CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Kia

6 MIN

KIA Stinger, todo sobre la nueva berlina deportiva de KIA: propulsión, potente, con un diseño muy deportivo y... ¡puesta a punto en Nürburgring!

Mario Herraiz | @HerraizM | 9 Ene 2017
kis_stinger_DM_2
kis_stinger_DM_2

KIA ha decidido plantarle cara a las berlinas alemanas de tamaño medio y cierto aspecto coupé, al BMW Serie 4 Gran Coupé, al Audi A5 Sportback, con un KIA Stinger dispuesto a convertirse en unas de las estrellas del Salón de Detroit 2017, un modelo de propulsión, de evidente vocación deportiva, con una estética cargada de aditivos deportivos... ha conseguido captar nuestra atención y no podemos tener ya más ganas de probarlo... ¿conseguirá estar a la altura? ¿Ensombrecerá la hegemonía alemana? Por ahora ha llegado el momento de conocer a fondo todas sus características.

El KIA Stinger ha sido diseñado en Frankfurt y testado en Nürburgring:

Albert Biermann, llegado de BMW M, se ha encargado de su puesta a punto

“El coche de producción con las más altas prestaciones en la historia de la marca”. Con esta frase se presenta el nuevo KIA Stinger, una berlina deportiva para cinco ocupantes evolucionada desde el KIA Stinger GT Concept con Peter Schreyer al mando de su diseño y Albert Biermann haciendo lo propio con su puesta a punto, aprovechando así la experiencia de este en BMW M.

17
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Por supuesto no perdemos de vista el hecho de que Nürburgring le haya servido a la marca coreana de gimnasio para dar vida a esta berlina, como tampoco podemos pasar por alto el hecho de que haya sido diseñada por el estudio de diseño europeo de la marca, localizado en Frankfurt.

Grande. El KIA Stinger es grande y la firma coreana blande este argumento sin evitar dar nombres, mencionando al Audi A4, al Infiniti Q50, al BMW Serie 4 Gran Coupé e incluso al Mercedes CLS. Mide 4.830 mm de largo y 1.870 mm de ancho, siendo su distancia entre ejes de 2.906 mm. Sin darnos una cifra exacta, por ahora, se nos promete también un maletero de gran capacidad, “más grande que la mayoría de modelos de su clase”, reza la propia marca.

Estéticamente queda definido por una silueta de ciertas similitudes a la de un coupé, con la presencia de puertas posteriores, cargada de detalles de corte muy deportivo, como las branquias sobre el capó, las romas frontales, la terminación de la zaga con forma de alerón o el difusor posterior.

Sus ópticas también tienen un especial protagonismo, dándole fuerza, dándole anchura, al conjunto en el caso de los faros delanteros y logrando una exclusiva firma lumínica de la mano de unas ópticas traseras que se prolongan sobre los pasos de rueda posteriores.

Digno de mención es también el acento cromado que recorre su línea lateral, desde la zona superior y es que esta berlina tan pronto nos enseña su lado más macarra y deportivo (como ese capó) como hace lo propio con su cara más elegante y sofisticada.

Entre los componentes de su chasis nos encontramos con una suspensión adaptativa, una dirección eléctrica regulable y frenos Brembo, aunque estos últimos sólo estarán disponibles en la versión más deportiva:

El motor V6 estará asociado a unos frenos Brembo

Dinámicamente tendremos que esperar a probarlo para conocerlo a fondo, para ver que se esconde tras este agresivo diseño, pero KIA nos habla ya de una dirección, animada por un motor eléctrico, precisa y que al igual que la suspensión es regulable gracias a un total de cinco modos de conducción disponibles. Esta es la primera vez que KIA recurre a un sistema de control electrónico de la suspensión, bautizado como Dynamic Stability Damping Control.

Apoyando a estas suspensiones, a esta dirección, nos encontramos además con unas llantas de 18 o 19 pulgadas en función de la motorización, siendo sus frenos unos Brembo para la alternativa más potente.

Pero... ¿qué hay bajo su capó?

El KIA Stinger se apellidará GT cuando monte el motor V6 biturbo de 365 caballos

En función del mercado también estará disponible con tracción total

KIA ha presentado a este modelo por ahora con dos propulsores gasolina, encontrándonos con un bloque turbo de cuatro cilindros y 2 litros de cubicaje que desarrolla 255 caballos a 6.200 rpm, con un par de 352 Nm disponible entre las 1.400 y las 4.000 rpm y una mecánica V6 biturbo de 3.3 litros que desarrolla 365 caballos a 6.00 rpm con un par de 510 Nm entre las 1.300 y las 4.500 rpm, un propulsor con el que KIA coqueteará con los 5 segundos en el 0 a 100 km/h.

Para su caja de cambios se recurre a una transmisión automática de 8 velocidades, un convertidor de par que une el motor a un sistema de propulsión que en ciertos mercados será sustituido por un sistema de tracción total. Esta caja de cambios también verá alterada su respuesta en función del modo de conducción seleccionado.

Un interior más clásico dispuesto a convertirse en una gran sala de conciertos: opcionalmente dispone de un sistema de sonido con 15 altavoces

Por supuesto no nos olvidamos ni de su habitáculo ni de la carga tecnológica de este modelo, topándonos con un salpicadero de curvada apariencia en la que destaca la pantalla del sistema multimedia (de 7 pulgadas, táctil) y los tres aireadores centrales, haciendo gala de un aparentemente sofisticado y bien resuelto acabado.

En función del acabado nos encontraremos con un sistema de sonido de 6 altavoces, de 9 altavoces y amplificador o bien un sistema de 15 altavoces, con subwoofers bajo los asientos, firmado por Harman/kardon, con la tecnología Clari-Fi.

Entre la dotación de elementos destinados a la seguridad no faltarán un asistente de colisión frontal con frenado de emergencia autónomo, un control de crucero inteligente, el sistema de mantenimiento en el carril o la alerta por tráfico trasero, un sistema que nos advierte de la proximidad de otro coche cuando realizamos una maniobra de marcha atrás.

Vídeo destacado del Kia Stinger