede cargarse a una potencia máxima de 100 kW. Esto significa que una recarga del 10% al 80% demore únicamente 35 minutos.

Por su parte, las versiones térmicas estarán disponibles con tres motores diferentes. En gasolina se venderán con motores 1.0 EcoBoost de 100 CV o 125 CV, y seguirá existiendo una opción diésel 1.5 EcoBlue de 100 CV. Todas ellas se venderán con cambio manual, y en opción, la versión de 125 CV podrá tener un cambio PowerShift de doble embrague y siete relaciones. Con una longitud inferior a 4,40 metros, Ford promete un radio de giro de 10,7 metros y una excelente maniobrabilidad urbana.

Ambas versiones estarán a la venta desde este mismo año.

La seguridad activa es otra de las prioridades de Ford, con asistencias avanzadas de serie – como control de crucero adaptativo – presentes en vehículos de segmentos superiores.

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

Sergio Álvarez

Conociendo a Sergio Álvarez ¿Cómo comenzó tu pasión por los coches? ¿Cuál fue el primer coche que te llamó la atención?

Cargando...