Modelos de la marca SEAT

SEAT es una marca de coches generalista con origen y base en España y fundada en 1950. Sus siglas significan “Sociedad Española de Automóviles de Turismo” y su sede principal está ubicada en Martorell, Barcelona. SEAT comenzó su actividad con un acuerdo entre el Estado Español, en aquel momento una dictadura, y la italiana FIAT, aportando el capital el propio gobierno y 5 bancos nacionales.

¿A qué grupo pertenece SEAT?

SEAT pertenece en la actualidad al grupo Volkswagen (Volkswagen Aktiengesellschaft, que significa Volkswagen Sociedad Anónima y puede abreviarse como Volkswagen AG) que incluye además de SEAT las marcas Volkswagen, Audi, Skoda, Bugatti, Lamborghini, Bentley, Porsche y otras marcas de camiones y motos.

El grupo Volkswagen es uno de los mayores del mundo y aprovecha sus sinergias para compartir tecnología y plantas de producción entre sus diferentes gamas.

Historia de SEAT

SEAT fue creada por iniciativa del gobierno español, en coherencia con la política autárquica instaurada por el régimen fascista del General Franco, con el objeto de motorizar el país, que en ese momento contaba con un promedio de 3,1 coches por cada mil habitantes. El 9 de mayo de 1950 se firma ante notario la creación de la sociedad en la que el capital era aportado por el INI y 5 bancos nacionales y la tecnología por Fiat.

La primera fábrica se construyó en la Zona Franca de Barcelona, junto al puerto de la ciudad y con excelentes comunicaciones.

El primer modelo de SEAT es el SEAT 1400, lanzado en 1953 y pensado para dar servicio a los altos cargos del gobierno nacional. Es una berlina cuyo nombre viene derivado de su cilindrada, como ocurriría con otros modelos de SEAT en los años sucesivos.

En 1957 llegaría el SEAT 600, también conocido como “Seíta”, dispuesto, esta vez sí, a motorizar al español medio y movilizar el país. Con un precio de 65.000 pesetas, sigue siendo un coche bastante caro si tenemos en cuenta lo básico de su tecnología, de nuevo proporcionada por Fiat.

SEAT continuó fabricando sucesivos modelos de Fiat bajo licencia de la marca italiana, como el SEAT 850 que, producido a partir de 1966, representa una versión mejorada del 600 en la que la cilindrada ascendía a 850 cm3 y la potencia a 42 cv, combinados con una mayor amplitud interior.

En 1972 llegaría el SEAT 127, otro de los hitos de SEAT y su primer utilitario con motor delantero, que hasta entonces había estado reservado a las berlinas de lujo como el SEAT 1400 y el SEAT 1500 que le sucedería.

El centro técnico de Martorell, en el que ingenieros propios de SEAT tienen por primera vez la oportunidad de desarrollar sus propios diseños, fue inaugurado en 1973 y su primer fruto fue el SEAT 1200 Sport, más conocido como Bocanegra, lanzado en 1975. Era un coupé de dos puertas con el frontal totalmente negro, de ahí su sobrenombre.

El siguiente momento histórico de SEAT es la desvinculación parcial de Fiat y el inicio de su andadura como marca semi-independiente. La transición que mejor representa este cambio fue el rediseño del SEAT Ritmo (un modelo 100% Fiat) para convertirse en el SEAT Ronda, en el que se habían retocado diferentes paneles de su carrocería y se había rediseñado el interior para poder seguir fabricándolo según el nuevo acuerdo con Fiat.

Precisamente este primer modelo “semi-independiente” fue objeto de un famoso litigio en el que SEAT presentó como prueba ante el juez un SEAT Ronda en el que se habían coloreado de amarillo todos los paneles que habían sido modificados, para demostrar precisamente que el coche ya no respondía al diseño original de Fiat, de acuerdo con el nuevo acuerdo firmado por la marca italiana que exigía un rediseño profundo de sus modelos para continuar fabricándose con marca SEAT.

Del mismo modo que el SEAT Ritmo pasó a ser el SEAT Ronda, el Seat Panda se convirtió en Marbella, el SEAT Trans se convirtió en Terra y el SEAT 127 en SEAT Fura (puedes consultar aquí nuestro especial sobre el SEAT Fura Crono). De este modo, toda la gama SEAT recibió un profundo “restyling” y cambio de nombre para permitir su continuidad con las nuevas normas que exigía Fiat para ceder su tecnología.

Toda la gama SEAT tuvo que sufrir un profundo rediseño y cambiar sus nombres, para separarse de los originales de Fiat

Precisamente fue el SEAT Ronda el primero en llevar el nombre de una localidad española, una tradición que seguirían los SEAT Ibiza, Marbella, Málaga, Toledo… y todos los demás modelos hasta nuestros días, salvo pocas excepciones como el SEAT Mii.

En 1982, SEAT firma diferentes acuerdos de cooperación industrial y comercial con Volkswagen, justo cuando la desvinculación total de Fiat era prácticamente inevitable.

Podemos considerar el SEAT Ibiza de 1984 como el auténtico artífice de la independencia total de Fiat y el primer coche de gran recorrido íntegramente diseñado y construido por la marca española, y por tanto como el principio de una nueva era. Las sucesivas generaciones llegan hasta nuestros días y lo convierten en el modelo de mayor éxito de la marca en toda su historia.

En junio 1986 Volkswagen compra el 51% de las acciones de SEAT y antes de final de año su participación alcanza el 75%. SEAT entra a formar parte del grupo alemán Volkswagen, lo que abre la puerta a una nueva era de cooperación y transferencia tecnológica con un grupo que, poco después, se convertiría en uno de los gigantes de la automoción mundial.

El acuerdo con Volkswagen, permite a SEAT compartir mecánicas, software y plataformas hasta el día de hoy. Actualmente los ingenieros de SEAT disponen de la última tecnología existente tanto en mecánicas como en estructuras y materiales para concebir sus nuevos modelos, lo que ha dado lugar a sucesivos éxitos comerciales en prácticamente toda su gama.

En 1993, SEAT traslada su fábrica a Martorell, donde permanece hoy día como sede principal

Modelos clásicos de SEAT

La marca SEAT se caracteriza por la producción muy prolongada en el tiempo de sus modelos emblemáticos. En parte por este hecho, en parte por la juventud de la marca y en parte por la falta de originalidad de sus productos hasta los años 80, la colección de auténticos clásicos en el catálogo de SEAT es más bien escasa.

SEAT 1400 (1953): El SEAT 1400 fue el primer coche fabricado por SEAT y comenzó su andadura en 1953. Se trata de una berlina diseñada por Fiat, que en un primer momento lo fabrica y envía todas las piezas a España para su ensamblaje en la línea de producción de Barcelona, bajo el emblema de SEAT pero con licencia FIAT.

El 1400 equipa un motor de 1.395 cm3 con 44 cv de potencia máxima, caja de 4 velocidades y propulsión trasera, alcanzando una velocidad máxima de 125 km/h. Tiene una longitud de 4.240 mm y dispone de 6 plazas, gracias a su palanca de cambios montada en la columna de dirección y su asiento corrido delantero y trasero.

El primer SEAT, el 1400, es un vehículo de lujo de escasa demanda. Permitió a las fábricas arrancar suavemente su cadencia de producción hasta la llegada del 600

El SEAT 1400 cesa su producción en 1964 y la mayoría acabaron como coches de representación en el gobierno, coches de familias adineradas o taxis, ya que su precio era astronómico para la época. Se trata de un vehículo de lujo.

Puedes ver aquí todos los detalles sobre el SEAT 1400

SEAT 600 (1957): el SEAT 600 es el clásico entre los clásicos de SEAT. Es un utilitario de 4 plazas cuyo nombre deriva de su motor de 633 cm3 y 21,5 cv de potencia máxima refrigerado por aire, que le permite alcanzar una velocidad punta de 95 km/h. Con una longitud de 3.285 mm, es un coche realmente pequeño. Un peso de 585 kg redunda en la idea de que se trata de un “600”.

El 600 se fabricó durante 15 años, hasta el 3 de agosto de 1973, alcanzando la cifra de 794.406 unidades fabricadas.

SEAT 1200 Sport, “Bocanegra” (1975): el SEAT 1200 Sport tiene como particularidad el ser el primero diseñado y construido por la marca española aprovechando su nuevo centro técnico en Martorell. Esto ha dado lugar a una versión especial del SEAT Ibiza, caracterizada precisamente por un frontal en el que predomina el negro.

El SEAT 1200 Sport contaba con un motor de 1.200 cm3 y 67 cv procedente de un SEAT 124, acoplado al chasis de un SEAT 127 y recubierto con una carrocería proveniente de un diseño desechado por la alemana NSU para un pequeño deportivo con motor trasero, de ahí las branquias posteriores no funcionales. Era un engendro, posiblemente un desastre mecánico e ingenieril de escasa potencia, pero fue el primer SEAT más o menos hecho por SEAT.

SEAT Panda (1980): el SEAT Panda, copia exacta del Fiat Panda italiano, es uno de los grandes clásicos de la historia del automóvil mundial. Aunque el mérito es de Fiat (y de su diseñador, Giugiario) y SEAT se limitó a ensamblarlo en sus plantas de producción, entendemos que puede considerarse también un clásico de la marca española.

El Panda es un utilitario durísimo, diseñado para la vida en el campo. Sus puntos fuertes son su estética amigable, su simplicidad extrema, su resistencia al maltrato y su capacidad para circular por caminos sin asfaltar, una virtud muy valorada en la década de los 80, cuando la población italiana (y española) se encontraba diseminada por innumerables pueblos pequeños y las ciudades todavía no habían ejercido su atracción gravitatoria sobre la población como hoy en día.

Podéis consultar en este enlace la historia del Fiat Panda I, contada al hilo de nuestra aventura en el Panda Raid.

SEAT Ibiza (1984): diseñado por Giorgio Giugiaro, autor de maravillas como el Volkswagen Golf I o el Fiat Panda, el SEAT Ibiza marcó un antes y un después en la historia de SEAT y supuso el salto a la era moderna del diseño.

Se dice que el diseño del Ibiza fue un descarte de Volkswagen para su Golf II

Fabricado entre 1984 y 1993, el SEAT Ibiza I fue un éxito rotundo en ventas, a pesar de su lamentable calidad de acabados, materiales y ajustes. Se dice que el diseño del Ibiza fue un descarte de Volkswagen que inicialmente pretendía convertirse en el Golf II y que finalmente fue cedido a SEAT.

El Ibiza fue el primer coche desarrollado íntegramente por SEAT, ya que el 1200 Sport era más bien un puzzle de elementos heterogéneos reensamblados para formar un coche nuevo. Derivado del Ibiza I, al que se añadía un generoso maletero, nació el SEAT Málaga cuyas calidades eran igual de pobres. El Málaga fue silenciosamente asesinado por la marca con la llegada del Ibiza II, un producto “mucho más Volkswagen” del que se derivaría el Córdoba.

Puedes ver aquí un repaso a la historia completa del SEAT Ibiza. También puedes ver en este enlace, todos los detalles de su versión más deportiva, el Ibiza SXI con motor Porsche y 100 cv de potencia, que podría considerarse el antecesor de los Ibiza Cupra y FR.

¿Qué significa el logo de SEAT?

Como ya hemos comentado, el nombre de SEAT significa “Sociedad Española de Automóviles de Turismo”. Aunque en principio el logotipo incluía las 4 letras, finalmente el logo se ha quedado en la inicial, una letra “S” con el tramo intermedio rayado.

En un primer momento, el logo de SEAT era un logo de FIAT, tal cual, pero cambiando las dos primeras letras. Más adelante ha sufrido numerosos cambios hasta convertirse en la actual “S”, que no tiene otro significado que la inicial del nombre.

SEAT en competición

El palmarés de SEAT en competición no es especialmente extenso. Es en 1985 cuando SEAT se decide a entrar en el mundo de la competición con la creación de la división SEAT Sport: un equipo de ingenieros, mecánicos y pilotos reunidos para llevar diferentes modelos de SEAT a competir en diferentes categorías.

En 2008, el SEAT León TDI se proclamaba campeón del WTCC. En 2009 se repitió la hazaña con el mismo vehículo

Además de participaciones en rallies desde mucho antes de la creación de SEAT Sport, y de la utilización de sus coches por parte de equipos privados en innumerables ocasiones, el punto culminante de la carrera deportiva de SEAT se produjo cuando en 2008, el SEAT León TDI se proclamaba campeón del WTCC (Campeonato del Mundo de Turismos) con un coche diésel. Se trata de una versión del SEAT León FR TDI potenciada hasta los 280 cv.

En 2009, el mismo coche repitió título en la misma categoría, proclamándose bicampeón del mundo.

Publicidad de SEAT: eslóganes y anuncios (vídeos)

Como anuncio de televisión emblemático de la marca SEAT podemos rescatar el spot que lanzó la marca para celebrar los 30 años del SEAT Ibiza, recorriendo en un simpático anuncio de apenas 30 segundos la estética de esas 3 décadas siguiendo en paralelo la vida de dos amigos que siempre conducen un Ibiza.

Otro anuncio de televisión que puede resultar curioso para los más nostálgicos es el del primer Ibiza, que muchos ochenteros recordarán por su característica música y su inconfundible estética.

Por último, no nos resistimos a compartir este simpático anuncio que muchos recordarán también, dedicado a recalcar las cualidades agrícolas del SEAT Panda, “amigo para todo”:

Fuente: SEAT museo digital