¿Será capaz el Carmen de devolver a la vida a Hispano Suiza? Respondemos, en vídeo

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 
Hispano Suiza Carmen 2019 7

En este artículo os vamos a hablar del nuevo Hispano Suiza Carmen, un exclusivo y carísimo superdeportivo eléctrico de más de 1.000 CV, fabricado en España. Tras décadas de ausencia - casi ocho décadas, dicho sea de paso - pretende revitalizar a una marca que en tiempos de preguerra estuvo al nivel de europeas tan prestigiosas como Rolls-Royce o Bugatti. La pregunta es si será capaz de revivir un mito que quizá lleva demasiado tiempo en hibernación. En este artículo, que acompañamos de un análisis en vídeo, trataremos de despejar esta duda.

¿Cuál es el origen del nuevo Hispano Suiza Carmen?

Hispano-Suiza fue fundada en 1904 en Barcelona, con capital español y suizo. Hasta el estallido de la Guerra Civil española fue considerada la Rolls-Royce del sur de Europa. Producía coches carísimos, potentes y muy exclusivos, y entre sus clientes estaban la realeza europea y la alta burguesía. Tras la guerra, sus activos fueron nacionalizados y acabaron siendo el germen de los míticos camiones Pegaso. El nombre comercial de la marca ha sido desde entonces rescatado por dos empresas.

QEV Technologies constuirá los Carmen. Además, diseña coches de carreras y ha fabricado coches como los Tramontana, exclusivos y de tirada muy escasa.

Por un lado, existe una Hispano Suiza austriaca - Hispano Suiza Automobil Manufaktur AG - que ha presentado un superdeportivo de motor central y 10 cilindros: se llama Maguari HS1 GTC y tiene un motor biturbo de 1.085 CV, posiblemente de origen Audi. En este artículo os hemos contado todo lo que sabemos sobre el Maguari. Por otra parte, tenemos a Hispano Suiza Cars, fundada por los bisnietos de Damián Mateu, uno de los fundadores originales de la marca. El Carmen es el proyecto de la Hispano-Suiza española, que ha decidido encargar a la catalana QEV Technologies el desarrollo y producción del coche.

Un diseño de inspiración art-decó

Su diseño está inspirado en el espectacular Hispano Suiza H6B Dubonnet Xenia del año 1938, una escultura art-decó con ruedas, encargada por un famoso piloto y aristócrata de la Primera Guerra Mundial - el André Dubonnet. El diseño del Carmen le rinde homenaje, con líneas suaves de aspecto neoclásico y una carrocería que imita el metal desnudo. Su carrocería está construida en fibra de carbono y solo pesa 64 kilos. Su paso de rueda trasero está carenado, y su zaga resulta especialmente sugerente, con un precioso difusor y ópticas redondas. Personalmente, encuentro muy interesante el diseño de sus llantas, imitando tapacubos clásicos.

Se le presupone un nivel de calidad de materiales fuera de toda cuestión.

Hispano Suiza Carmen Dsc 0034

En su interior se mezclan la madera, el cuero y el aluminio. La instrumentación es una tablet flotante, y en la consola central se ubica una pantalla de control táctil de 10,1 pulgadas, con una ergonomía a priori mejorable a causa del ángulo en que va montada, excesivamente plano. No tenemos detalles acerca de su sistema de infotainment, más allá de la obligada compatibilidad Apple CarPlay/Android Auto. El Carmen es un biplaza estricto y sus posibilidades de configuración deberían ser tan amplias como la cartera del comprador lo permita. A nivel tecnológico no parece un coche tan puntero y avanzado como lo puede ser un Bugatti Chiron.

Un eléctrico potente, no revolucionario

El Carmen es un coche eléctrico de altas prestaciones, construido en torno a un chasis monocasco de fibra de carbono. Es una construcción similar a la de coches como el McLaren Speedtail, común en superdeportivos. Bajo el habitáculo, en forma de T, tiene una batería de iones de litio y 80 kWh de capacidad. En el eje trasero se montan dos motores eléctricos de 375 kW, que dan como resultado una potencia total de 1.019 CV. Sobre el papel, hará el 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos, y tendrá una autonomía superior a los 400 km según el ciclo NEDC. Curiosamente, es un coche de propulsión, no de tracción total, algo recomendable - pero no imprescindible - en vehículos de tanta potencia.

Hispano Suiza Carmen Boulogne 10

Aun siendo coches extremadamente rápidos, su planteamiento no es ni mucho menos tan radical o deportivo como el de, por ejemplo, un Koenigsegg Jesko.

Hispano-Suiza también ha presentado el Carmen Boulogne, una versión más potente y más deportiva del Carmen, con 1.116 CV de potencia y un 0 a 100 km/h de solo 2,6 segundos - su autonomía es idéntica al Carmen estándar y sigue sin estar expresada bajo homologación WLTP. El Boulogne carece de paso de rueda trasero carenado y la fibra de carbono de su carrocería está expuesta. Además, ha solucionado el problema del ángulo de la pantalla central del sistema de infotainment. Ambas versiones se pueden recargar a potencias de hasta 80 kW y ambas son coches ligeros, con pesos respectivos de 1.690 kilos y 1.630 kilos.

Rivales y precio del Hispano Suiza Carmen

Los Carmen son super GT, coches muy rápidos y exclusivos, pero ni mucho menos son tan deportivos como un simple Porsche 911 GT3. Están diseñados para ser eficaces en un tramo de curvas, pero también en viajes de larga distancia. Su construcción artesanal y su exclusividad llevan su precio hasta el millón y medio de euros, 1,8 millones tras aplicarle impuestos y 2 millones si hablamos del Boulogne. Entre sus rivales se cuentan coches tipo “boutique” de bajo volumen y elevadísimo precio, producidos por marcas como Bugatti o Koenigsegg, además de otros fabricantes de muy poco volumen. Es un nicho dentro de un nicho de mercado.

Hispano Suiza Carmen Boulogne 12

El mayor escollo del Carmen es alcanzar a un público que puede desconocer el legado de Hispano Suiza y prefiere un superdeportivo más agresivo.

¿Es el Hispano Suiza Carmen un coche a la altura de un Bugatti Chiron o un Koenigsegg Gemera en cuanto a tecnología y prestaciones? Su motorización eléctrica es más sencilla, y desde luego, no es un coche disruptor a nivel técnico: es un coche eléctrico potente. No podemos juzgar su calidad y sus sensaciones desde detrás de una pantalla, así que tendremos que esperar al día en que lo podamos probar. Su mayor reto no será convencernos a nivel dinámico o cualitativo, si no conquistar a un público que puede no conocer la importancia y tradición de una marca como Hispano-Suiza.

Además, tienen el reto de llevar a buen puerto su producción, limitada en principio a 19 unidades.

Lee a continuación: ¡Sorpresa! El Hispano-Suiza Carmen, el coche eléctrico español de 1,5 millones de euros, toma las calles de Barcelona

Ver todos los comentarios 2
  • Raúl Andreo

    Lo siento mucho pero huele a fracaso desde lejos y espero equivocarme. No tiene ni estética de suoerdeportivo, ni un a base tecnológica superior, ni las calidades...

  • ch460

    Esa trasera no me acaba de convencer... de hecho si hubieran hecho un diseño IDÉNTICO al original creo que el resultado hubiera sido mejor. También echo en falta la tracción a las 4 ruedas.