CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Hispano Suiza
Modelos | Historia | Noticias
  • Diariomotor
  • Marcas
  • Hispano Suiza

Hispano Suiza

Modelos | Historia | Noticias

Hispano Suiza es una marca española de automóviles de lujo y competición, que fue fundada en Barcelona en 1904. Se trata de la marca de automóviles de lujo que puso a la industria española en el mapa y, hasta la fundación de SEAT, la empresa de automoción más importante de la historia de nuestro país. Durante tres décadas estuvo en el exclusivo grupo de las más prestigiosas y lujosas del mundo, comparándose con Rolls-Royce o Bugatti hasta que, en 1946, dejó de operar. En 2019, Hispano Suiza renació, gracias a una de las familias que fundaron la compañía, con la idea de fabricar 21 unidades del Hispano Suiza Carmen: un gran turismo eléctrico de hiperlujo.

Todos los modelos de la marca Hispano Suiza

    Historia de la marca Hispano Suiza

    Historia de Hispano Suiza

    Al tiempo que en Inglaterra nacía Rolls-Royce, varios industriales catalanes buscaban formar una empresa capaz de fabricar automóviles de calidad internacional. En 1899 se había instalado en Barcelona la primera fábrica española de coches a motor, La Cuadra, en la que comenzó a trabajar el joven ingeniero suizo, Marc Birkigt. Los problemas económicos llevaron a la empresa a la quiebra, e hicieron lo propio poco después con su sucesora, Castro.

    La determinación de Birkigt se alió con aquellos inversores y, en julio de 1904, aprovechando las infraestructuras de dichos proyectos fallidos, fundaron “La Hispano Suiza Fábrica de Automóviles”. El impulso principal fue del empresario metalúrgico Damiá Mateu, el impresor Francesc Seix y el propio Birkigt, mientras que entre los accionistas estaban algunos de los más importantes industriales catalanes, como el empresario textil Tomás Recolons i Lladó, el abogado Martí Trías (dueño de la famosa casa del Parque Güell), el empresario del ferrocarril Rodolfo Juncadella, Romá Batlló i Suñol, copropietario de la fábrica Can Batlló y el comerciante Sixto Quintana y Tuset.

    La historia de Hispano Suiza es un eje de la historia del automóvil en España. Su influencia en la Barcelona industrial de principio de siglo XX hizo posible que aparecieran otros negocios como el de Francisco Abadal, importador de Buick y fundador de su propia marca de coches en 1912, o la posterior instalación de la planta de Ford en la Avenida Icaria. La apertura de su otra fábrica cerca de París en 1911 fue un respaldo para la internacionalización de la industria española del automóvil, mientras que el desarrollo en paralelo de motores de avión contribuyó a los primeros pasos de la aviación a través de la planta creada en Guadalajara.

    Además de coches, Hispano Suiza fabricó autobuses y camiones que formaron parte del paisaje de las carreteras de España durante varias décadas. Estos autobuses facilitaron la creación de muchas rutas de transporte de pasajeros gracias a la fórmula de colaboración con la que la marca vendía sus vehículos a los operadores. Las provincias se llenaron de líneas de autobuses que, delante de su nombre, añadían “Hispano” al estar motorizadas por vehículos de esa marca.

    Los coches más relevantes de Hispano Suiza

    Desde sus primeros pasos el prestigio de Hispano Suiza se construyó a partir de un curioso cóctel compuesto de alta tecnología, competición y apoyo de la monarquía.

    Todo empezó con una acción que hoy llamaríamos “de marketing viral”. En 1905 durante una visita oficial de Alfonso XIII a Sagunto, Francisco Abadal, que conocía el gusto del rey por los coches, esperó a la comitiva y, a bordo de un Hispano Suiza T20, la superó en medio de una empinada cuesta con gran facilidad. El monarca se interesó inmediatamente por aquel coche y enseguida encargó el primero de los varios “Hispano” que tuvo. Además, fue accionista de la empresa, y su nombre se sumó al de uno de sus modelos más importantes: el T45 “Alfonso XIII”.

    Este modelo, que se estrenó en competición en 1910 con victoria en su categoría en la subida al Mont Ventoux, montaba el innovador esquema de motor y caja de cambios en un bloque estrenado en 1904.

    No sólo fue muy apreciado en Europa por su agilidad y rendimiento, sino que también marcó un hito nacional: montar el primer motor de 6 cilindros diseñado y fabricado en nuestro país. Además de deportivos y coches de lujo, Hispano Suiza también fabricó coches más asequibles para el mercado menos pudiente que se desarrolló en la década de 1920. Fueron los Hispano-Suiza 12-15 CV y los Hispano-Suiza 25-30 CV cuya base serviría a su vez para desarrollar los famosos autobuses, camiones y furgonetas.

    El buque insignia de la marca fue el Hispano-Suiza H6 presentado en 1919. Este vehículo, el primero que incorporó de serie el famoso emblema de la cigüeña, estrenaba tecnologías avanzadas como las válvulas de camisa, que reducían drásticamente el ruido del motor, y el servofreno a las 4 ruedas. En aquel momento los coches solían equipar frenos mecánicos y sólo a las ruedas traseras, así que esta tecnología fue tan importante que Rolls-Royce solicitó licencia para emplear la patente en sus Silver Ghost.

    Sobre el Hispano-Suiza H6 e Hispano-Suiza H6C, se realizaron algunas de las unidades más especiales de la historia de la marca. En 1924, el piloto y millonario André Dubonnet compró uno para convertirlo en un ligero dos plazas, y encargó a Nieuport una carrocería que no debía superar los 45 kg. El resultado fue un cuerpo hecho con ligerísimos paneles de madera de tulipero que, lejos de ser tratado con delicadeza, se estrenó corriendo la Targa Florio de ese año y logrando un brillante 6º lugar.

    En 1928 un Hispano-Suiza H6C protagonizó la más curiosa de las muchas carreras de la historia de la marca. El dueño de la marca americana, Frederic E. Moskovics, apostó 25000 $ a que su nuevo Black Hawk podía batir a un Hispano Suiza en una carrera de larga distancia. La competición, una prueba de 24 horas en el óvalo de Indianápolis, no tuvo historia: el coche español fue más regular e hizo las vueltas más rápidas mientras que el estadounidense, más lento, sufrió fallos mecánicos hasta que se retiró con 1000 km de desventaja tras 19 horas.

    El Hispano-Suiza H6 cimentó una reputación que atrajo a personas relevantes de todo el mundo hacia los coches de la marca, desde jefes de estado como Azaña o De Gaulle hasta artistas como Pablo Picasso e incluso pilotos como Woolf Barnato, quien batió varios récord de velocidad para la marca en Brooklands en 1924.

    El último modelo de gran producción de la marca fue el Hispano-Suiza K6, presentado en 1934 y del que apenas se fabricaron 200 unidades antes de que estallase la Guerra Civil.

    El declive de Hispano Suiza en 1936

    La Guerra Civil fue el inicio del declive de Hispano Suiza, tras un cese temporal de la fabricación en 1936, con la colectivización de la fábrica al inicio del conflicto.

    La compleja situación que se encontraron los fundadores tras la contienda, llevó a la marca española a su agonía final. En 1939, tras el fin de la Guerra Civil, Hispano Suiza disponía de capital reducido. Además, a la pobreza en la que la España de posguerra se encontraba sumergida, se sumó el deteriorado estado de la fábrica de Guadalajara, prácticamente derruida. Mateu y Birkigt intentaron reflotar la compañía reanudando la producción de los turismos Hispano-Suiza T49 e Hispano-Suiza T60.

    A la ya delicada situación nacional se unió, desde 1939, el inicio de la Segunda Guerra Mundial, periodo durante el cual las ventas en el extranjero fueron prácticamente anecdóticas.

    La política autárquica instaurada por el régimen del General Franco provocó que las ventas dentro de España se redujesen notablemente. Las normas impuestas entonces por el Instituto Nacional de Industria (INI) asfixiaron a las compañías privadas y la fábrica de Barcelona acabó en manos del estado, donde la Empresa Nacional de Autocamiones, ENASA, fabricó, desde 1947, su marca “Pegaso”.

    Hispano Suiza cesó su actividad como fabricante de automóviles en 1945 y sobrevivió en manos de la familia Mateu durante décadas hasta que, tras varios intentos, ha renacido en 2019.

    La división francesa

    Debido a las huelgas por la mejora de las condiciones de trabajo que tuvieron lugar en Barcelona en 1910, Hispano Suiza decidió abrir una fábrica en Francia para garantizar continuidad a la fabricación de sus coches. Desde 1911 se fabricaron en los alrededores de París aproximadamente los mismos modelos que en Barcelona, así como motores de avión hasta que, en 1923, ambas divisiones se separaron dando lugar a dos empresas diferentes.

    La francesa, que se había especializado en motores de avión continuó en el negocio aeronáutico tras la Segunda Guerra Mundial como parte del consorcio SNECMA, llegando a participar en el desarrollo de aviones Airbus. En 2005, pasó a formar parte del grupo empresarial Safran.

    2019: La nueva Hispano Suiza

    En las ediciones de 2000, 2001 y 2002 del Salón de Ginebra se presentaron tres prototipos bajo el nombre Hispano Suiza. Fueron el gran turismo HS21, la berlina de lujo K8 y el prototipo de competición HS21 GTS, todos ellos realizados por la empresa catalana Mazel Ingenieros con el acuerdo de la familia Suque Mateu, propietaria de la marca. Esos intentos por rescatar del olvido a la prestigiosa firma española se pueden considerar hoy como los primeros pasos en el camino del renacimiento de la marca.

    Miguel Suqué Mateu, bisnieto de Damiá Mateu, fundador de Hispano Suiza en 1904, es el actual presidente. Desde la década de 1960 las familias Suqué y Mateu han sido propietarias del Grupo Peralada, que integra negocios vinícolas, casinos y, desde 1983, el Festival de Música Castillo de Peralada fundado por la madre del actual presidente, Carmen Mateu.

    Como hace un siglo, el apartado técnico de Hispano Suiza se apoya en otra empresa barcelonesa: QEV Technologies, especializada en la creación de vehículos eléctricos como, entre otros, el monoplaza Mahindra de la Fórmula-E. Por tanto el diseño, desarrollo y producción del coche se hacen completamente en Barcelona, manteniendo así el vínculo centenario con la ciudad.

    En la marca son cautos sobre el futuro, pero parece lógico que si el Hispano Suiza Carmen cumple con las expectativas de vender 19 unidades hasta 2021, los planes sean añadir un segundo modelo a la familia, probablemente una berlina de gran lujo en la más pura tradición de la casa.

    Todas las noticias de Hispano Suiza

    noticia
    28 Nov 2020| José Luis Gómez

    Hispano Suiza Carmen Boulogne: ¿el mejor coche con matrícula que España ha fabricado?

    Muy posiblemente el Hispano Suiza Carmen Boulogne es el mejor coche fabricado y diseñado en nuestro país. Se trata de una serie limitada a cinco unidades del hiperdeportivo eléctrico de corte neoretro que se unen a las otras 14 restantes del Hispano Suiza Carmen, pero con un ligero incremento de potencia, una pequeña dieta de adelgazamiento y una carrocería de fibra de carbono a la vista con detalles en color bronce somo seña de identidad. Todo ello por un precio de 1,65 millones de euros sin impuestos y con un proceso de fabricación artesanal que se extiende a lo largo
    noticia
    31 Jul 2019| Mario Herraiz

    ¡Sorpresa! El Hispano-Suiza Carmen, el coche eléctrico español de 1,5 millones de euros, toma las calles de Barcelona

    Hipano-Suiza representó décadas atrás esa excelencia a la que muy pocas marcas de coches han logrado legar, lujo al más alto nivel y avances técnicos vanguardistas que, por desgracia, terminaron al arrancar la II Guerra Mundial. Ahora Hispano-Suiza ha vuelto y con motivo del pasado Salón de Ginebra pudimos ver este regreso materializado en el Hispano Suiza Carmen, un coche de diseño neo retro, con una mecánica eléctrica, que ahora se ha dejado ver para nuestro deleite por las calles de Barcelona. Tras su debut en el Salón de Ginebra el Hispano-Suiza Carmen se deja ver ahora en Barcelona
    noticia
    16 May 2019| Luis Ortego
    Luis Ortego | 16 May 2019

    El Salón del centenario: de Hispano Suiza a la exposición conmemorativa

    El Salón del Automóvil de Barcelona celebra en 2019 su centenario en medio de un periodo en el que el propio Salón y todo el sector del automóvil buscan su identidad. Pero hablando de coches 100 años de historia es un valioso capital simbólico que se resume en un dato: cuando en 1919 se celebró la primera edición sólo existían 10 de las 33 marcas presentes este año, y de ellas sólo Fiat, Ford, Renault y Skoda eran más antiguas de lo que es hoy Tesla. Diariomotor visitó un evento sin apenas novedades pero con muchos relatos interesantes del pasado,
    noticia
    7 Mar 2019| Sergio Álvarez

    EL Hispano-Suiza Carmen es un eléctrico "neoretro" inspirado en un pasado elegante y distinguido

    Hispano-Suiza desapareció hace décadas y décadas, pero en su momento fue una de las marcas de coches más prestigiosas y avanzadas. Era una marca que competía de tú a tú con Duesenberg o Bugatti, entonces las más caras y exclusivas. Su época de gloria concluyó con el inicio de la Segunda Guerra Mundial. Ha habido sucesivos intentos de relanzarla, y en este Salón de Ginebra de 2019 han coincidido dos empresas que afirman ser sus dignas herederas. Ya conocéis el Hispano-Suiza Maguari HS1 GTC, y es momento de conocer al Hispano-Suiza Carmen, de la Hispano-Suiza afincada en Barcelona.
    noticia
    24 Feb 2019| Sergio Álvarez

    Maguari HS1 GTC: la otra Hispano-Suiza presenta un carísimo superdeportivo de 1.070 CV

    Hispano-Suiza fue una legendaria marca española de automóviles, una marca que sería justo equiparar con una institución como Rolls-Royce, gracias a la calidad y relevancia histórica de sus máquinas de preguerra. Sus restos fueron vendidos a ENASA tras la Guerra Civil, y desde entonces, desapareció en el olvido. Los intentos de rescatarla han sido hasta ahora infructuosos. Y sin embargo, en 2019 existen dos Hispano-Suiza que afirman ser las dignas herederas del legendario constructor. Una de ellas va a presentar en el Salón de Ginebra un coche eléctrico, la otra, un superdeportivo tan caro como el Bugatti Chiron. La
    noticia
    8 Feb 2019| David Clavero

    Primera imagen de Carmen: el coche eléctrico con el que regresa Hispano Suiza

    De entre las muchas novedades que veremos en el próximo salón del automóvil de Ginebra, una de las más interesantes será el regreso de Hispano Suiza a través de un nuevo proyecto en forma de coche eléctrico de altas prestaciones. La mítica marca española promete un regreso por todo lo alto con su nuevo modelo, el Hispano Suiza Carmen, un coche del que hoy ya podemos adelantarte los primeros detalles gracias a las primeras imágenes que han salido a la luz. Diseño retro, propulsión eléctrica y mucho lujo, las claves del Hispano Suiza Carmen Hispano Suiza dice estar lista

    31 Oct 2018 | Mario Herraiz

    noticia

    Vuelve Hispano Suiza y nos presentará un coche nuevo en el Salón de Ginebra 2019

    Hispano-Suiza, la legendaria marca española de coches, que alcanzó su esplendor en los años 20 y 30 del siglo pasado, vuelve y lo hace con una interesante promesa, la de presentarnos un nuevo coche en el próximo Salón de Ginebra, en marzo del próximo año, del que ya tenemos dos primeras imágenes que sugieren la silueta de un coche muy tentador. ¿Estaremos ante uno de esos proyecto que desgraciadamente sólo se quedan en promesas? Esperamos sinceramente que no... El nuevo coche de Hispano-Suiza será un deportivo eléctrico Grup Peralada nos presentará en el ...

    Mario Herraiz | 31 Oct 2018

    post
    15 Jun 2011| Sergio Álvarez

    El primer Skoda de la historia era un Hispano-Suiza

    Hoy os traemos una pequeña curiosidad histórica que tiene mucho que ver con la automoción española y la fase pre-soviética de Skoda, en la que sus vehículos aún no estaban sujetos al control del Pacto de Varsovia. En primer lugar, hablemos un poco sobre el nacimiento de Skoda. Todo comenzaba en 1895 bajo el nombre de Laurin & Klement, una fábrica de bicicletas establecida en la ciudad checa de Mladá Boleslav. Tras la producción de motocicletas, en 1905 lanzaban el Voiturette A, su primer automóvil. El negocio marchaba viento en popa, vendiéndose toda la producción a importantes personajes