Mazda cree que los europeos aún queremos seguir conduciendo diésel y gasolina

 |  @davidvillarreal  | 

En Mazda siguen convencidos de que el motor de combustión interna aún tiene un recorrido muy largo. Lo suficiente para que siga estando en el centro de todos sus proyectos de desarrollo y para que su principal preocupación sea la de crear motores más eficientes, y menos contaminantes, sin descuidar otros proyectos como el iniciado con Toyota para sus nuevos coches eléctricos. Mazda cree que los europeos aún queremos seguir conduciendo diésel y gasolina y que, incluso en igualdad de condiciones, y con un mismo coste de funcionamiento, podemos preferir el motor de combustión interna, al motor eléctrico.

Mazda asegura que los europeos aún confiamos en el diésel y la gasolina

Estas son las conclusiones extraídas de un estudio elaborado junto con Ipsos MORI, en el que se encuestaron 11.008 personas, en once países, durante el pasado mes de septiembre. El estudio Mazda Driver Project habría llegado a conclusiones interesantes que, en cualquier caso, lo único que hacen es reforzar la idea que persigue desde hace años Mazda y justifica aún más su estrategia de productos y desarrollo.

El 58% de los encuestados, por ejemplo, creen que “los motores diésel y gasolina aún tienen mucho margen para la innovación y la mejora”, siendo ese porcentaje incluso superior al 60% en países como España, Alemania o Suecia.

Los clientes europeos son conscientes de que el motor de combustión interna aún tiene mucho recorrido

Imagen del motor rotativo de Mazda, una de las tecnologías más añoradas y deseadas de la marca japonesa.

El diésel y los eléctricos

Insistimos en que este estudio se ha elaborado en septiembre del año pasado. Y eso quiere decir que se elaboró en un momento en el que, día sí, día también, el diésel y los automóviles, en general, han sido atacados desde muchos ámbitos, bajo la amenaza de restricciones en muchas ciudades europeas en las que la contaminación es un problema cada vez más grave.

De este estudio se habría extraído otra afirmación interesante. El 31% de los conductores “desearían que los diésel sigan existiendo”. Una cifra interesante que, no obstante, nos hace preguntarnos por qué el 69% restante no desean que los diésel sigan el mercado.

Si el coste de un eléctrico fuera exactamente el mismo que el de un diésel o un gasolina, un 33% de los conductores seguirían prefiriendo estos últimos.

Imágenes del nuevo Mazda 6, que llegará este año a los concesionarios.

Los conductores y el coche autónomo

Mazda también aprovechó el estudio para hablar de coches autónomos y descubrió que solo un 33% de los encuestados ve con buenos ojos la llegada de coches que no requieran conductor. Mientras un 69% de los conductores espera que las nuevas generaciones, ya no sabemos si decir conductores, o simplemente usuarios, tengan la posibilidad de seguir conduciendo sus coches.

Insistimos que este estudio, y sus conclusiones, refuerzan en su mayoría la estrategia de Mazda y sus planes de futuro. Eso también nos deja con algunas dudas, como saber el contexto de la encuesta, y con exactitud qué preguntas se realizaron. Porque estaréis conmigo en que de ello depende que las respuestas tiendan a dirigirse en uno u otro sentido.

Lee a continuación: El Mazda 6 Wagon también estará en el Salón de Ginebra, estrenando cirugía estética, pero sin motores Skyactiv-X

Ver todos los comentarios 2
  • Chechu Quiroga

    Es absurdo…

  • f2004

    mazda esta llegando tarde a la fiesta