CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

3 MIN

Los Supercharger de Tesla podrían estar abiertos a otros fabricantes antes de que terminase el año

Daniel Valdivielso | @valdi92 | 30 Jul 2021
Supercharger Tesla Tiempo De Carga
Supercharger Tesla Tiempo De Carga

Si por algo podemos definir a Tesla es por convertirse en un vector de cambio en términos de movilidad, haciendo que el coche eléctrico se visibilizase de manera más que notable. Y es que además de sus coches, Tesla ofrece un valor añadido muy importante para el usuario de este tipo de vehículos: su red propia de supercargadores. Esta red, hasta ahora restringida solo a los Tesla, podrá abrirse a otros fabricantes antes incluso de que termine el año.

No es la primera vez que Elon Musk "fantasea" con la idea de "compartir" la red de supercargadaores de Tesla con otros fabricantes de automóviles, una posibilidad que en las últimas semanas ha cobrado más fuerza que nunca, especialmente tras las últimas declaraciones del CEO de la compañía americana de coches eléctricos, que confirmó que antes de que termine el año la red de Superchargers de la marca estaría disponible para el resto de coches eléctricos del mercado.

Con este movimiento, Tesla ampliará su relevancia y comenzará, además, explotar una nueva rama de negocio que le permitirá rentabilizar -o al menos minimizar pérdidas- de su red de supercargadores propia que, eso sí, siempre aplicará prioridad a los coches eléctricos de su propia marca en caso de que la demanda supere a la oferta.

¿Cómo funcionarán los Supercharger con otros coches eléctricos?

En la actualidad, los conductores de un Tesla sólo tienen que acercarse a un Supercharger para que éste se active y permita iniciar la carga, con potencias que en el caso del Tesla Model 3 pueden alcanzar hasta los 250 kW. Para los usuarios de coches eléctricos de otras marcas, parece que el procedimiento será algo diferente.

Según el propio Elon Musk, el proceso de inicio de carga se llevará a cabo a través de la aplicación de Tesla, en la que habrá que registrarse y, a la vez, registrar una tarjeta de crédito para poder realizar los pagos de las cargas. Desde Tesla trabajan contrarreloj en tener lista la interfaz con la que llevar a cabo las cargas, de forma que el usuario sólo tenga que acercarse a un Supercharger y, a través de la aplicación, activar el punto de carga.

Para Tesla, esta maniobra supone a la vez un reto y una oportunidad, que según Musk se aprovechará para abrir una nueva fuente de ingresos, aunque se priorizarán las cargas de poco tiempo con el fin de dinamizar el proceso de recarga y así permitir que más vehículos puedan hacer uso de estas instalaciones. Se desconoce, eso sí, la potencia máxima de carga que se suministrará.

Por otro lado, según Tesla, el proceso de apertura de los Supercharger comenzará en aquellas instalaciones en las que los puertos de carga cuenten con tomas CCS Combo, es decir, los Supercharger europeos, ya que los cargadores americanos aún utilizan las tomas de tipo 2.