Jeep Treo Concept (2003): cuando Jeep coqueteó con los utilitarios eléctricos

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 
Jeep Treo Concept 16

A finales de los años 90, Daimler adquirió el Grupo Chrysler, en una de las fusiones con resultados más decepcionantes de la historia. Ambos grupos sufrieron problemas de calidad y lanzaron gamas de productos poco exitosas y de dudoso atractivo. No todo fue terrible, también hubo margen para la experimentación y la innovación. De hecho, Jeep fue una de las marcas más prolíficas a nivel de creación de prototipos y alternativas de futuro. Con el Jeep Treo Concept la marca americana incluso llegó a coquetear con el segmento de los utilitarios eléctricos.

Hoy en día el Jeep Treo habría sido un crossover pequeño, diseñado para ocupar el segmento inferior al Jeep Renegade. El Jeep Treo fue presentado en el Tokyo Motor Show del año 2003, y también fue mostrado en el NAIAS de Detroit en enero de 2004. Era un coche pensado con jóvenes, parejas y estudiantes en mente, y exteriormente era realmente diminuto. De hecho, con una longitud de solo 3,24 metros, era un coche más corto que el Willys MB militar con el que nació la marca. Parece claro que Jeep se había inspirado en la filosofía de smart y sus microcoches.

Jeep Treo Concept 8

Todos los sistemas eran drive-by-wire, para evitar complejos y pesados sistemas mecánicos.

El concepto tras el Jeep Treo Concept era bastante radical: era un coche pensado para su uso en ciudad, en cuyo interior cabrían únicamente tres personas, en una configuración 2+1. El habitáculo del coche tenía una forma muy aerodinámica, y a causa de ello, se estrechaba en su parte trasera. Eso sí, esa aerodinámica era incongruente: los enormes espejos retrovisores y unas ruedas que asomaban por fuera de la carrocería contrarrestarían los potenciales beneficios de su curiosa forma. Las luces traseras estaban montadas en dos spoilers traseros.

El diseño del coche era muy curioso, con pasos de rueda de diferente color que la carrocería y la calandra de siete lamas verticales de Jeep como protagonista del frontal, junto a simpáticos faros redondos. Su interior era puramente conceptual, con asientos tipo banco en las plazas delanteras, tapizados en tela para puertas y salpicadero, una sencilla instrumentación y bajo dos tapas en el salpicadero, un botiquín y un juego de herramientas. El Jeep Treo, pese a ser un vehículo ideal para la ciudad, seguía siendo un coche apto para salir del asfalto.

Jeep Treo Concept 10

Jeep Treo Concept 13

La dirección y la instrumentación estaban montadas sobre carriles, y el coche se podía adaptar a volante a la derecha en cuestión de segundos.

Tenía dos motores... eléctricos. Un motor por eje, que bebían electricidad de una pila de combustible de hidrógeno, montada bajo el piso del habitáculo. Su potencia y prestaciones nunca fueron anunciadas, pero el coche solamente pesaba 816 kilos, así que no habría necesitado una gran potencia para moverse con soltura. El sistema de tracción total también le hubiera permitido circular por zonas rotas, incluso zonas realmente complicadas, gracias a excelentes ángulos off-road y el par instantáneo de los motores eléctricos.

Lee a continuación: El 2.0 TDI se hace semihíbrido, y así el Audi Q5 es más barato y tiene etiqueta ECO

Ver todos los comentarios 1