CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Economía

5 MIN

Italia alerta del riesgo para los diésel, el AdBlue dobla su precio y comienza a escasear

David Villarreal | @davidvillarreal | 29 Oct 2021
Adblue Diesel Deposito
Adblue Diesel Deposito

"El caso del AdBlue, el aditivo para diésel no se encuentra por ninguna parte", titula la Repubblica, el diario de tirada nacional más importante en Italia, que se hace eco de la preocupación de los transportistas ante el posible desabastecimiento de AdBlue y el alza de los precios. La asociación de transportistas Trasportounito alerta que el sector se dirige hacia una situación de bloqueo y que "el AdBlue desaparece del mercado".

Los principales productores de AdBlue de Europa han iniciado paros de la producción en octubre, por el elevado precio del gas. Si se reduce el suministro y el precio del AdBlue se eleva, existe un problema para los conductores de diésel modernos, que emplean este aditivo, pero sobre todo para los transportistas. Los diésel modernos, y las últimas generaciones de vehículos de transporte pesado, necesitan AdBlue para funcionar.

Si el AdBlue escasea, y hay desabastecimiento, aquellos diésel en los que se agote este aditivo dejarán de funcionar. Pero, de nuevo, la peor parte se la llevaría el sector del transporte. Muchos camiones quedarían fuera de servicio y el transporte por carretera sería posible únicamente empleando los vehículos más antiguos del parque italiano y, por ende, más contaminantes.

La crisis del AdBlue en Italia

El diario la Repubblica alerta, un millón y medio de camiones diésel que emplean AdBlue podrían quedar fuera de servicio, únicamente en Italia. Según Transportounito, las existencias de AdBlue se están agotando en casi todas las regiones italianas, por una reacción en cadena iniciada por el alza de los precios del gas que desde hace meses viene afectando a otros sectores, como a la generación y suministro de energía eléctrica. El elevado precio del gas, con el que se produce amoníaco y, en última instancia, la urea que se disuelve para producir AdBlue, ha llevado a la detención de la producción en algunos de los principales productores de Europa.

En Italia, la producción de AdBlue de Yara se paralizaba en octubre, mientras los transportistas italianos advertían de las primeras compras de este aditivo motivadas por el pánico y de la reducción de los stocks (transportoeuropa.it).

Esta empresa noruega, dedicada a la industria química, y productora de AdBlue, amén de fertilizantes, productos del nitrógeno y el CO2, y material para minería y explosivos civiles, se veía obligada a detener la producción de su planta en la Emilia-Romagna. La fábrica de Yara en Ravenna abastece un 60% de la demanda de AdBlue del mercado italiano. Con lo cual podemos hacernos una idea de la repercusión que ha tenido el cierre temporal de esta planta.

La productora del 60% del AdBlue que demanda el mercado italiano detuvo su producción, los precios se incrementaron, y los transportistas ya hablan de situaciones de desabastecimiento

Según los transportistas italianos, desde que se anunciara la parada de la planta de AdBlue de Yara, el precio del AdBlue se ha duplicado. Pero el mayor riesgo al que se enfrentan millones de transportistas, y conductores de diésel en Italia, pasa por el desabastecimiento.

Italia no ha llegado aún a una situación de bloqueo, en la que no sea posible encontrar AdBlue en las estaciones de servicio, o en los distribuidores habituales. Pero sí hemos de entender la alerta que lanzan los transportistas italianos como una llamada de atención y una oportunidad para buscar la reacción de las autoridades antes de que se llegue a una verdadera situación de desabastecimiento. Eslovaquia, por ejemplo, ya ha asegurado la compra de 500.000 litros de AdBlue y ha conminado a los productores y distribuidores del país a dedicar sus stocks a los transportistas eslovacos.

En cualquier caso, el desabastecimiento de AdBlue es evitable y, según os comentábamos estos días, poco probable. A diferencia de la situación que se está viviendo en otros sectores, como la industria del automóvil, los paros en las plantas químicas europeas que producen AdBlue no se han producido por falta de suministro o transporte, sino por decisión empresarial, por los elevados precios del gas que han encarecido la producción del aditivo.

El desabastecimiento de AdBlue, en estos momentos, es evitable, y poco probable y debería revertirse en el momento en que las plantas que lo producen reanuden su actividad, pero el aumento de precios podría proseguir mientras el precio del gas siga al alza

En España, mientras tanto, no se ha llegado a la situación italiana. Si bien es cierto sí se ha producido la parada en octubre del principal productor de AdBlue del país, con el paro temporal en la planta de Palos de la Frontera de la compañía Fertiberia.

Situación de la crisis del AdBlue

  • En octubre se han producido paros temporales en las principales productoras de AdBlue en Europa, como es el caso de la eslovaca Duslo, o de Yara en Italia. La razón esgrimida por los fabricantes es el elevado coste del gas. Los paros se están aprovechando para llevar a cabo tareas de reforma y mantenimiento.
  • El principal productor de AdBlue en España, Fertiberia, detenía la producción de su planta en Palos de la Frontera en octubre.
  • Asociaciones de transportistas italianas alertan de compras motivadas por el pánico y advierten de que los stocks de AdBlue en el país están menguando (transportoeuropa.it)
  • En Eslovaquia se están asegurando el suministro e iniciando planes para que fabricantes y distribuidores suministren únicamente a transportistas eslovacos (Pravda.sk)
  • El ADAC recomienda rellenar el depósito de AdBlue a conductores de diésel que recorran muchos kilómetros, como medida de precaución.
  • Los transportistas italianos hablan de problemas de abastecimiento de AdBlue y de cómo el precio de este aditivo se ha duplicado en las últimas semanas, alertando de un posible bloqueo del transporte de mercancías (transportounito)