CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Economía

4 MIN

Hay una parte de tu coche que has olvidado y puede ser la causa de que estés gastando más combustible de lo normal

Elena Sanz Bartolomé | 31 Mar 2022
Maletero Consumo  01
Maletero Consumo  01

Ante la incesante subida de precios de la gasolina y el diésel muchos conductores han aprendido la importancia que tienen sus formas al volante o la presión de los neumáticos en el consumo del vehículo. Sin embargo, hay una parte del coche que se ha convertido en la gran olvidada… a pesar de que juega un papel clave a la hora de estirar el depósito: el maletero.

Las marcas han trabajado especialmente en el peso de sus modelos para lograr reducirlo sin comprometer la seguridad de sus ocupantes. ¿La razón? No sólo mejoran las prestaciones del coche, también sus cifras de consumo y, en consecuencia, su nivel de emisiones: cuanto más ligero sea, menor será el gasto de propulsión. Una labor que juega en contra de aquellos conductores que convierten el maletero en algo parecido al bolso de Mary Poppins o al bolsillo infinito de Doraemon.

Si incrementamos los kilos de nuestro vehículo, gastaremos más porque influye directamente en el consumo: tanto en el caso de los modelos térmicos como en el de los eléctricos cuya autonomía disminuirá con mayor rapidez. Ten en cuenta que todos lo que vas acumulando en ese maletero convertido en un almacén con ruedas va sumando y la mecánica tiene que llevar a cabo un esfuerzo cada vez mayor.

Limpiezas periódicas

Por lo tanto, para recorrer el mismo tramo necesitarás más combustible que si aligeras peso en la parte trasera: la reducción del consumo no será radical, pero sí lo notarás. Créeme. ¿Necesitas las cadenas de nieve para circular por la ciudad? ¿Y las cosas de la playa cuando faltan meses para volver a pisar la arena? ¿De verdad es preciso llevar una caja de herramientas tan grande? ¿Y todos esos juguetes de los que ni los más pequeños de la casa se acuerdan? ¿Vas a practicar tantos deportes como equipación almacenas?

Seamos sinceros: no. Así que realiza una limpieza periódica de tu maletero para llevar, únicamente, lo imprescindible. Hace unos años Chevrolet elaboró un informe en el que desvelaba que con cada cien kilos de carga que llevamos en el coche, el consumo aumenta, aproximadamente, medio litro cada 100 kilómetros. Puedes pensar que no vas a llegar a ese nivel, pero ten en cuenta, por ejemplo, que un carrito de bebé puede alcanzar los 10-15 kilos.

La distribución también influye

Si no te queda más remedio que llevar carga en el maletero, ten en cuenta que su distribución también influye en el consumo: colócalo de forma equilibrada. Para ello sitúa lo más voluminoso y pesado al fondo y en el centro para que el eje principal asuma la mayor parte de la carga. Lo más ligero debería ir alrededor y en la parte exterior, es decir, cerca del portón.

Esto también ayudará a que el comportamiento del coche se vea menos afectado puesto que el exceso de peso aumenta la distancia de frenado, disminuye la estabilidad y el equilibro y si, habitualmente, vas al límite lo acabarás notando en las suspensiones, en el sistema de frenado o en los neumáticos, entre otros.

Las multas por exceso de peso

No olvides, por último, que si excedes la Masa Máxima Autorizada (MMA) del coche te pueden sancionar con ello. Bien es cierto que es algo que se vigila especialmente en furgonetas y vehículos destinados al transporte de mercancías, pero las normas son iguales para todos. La cuantía dependerá del tanto por ciento que te hayas excedido pero las multas oscilan entre los 300 y los 4.000 euros.