CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Motos

3 MIN

¡Aleluya! La DGT legaliza, por fin, los intercom en la moto

Rafael López San Martín | 19 Oct 2021
Intercom Bts2
Intercom Bts2

En agosto ya explicábamos que la DGT estaba muy cerca de legalizar los intercom, es un placer decir que años de lucha llegan a su fin. Ahora la inmensa mayoría de los motoristas españoles podemos estar de enhorabuena y es que esta eterna guerra ha llegado termino gracias a las últimas modificaciones de la Ley sobre Tráfico que ya se ha enviado al Senado.

Es decir, muy pronto será aprobado, se publicará en el BOE y será oficial. Podremos lucir y usar nuestros intercom con total tranquilidad.

Pero esto no quiere decir que podamos usar cualquiera. Esta modificación añade que el intercom que montemos en nuestro casco ha de tener la certificación u homologación Europea.

La primera duda que puede asaltarnos es si nuestro intercom está o no dentro de la legalidad, lo más probable es que sí, pero si queremos estar seguros lo que deberíamos hacer es ver si en la caja o en el propio intercom podemos leer las siglas CE (Conformidad Europea) o E(y un número). En caso de tenerlo, podremos ir tranquilos haciendo uso de nuestro intercomunicador.

Y ¿qué es lo que ha cambiado exactamente? Pues la parte que se ha añadido al texto que ya existía es básicamente la siguiente:

"No se considerará dentro de la prohibición, la utilización de dispositivos inalámbricos certificados u homologados para la utilización en el casco de protección de los conductores de motocicletas y ciclomotores, con fines de comunicación o navegación, siempre que no afecten a la seguridad en la conducción."

La propia DGT ya lo avisó hace unos meses y han cumplido su palabra. Es triste que hayan tardado tanto tiempo en "darse cuenta" de que el intercom es uno de los mejores amigos del motorista siendo una herramienta que intercomunica a un grupo de personas, las cuales con él pueden ayudarse al informar de baches, estado de carretera y otros peligros además de que facilita el seguimiento de un GPS ya que permite que el motorista pueda oír las indicaciones en vez de tener que desviar la mirada de la carretera cada poco tiempo para ver el navegador. Pero más vale tarde que nunca, y ya por fin podemos usarlo con tranquilidad.