Londres estrena un nuevo peaje de 10 libras para los vehículos contaminantes que quieran acceder a su centro

 |  @sergioalvarez88  | 

Londres fue una de las primeras ciudades del mundo en establecer peajes para acceder a su centro. La conocida “Congestion Charge” – ideada por el ex-alcade Boris Johnson – lleva ya una década en funcionamiento, con el objetivo de reducir tanto los atascos como la contaminación en el centro de la urbe. Sadiq Kahn, el actual alcalde de la ciudad, acaba de anunciar la creación y entrada en funcionamiento de un nuevo peaje, que afectará a los vehículos más contaminantes que quieran acceder al centro de la ciudad. Este peaje no es baladí: 10 libras esterlinas. ¿A qué vehículos afectará y desde cuando lo hará?

Cuando veas las barbas de tu vecino pelar, pon las tuyas a remojar.

Al alcalde de Londres alude a la alta contaminación y a los costes que ello genera. “En nuestra ciudad, los niños crecen con problemas respiratorios”, decía en el comunicado oficial. La nueva T-Charge – abreviatura de Toxicity Charge, cargo por toxicidad en castellano – entrará en vigor el 23 de octubre del presente año, y afectará al menos a 10.000 vehículos a diario. Hasta ahora, la Congestion Charge gravaba a todo vehículo privado que quisiera acceder al centro de Londres con 11,50 libras. Son pagadas mediante un sistema de cámaras, que lee la matrícula y descuenta el importe de una cuenta bancaria asociada.

El funcionamiento de la T-Charge es idéntica, y gravará con 10 libras adicionales a los vehículos que entren al centro de Londres y hayan sido fabricados antes de la entrada en vigor de la normativa anticontaminación Euro 4. Según Londres, afecta a los vehículos fabricados antes del año 2005. Afectará por igual a los vehículos diésel y gasolina, aunque sean los primeros mucho más tóxicos en cuanto a óxidos de nitrógeno emitidos y partículas en suspensión expulsadas a la atmósfera. El importe máximo que un vehículo pagará por acceder al centro de Londres será de unas mareantes 21,50 libras, 25,33 euros al actual tipo de cambio.

Es una medida claramente disuasoria, que pretende fomentar el uso del transporte público, instando a los ciudadanos a dejar el coche en su casa. Por si esta medida fuera poco, el alcalde de Londres tiene una segunda bala en la recámara. Pretende crear una zona de ultra bajas emisiones en 2019, que afectaría a sólo una parte del centro, que estaría de nuevo grabada por un tercer peaje, cuyo importe dependería del nivel de contaminación de su vehículo. Actualmente ya existe una zona de bajas emisiones en el centro de Londres, pero afecta sólo a vehículos comerciales, no a los turismos privados que deseen circular en ella.

Actualmente sólo las motos y los vehículos de minusválidos están exentos del pago de la Congestion Charge, recibiendo híbridos, eléctricos e híbridos enchufables una serie de descuentos en función de su normativa anticontaminación. En España no se ha optado por un procedimiento recaudatorio como este, pero a partir de 2020 los coches más contaminantes tendrán prohibida la entrada al centro de ciudades como Madrid o Barcelona, que sufren constantemente problemas de alta contaminación atmosférica. En París, si tu coche es anterior a 1997, no podrás entrar en la ciudad en horas laborables durante la semana.

Fuente: Autocar
En Diariomotor:



Lee a continuación: ¡Es oficial! El Grupo PSA está negociando con General Motors la adquisición de Opel

  • Gilo

    Viendo los coches que hay por el centro de Londres, no les importará mucho pagar £10.