No más secretos: este vídeo muestra al detalle cómo funciona el embrague y la caja de cambios de tu coche

 |  @ClaveroD  | 

¿Cómo funciona el embrague y la caja de cambios de un coche? Aunque si eres conductor es muy posible que des por hecho cómo funcionan estos dos mecanismos, posiblemente desconozcas el verdadero funcionamiento que tienen a nivel interno, con centenares de piezas actuando y complejos diseños que tienen un importante objetivo. Para despejar todas las dudas, nada mejor que un vídeo desarrollado en CAD donde podemos ver al detalles cómo funciona el embrague y la caja de cambios de un coche

¿Cómo trabaja el embrague en una caja de cambios manual?

Antes de darle al play hemos de comentar que esta animación por ordenador es posiblemente un vídeo que nos muestra los diseños más sencillos que se emplean en automoción, tanto para el embrague como para la caja de cambios. Aunque el embrague de las transmisiones manuales es por regla general un mecanismo muy simple, es justo admitir que existen diferentes diseños y tipologías para conseguir el mismo resultado y en este vídeo se muestra uno de los más básicos. En el caso de la caja de cambios hablamos de una transmisión manual sincronizada con 5 relaciones más la marcha atrás.

Para entender la importancia del embrague en un coche, hemos de saber que este elemento es el responsable de la conexión entre el motor y todo el conjunto de transmisión. Cualquier mínimo fallo o problema en el embrague provoca que la potencia del propulsor no pueda ser transmitida hasta las ruedas, por ello aunque hablemos de un mecanismo muy sencillo, también hablamos de uno de los más importantes. El conjunto de embrague esta compuesto por el volante de inercia del propulsor, el disco de fricción, el plato de presión, el diafragma y el collarín o maza. Sobre el disco de fricción recae el grueso del esfuerzo del sistema ya que este elemento es el que conecta el primario de la caja de cambios con el volante de inercia, absorbiendo las vibraciones y rozamientos durante la igualación de revoluciones entre cigüeñal y primario de la transmisión.

El acoplamiento permanente del disco de embrague está sujeto al plato de presión y al diafragma, mecanismo que es gobernado por el pedal de embrague del habitáculo a través de un sistema hidráulico o mecánico. Al accionar el pedal de embrague con nuestro pie izquierdo, lo que hacemos realmente es liberar el disco de embrague de su contacto con el volante de inercia (desembragar), cuando retraemos el pie del pedal el diafragma fuerza al disco de embrague a aproximarse al volante de inercia hasta que ambos giran de forma solidaria (embrague).

Hemos de tener en cuenta que el embrague cumple una función de “sacrificio” en la transmisión del vehículo ya que en este sistema es donde recae el mayor esfuerzo, especialmente en conducción agresiva o en escenarios complicados como el arranque en pendiente. Por ello no conviene olvidar nunca que debemos mimar embrague y caja de cambios todo cuanto sea posible para evitar averías, costosas averías.

Lee a continuación: El nuevo Mercedes Clase A se pone a punto sobre la nieve, y lo conoceremos muy pronto (vídeo)

Ver todos los comentarios 0