CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Mecánica

3 MIN

Mito o realidad: ¿corres algún peligro si llenas el depósito al máximo?

Elena Sanz Bartolomé | 26 Abr 2022
Bajar Impuestos Gasolina Diesel  02
Bajar Impuestos Gasolina Diesel  02

Este no es un truco más para estirar el tanque al máximo, es un gesto que todos hemos hecho en más de una ocasión: sobre todo desde que los precios del diésel y la gasolina se han disparado. ¿Quién no ha escuchado el ‘clack’ de la manguera y ha seguido echando combustible hasta que ha asomado por el tubo? ¿Existe algún riesgo por llenar el depósito al máximo o es otro de los mitos del mundo del motor?

El rumor que ha circulado últimamente, como recogen los compañeros de La Vanguardia, apunta a que llenar el depósito al máximo es peligroso porque podemos cubrir la válvula de salida de vapores. Si esto sucede, se enciende el testigo que desvela que hay un problema en el motor y, aunque éste no exista, tendremos que pasar por el taller para que lo comprueben y eliminen la falsa alarma… con el consecuente desembolso económico.

Mito o realidad

¿Ese riesgo es real? No. Los fabricante calculan la capacidad de los tanques de combustible para contener diese o gasolina hasta el tubo de llenado. A esto hay que añadir los sistemas que evitan cualquier situación peligrosa como, por ejemplo, el rebosadero de la boca de carga por donde sale el sobrante. No olvidemos, además, que hay una válvula de seguridad cuya emisión es evitar que se genere una presión excesiva de los gases que se han formado en el interior del depósito (y que podemos oír, a veces, cuando lo abrimos) o el tapón que lo cierra herméticamente.

Eso sí, hay un problema al que sí podríamos enfrentarnos si apuramos al máximo el llenado del depósito: un derrame debido a la excesiva presión de la manguera. No sólo es peligroso (si ocurre tienes que avisar inmediatamente al personal de la estación de servicio) por el líquido en sí, también se traduce en una pequeña pérdida de dinero para ti. El coche, sin embargo, no sufrirá.

Cómo llenar el depósito al máximo

Aprovechamos que estamos hablando de llenar el depósito para daros algunos consejos y que aprovechéis esa operación al máximo sin problema alguno. Si llegáis a la gasolinera con el tanque casi vacío, tendréis que calibrar la velocidad del combustible: al principio podéis exprimir la manguera al máximo para acelerar el proceso, pero cuando estéis cerca del máximo debéis aflojar el ritmo para terminar el repostaje más despacio.

De esta manera no sólo evitas derrames, también que se cree espuma en el tubo que puede impedir el llenado y dar pie a una excesiva evaporación. Este fenómeno se produce cuando el depósito está vacío: a medida que el coche consume carburante y se va quedando hueco, el combustible se evapora. Razón por la que aconsejan no apurar hasta la reserva y pasar por la estación de servicio cuando el vehículo nos informe que el tanque está por debajo de la mitad.