Nueva Honda CB1000R, todos los detalles: inspiración cafe racer, aires minimalistas, espíritu neo-retro y 143 caballos

 |  @HerraizM  | 

Honda ha renovado a su longeva familia CB con motivo del Salón de la moto de Milán, del EICMA, empezando por una Honda CB1000R donde un estilo neo clásico se une a un propulsor de 143 caballos para llevar a las calles a una gran naked que llega como interpretación de producción de la Honda Neo Sport Cafe. Hora de conocer todos los detalles de la Honda CB1000R.

Una escueta carrocería, un gran protagonismo para su faro redondo

Esta naked de gran cilindrada hace gala de cierto diseño minimalista, con escuetos alardes estéticos más allá del propio hecho de prescindir de gran parte de su “carrocería”, condensando nuestra atención en su rendondo faro, en su depósito, en los mecanizados de su bloque, en esos cuatro colectores que caen por el frente en disciplinado orden y en el subchasis trasero.

Sencillez y músculo. Sólo hay 6 piezas de plástico (el guardabarros es la más grande) y las piezas de cuidado metal tienen un gran protagonismo. Honda menciona abiertamente que se han basado en la tradición de la cultura de las cafe racer para concebir a este nueva Honda CB1000R.

Su motor deriva del cuatro cilindros de la CBR1000RR

Mecánicamente la Honda CB1000R recurre a un bloque de cuatro cilindros, de 998cc, derivado de la Honda CBR1000RR, que entrega 143 caballos a 10.500 rpm y 104 Nm de par a 8.250 rpm, disponibles a golpe de acelerador electrónico con tres modos de conducción para un conjunto que sobre la báscula arroja un total de 212 kg.

La parte ciclo de esta Honda CB1000R se basa en un chasis de acero de espina central acompañado por una dotación de suspensiones Showa, con un freno delantero de anclaje radial y doble disco de 310 mm mordido por pinzas de cuatro pistones y un disco trasero de 256 mm acompañado por una pinza de dos pistones.

Lee a continuación: Vídeo: el robot motociclista de Yamaha no es tan rápido como Valentino Rossi… pero dadle tiempo