CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

3 MIN

EL Hispano-Suiza Carmen es un eléctrico "neoretro" inspirado en un pasado elegante y distinguido

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 7 Mar 2019
Hispano Suiza Carmen 2019 P
Hispano Suiza Carmen 2019 P

Hispano-Suiza desapareció hace décadas y décadas, pero en su momento fue una de las marcas de coches más prestigiosas y avanzadas. Era una marca que competía de tú a tú con Duesenberg o Bugatti, entonces las más caras y exclusivas. Su época de gloria concluyó con el inicio de la Segunda Guerra Mundial. Ha habido sucesivos intentos de relanzarla, y en este Salón de Ginebra de 2019 han coincidido dos empresas que afirman ser sus dignas herederas. Ya conocéis el Hispano-Suiza Maguari HS1 GTC, y es momento de conocer al Hispano-Suiza Carmen, de la Hispano-Suiza afincada en Barcelona.

Esta empresa de reciente creación ha desarrollado un monocasco de fibra de carbono, en torno al que han construido un homenaje en clave neoretro a uno de los coches más especiales de la historia de Hispano-Suiza. Este coche es el H6C Dubonnet Xenia, un impresionante coupé de superlujo comisionado por un famoso piloto de la Primera Guerra Mundial, André Dubonnet. Su diseño trata de llevar al siglo XXI las proporciones y soluciones estéticas de aquel coche, y en mi opinión lo hace de forma más exitosa que Bugatti, cuyo "La Voiture Noir" está inspirado en el Type 57 Atlantic, otro icono de preguerra.

Incluso sus llantas son un homenaje al art-decó sobre ruedas que era el Dubonnet Xenia del año 1938.

El Hispano-Suiza Carmen recibe una carrocería de aspecto orgánico, con una calandra con mucha presencia y dos ópticas que parecen gotas de agua. Pero sin duda lo más impresionante es la forma en la que el paso de rueda trasero está carenado y cómo la carrocería fluye hasta la parte trasera del coche. La caída del techo y la forma aerodinámica de la zaga son un claro paralelismo con el Dubonnet de los años treinta. Las ópticas traseras son circulares y están integradas en el hueco disponible entre el difusor de fibra de carbono y el fin de su carrocería. Me recuerda vagamente al McLaren Speedtail.

No hay fotos del interior por el momento, pero sabemos que será un habitáculo tan conectado como absolutamente lujoso. Se sabe que dispondrá de un equipo de infotainment con pantalla de 10,1 pulgadas y un aspecto neoclásico en concordancia con el exterior del coche. No olvidemos que el Hispano-Suiza Carmen es un superdeportivo eléctrico de alto rendimiento. Dos motores eléctricos mueven sus ruedas traseras, generando una potencia combinada de 1.019 CV, permitiéndole acelerar hasta los 100 km/h en menos de tres segundos. Su velocidad punta está limitada a 250 km/h por electrónica.

En el interior de las ópticas traseras está la cigüeña que representa a la marca. Un bonito detalle.

Su batería de iones de litio tiene 80 kWh de capacidad, aunque cuando sea lanzado podría tener una batería de 105 kWh de capacidad. Sobre el papel, debería tener al menos 400 km de autonomía. Hispano-Suiza ya admite pedidos del Carmen, cuyo precio arranca en 1,5 millones de euros. Las primeras entregas tendrán lugar en verano de 2020.

16
FOTOS
VER TODASVER TODAS