CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Legislación

3 MIN

ITV ambulante, o cómo la DGT podría multar a miles de conductores esta semana

Javier López | @jlopezbryan96 | 13 Oct 2022
Pegatina Itv  02
Pegatina Itv  02

Las ITV pueden ser la peor pesadilla de muchos conductores, quienes las afrontan con el coche en un estado muy justo. Pero también son muchos los que respiran tranquilos al pensar que es un evento que tienen que afrontar una vez al año o cada dos años en función de la antigüedad del coche. Pero eso esta semana cambiará con las ITV ambulantes, o lo que es lo mismo, un despliegue realizado por la DGT mediante el cual controlarán que los vehículos se encuentran en condicione óptimas para circular por la vía pública.

Esto será a través de una campaña de control y vigilancia de automóviles que la Dirección General de Tráfico puso en funcionamiento el lunes pasado, y la cual estará en funcionamiento hasta el próximo día 16. Y durante este periodo se está analizando elementos básicos de los vehículos con los que se cruza la Guardia Civil y que, de no encontrarse en un estado apropiado, podrían aplicar una sanción e incluso inmovilizarlo.

La ITV ambulante, la última artimaña de la DGT para velar por la seguridad en la carretera

Como es lógico, la Guardia Civil cuenta con sistemas de análisis limitados al hacer uso de lo que se conoce como ITV móvil. De esta manera no se podrán determinar fallos demasiado rebuscados en los coches y motos a los que sometan a control, pero sí en componentes esenciales sobre los que es sencillo comprobar su correcto funcionamiento.

Y es que estarán sometidos a este examen luces, pilotos, bombillas, matrícula, neumáticos, peso y parabrisas entre otros. De momento, no se ha confirmado que también se analicen emisiones de CO2 y sonoridad, pero no se descarta dada la facilidad de medirlo. Sea como fuere, el resto de elementos requieren de un estado perfecto para conseguir que la circulación sea segura.

Pero en caso de arriesgarnos a conducir con estos componentes en malas condiciones, nos exponemos no solo a provocar un accidente, sino también a recibir una multa. En este escenario nos enfrentaríamos a una sanción de 200 euros, misma cifra que tendríamos que abonar en caso de ir un paso más lejos y circular sin ITV. Pero la multa más alta que podríamos vernos obligados a pagar sería de 500 euros por desplazarnos con nuestro vehículo después de haber obtenido una ITV desfavorable.

Así, la Dirección General de Tráfico pretende velar por la seguridad de los conductores sometiendo a miles a una ITV ambulante que estará presente en todo el territorio nacional. De esta manera, será hasta el próximo día 16 cuando la Guardia Civil tenga desplegado dicho control por España, y seguramente no sea la última vez que apliquen este sistema.