Minutos musicales: la fantástica "KITT y los coches del pasado" de Ladilla Rusa

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 
Ladilla Rusa Coches Pasado

Diariomotor no es una web de música o entretenimiento, pero en esta ocasión debemos hacer una clarísima excepción. Porque la canción que os presentamos es una perfecta intersección entre los coches del pasado, El Coche Fantástico y esa infravalorada cultura de extrarradio, que se ha perdido a pasos agigantados. "KITT y los coches del pasado" es el último single de Ladilla Rusa, un dúo afincado en Barcelona cuyas canciones son tan pegadizas como descacharrantes. Con esta canción, y sobretodo con su videoclip, han llevado la neocaspa a un nivel difícil de superar: es simplemente maravillosa.

La canción trata sobre Josema, un padre de extrarradio, que podríamos cuadrar temporalmente en la primera parte de los años ochenta. A Josema le han regalado un "coche pepino que se conduce sin las manos", un coche que emite "sonidos cósmicos", que no es otro que KITT, el mítico Coche Fantástico de la serie protagonizada por David Hasselhoff. El coche es la pieza central del tema de Ladilla Rusa, y es una réplica perfecta del Knight Industries Two Thousand de la serie. Pertenece a Michael Miralles, un joven de Sabadell cuya nombre proviene de la devoción de su abuela por la serie estadounidense.

Ladilla Rusa debería editar este single en cassette y venderlo en gasolineras. Como se hizo toda la vida.

Este Coche Fantástico tiene un interior idéntico al de la serie, e incluso cueta con la banda frontal de luces rojas. Ahora bien, en el vídeo de Ladilla Rusa, KITT tiene acento de Badajoz y parece haber sido desarrollado en la pequeña localidad de Calzadilla de los Barros. KITT es un coche inteligente y servicial, capaz de conseguirle a Josema todo tipo de cosas. Como por ejemplo un bote de colonia Brummel, un Farmatint o unas olivas gazpachas. Además, lo ha tuneado con un forro de bolas para los asientos y ambientadores de pino. Suena Junco en su radiocassette. Es deliciosamente cañí.

La canción mezcla la tecnorumba de Camela con el flamenco, y la espolvorea con dubstep y sonidos urbanos. Es deliciosamente fresca, y muchos ya están proclamando que es la canción del verano. Desde Diariomotor no solo os recomendamos verla, sino recrearos en todos los detalles del videoclip, que como se puede ver, está grabado con mucho mimo y mucha atención al detalle. No os perdáis el giro argumental de la última parte de la canción, y los atuendos de Víctor Carles y Tania Lozano, los miembros de Ladilla Rusa. Y si tienes ganas de más nostalgia, echa un ojo a este artículo sobre los accesorios del coche "del abuelo".

Lee a continuación: Prueba del Porsche Cayenne Coupé: estética más deportiva y cuatro plazas (+vídeo)

Ver todos los comentarios 3
  • LS R

    Qué reverando pedazo de mierda.

  • mar

    Buenísimo, me parto el culo de risa.

  • javi

    ¡BRAVO!, me ha encantado, me ha gustado, me he reído y he recordado viejos y buenos tiempos