CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Legislación

3 MIN

El Tribunal Supremo contradice a la DGT: las luces V-16 sin geolocalización serán válidas a partir de 2026

Elena Sanz Bartolomé | 8 Nov 2021
Luz V 16 Dgt Techo Sin Comunicador
Luz V 16 Dgt Techo Sin Comunicador

El pasado mes de julio dimos la bienvenida a un nuevo elemento de seguridad vial: la luz V-16. En la hoja de ruta diseñada para esta baliza figuraban dos fechas: 2021, su entrada en vigor, y 2026, momento en el que sustituirá a los triángulos. Hasta ahora, las únicas balizas permitidas a partir de ese momento iban a ser las que incluyesen geoposicionamiento: el Tribunal Supremo ha establecido que serán válidas todas las V-16, con geolocalización y sin ella.

Repasemos, en primer lugar, los hechos. En marzo se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el Real Decreto 159/2021 que regula los servicios de auxilio en la vía pública e incluye la ‘Preseñalización de peligro’ con todo lo relacionado con la luz V-16. Meses después, en julio, entró en vigor para convivir con los triángulos hasta 2026. A partir de ese momento serán el único elemento válido y, de forma obligatoria, tendrán que comunicar “su activación, desactivación y geoposicionamiento al punto de acceso nacional en materia de tráfico y movilidad”.

La medida cautelar del Tribunal Supremo

O lo que es lo mismo: la luz V-16 deberá incorporar la capacidad de comunicarse con la DGT 3.0 para proporcionar información de lo ocurrido y que la nube de Tráfico distribuya esta información al resto de usuarios de la vía, a los servicios de emergencia… Un planteamiento con lagunas para Grupo V16, una agrupación que reúne a varias empresas del mercado español relacionadas con el tema. Tanto es así que pidieron al Tribunal Supremo una medida cautelar con la que defender la validez de las balizas V-16 luminosas sin geoposicionamiento.

En un auto del 24 de junio de 2021, el Tribunal Supremo aprobaba la suspensión de la disposición transitoria primera del Real Decreto 159/2021, que solamente permitía el uso de las balizas V-16 luminosas sin geoposicionamiento “fabricadas con anterioridad a la aprobación de este real decreto”. Por lo tanto, daba luz verde esa medida cautelar y, a partir de 2026, las luces V-16 sin geolocalización seguirán siendo válidas. Esto, además, significa que se podrá seguir fabricando, comercializando y usando las balizas V-16 luminosas no conectadas.

Los argumentos

Este movimiento ha estado basado en cuatro razones, que son las que el citado órgano judicial ha tenido en consideración para conceder la medida cautelar. En primer lugar, Grupo V16 apuntaba que la tecnología necesaria para comunicarse en tiempo real con la DGT 3.0 (el Punto de Acceso Nacional de Información de Tráfico) aún no ha sido desarrollada y la DGT no ha publicado el protocolo de envío de datos.

Al mismo tiempo apuntaban que al no existir, por ahora, las luces V-16 conectadas, las únicas alternativas son los triángulos de emergencia y las balizas sin geolocalización. Algo que, según Grupo V16, puede conseguirse con otros dispositivos instalados en el propio coche o con los teléfonos móviles.

Por último, señalaban que la prohibición de las V-16 sin geoposicionamiento “limita las alternativas para mejorar la seguridad de los conductores en carretera dado que existen dispositivos que, aunque no cuentan con esta conectividad, sí están homologados por la DGT y sirven para dotar de mayor visibilidad al vehículo”.