Si tu ITV está caducada o denegada, la DGT lo sabrá con sus cámaras automáticas (y podrá multarte)

 |  @sergioalvarez88  | 

Ya os hemos hablado de esta medida hace tiempo. La DGT tiene instaladas miles de cámaras por todo el país, aunque no estemos cometiendo infracciones de tráfico, estas cámaras pueden leer perfectamente la matrícula de nuestro coche. En una era en la que toda la información relativa al tráfico está completamente informatizada, las bases de datos de la DGT podrán saber en cuestión de segundos si nuestro coche tiene la ITV caducada o ha sido denegada. ¿Qué puede hacer la DGT con esta información? Además de informarnos, podrían sancionarnos si nuestro perfil es “reincidente”.

La DGT estrecha el cerco ante los vehículos que circulan con la ITV caducada o denegada.

Gregorio Serrano, el director de la DGT, ha adelantado este miércoles que controlarán a aquellos coches que no hayan renovado o tengan denegada la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), mediante los lectores de matrículas instalados en las ciudades de nuestra geografía. ¿Qué ocurrirá si detectan irregularidades en nuestra ITV? En primer lugar, nos informarán de ello mediante una comunicación, en la que tratarán de concienciarnos de los peligros de no tener la ITV pasada a tiempo o denegada. Si somos “reincidentes”, y al cabo de un tiempo prudencial vuelven a detectar irregularidades, nos podrán sancionar.

200 euros por tener la ITV caducada y 500 euros por circular con ella denegada. La DGT ya actualmente controla las ITV mediante los radares, pero podrá usar en campañas de vigilancia las cámaras urbanas para comprobar que todos los vehículos circulen de acuerdo a la normativa. Serrano afirma que esta medida puede entrar en vigor de forma inmediata, acompañada de mensajes de apoyo y concienciación en los carteles informativos de la red viaria española. La DGT afirma que entre 1,5 y 2 millones de vehículos circulan por nuestras carreteras con la ITV caducada o denegada, con el perjuicio para la seguridad vial que ello acarrea.

Quieren a toda costa reducir la mortalidad en carretera, y esta es una de las medidas a este efecto dispuestas.

Concretamente, en el año 2015, el 58,89% de las motocicletas, el 52% de las furgonetas, el 48,81% de los remolques, el 21,2% de los autobuses, el 17,71% de los turismos particulares y el 7,44% de los vehículos comerciales pesados no se sometieron a su inspección a tiempo, o carecen de ella. Cifras altas, especialmente en el sector de comerciales ligeros y motocicletas. Serrano también ha informado que la DGT está elaborando un Plan del Vehículo con estrategias para la renovación del parque automovilístico español, puntualizando que los incentivos fiscales y económicos estarán supeditados a los presupuestos estatales.

Igualmente, también están trabajando en la creación de una base de datos de reparaciones. Una plataforma tecnológica en la que nos talleres puedan incluir información relativa a las reparaciones del vehículo, una especie de “historial médico del coche”. Esta base de datos requerirá de un tratamiento de información específico por parte de los talleres y por ejemplo, permitirá a la DGT saber si los TDI del Grupo Volkswagen afectados han pasado efectivamente su campaña de revisión. Siendo mejor pensados, también se detectarán más fácilmente irregularidades en kilometrajes.

Fuente: Europa Press
En Diariomotor:


Lee a continuación: Además de frenar solo, el nuevo Volvo XC60 intervendrá la dirección para evitar accidentes

Ver todos los comentarios 2
  • Elvis Cabrera Pinilla

    Esto lo llevan haciendo ya tiempo, no es ninguna novedad

  • M.A.

    Me parece mas preocupante que haya un organismo que detecte ( y archive no se sabe donde y sin saber quien y que usos pueda dar a los datos) mis movimientos con el coche; por donde paso todos los dias, adonde voy los sábados, si voy a Malaga o a La Coruña…
    En la “era de la información” estamos también en la era de la “protección de datos”, una ley que existe, pero que es una inmensa “ley del embudo” respecto a particulares y administración. Mejor dicho FRENTE a la administración.