Así consiguieron estos Mercedes 280 E recorrer 30.000 kilómetros entre Londres y Sidney en 1977 (y llegar los primeros)

 |  @davidvillarreal  | 

A finales de los años sesenta, nacía en Reino Unido una maratón cuyo reto para los participantes, más allá de ser rápidos, era el de llegar a su destino y hacerlo superando la complejidad de recorrer decenas de miles de kilómetros para cubrir la distancia que separa la Ópera de Londres, con la Ópera de Sidney. Con 30.000 kilómetros de distancia y la necesidad de cruzar países como Irán, Irak, Pakistán, India y Singapur, os podéis imaginar que la prueba suponía un reto realmente importante para los participantes, pero también para los vehículos implicados en la hazaña. De ahí que Mercedes-Benz apostase en 1977 por apoyar a los seis equipos que decidieron participar con sus Mercedes 280 E (el ancestro de lo que posteriormente se conocería como Mercedes Clase E) que, aún sin ser equipos oficiales, contaron con un equipo de ingenieros y asistencias para conseguir su objetivo. Y tal esfuerzo tuvo su recompensa, en 1977 estos dos Mercedes 280 E consiguieron recorrer los 30.000 kilómetros entre Londres y Sidney y ser los primeros en hacerlo.

Los coches empleados en la hazaña partían del Mercedes 280 E de calle. Mercedes-Benz movilizó ocho departamentos diferentes y a sus talleres en toda la ruta, así como proporcionó asistencia a los participantes – entre los cuales estuvo el propio Jean Todt – con un Unimog que estuvo presente en algunas de las etapas más duras.

Tony Fowkes, integrante del equipo que llegó a Sidney en segunda posición, enumeraba el contenido de su maleta mencionando las medicinas para la malaria, los repelentes de insectos, purificadores de agua y papel higiénico, lo que ya nos debería proporcionar una idea de la dureza de la prueba.

Mercedes-Benz, consciente del atractivo y la exigencia de esta prueba, movilizó a un equipo de ingenieros y ocho departamentos diferentes para preparar los vehículos de los participantes y apoyarles durante la ruta

La preparación de los coches, incluyó llantas de 15 pulgadas con neumáticos adaptados a los terrenos que habrían de enfrentarse. Se reforzaron las suspensiones y se elevó su altura en 35 milímetros. Las defensas se sustituyeron por unas placas metálicas y se conminó a los equipos británicos a participar con vehículos con el volante a la izquierda, para facilitar el suministro de repuestos.

A nivel mecánico, se equipó a estos Mercedes 280 E con la caja de cambios manual de cuatro velocidades del V8 utilizado en el Mercedes Clase S de la época. También se trabajó en la inyección y en componentes del motor para asegurarse un buen funcionamiento con gasolina de bajo octanaje y de calidad cuestionable, la que tendrían que utilizar en algunos de los parajes por los que transcurría la prueba. También se instaló un depósito adicional, para acumular gasolina de alto octanaje y mezclarla con la gasolina local.

La base de estos coches era el Mercedes 280 E de calle, pero se realizaron importantes modificaciones en mecánica y suspensiones para afrontar la prueba

El equipo formado por Andrew Cowan, Colin Malkin y Michael Joan Broad llegaría en primer lugar a la ópera de Sidney, tras 30 días con sus 30 noches, más de 30.000 kilómetros y cruzar tres continentes. El coche original, aún se conserva en el Museo de Mercedes-Benz en Stuttgart, muy cerca de las Flechas de Plata. Lo cual ya debería ser más que ilustrativo de la importancia que Mercedes-Benz concedió a esta victoria y sobre todo al reto de haber conseguido que “sus pilotos” llegaran desde Londres, hasta Sidney, en sus coches.

Lee a continuación: Prueba a fondo: Mercedes E 220d 4MATIC All Terrain, el Clase E que quería ser todocamino

El Clase E es una berlina grande con acabados muy cuidados y muchas posibilidades de equipamiento. La oferta de motores es variada, incluyendo una alternativa híbrida. Lo malo es que los precios arrancan en cifras algo altas

  • maikelcandanga

    Veo esto y me da un poco de morbo imaginar cómo se verían igual de bestias los Mercedes Clase E de ahora…

  • Danielrs500

    estos son mas TT que cualquier GLA, GLC o que el 98% de SUVs o Crossovers que encuentras en el mercado actual.

  • ThePgR777 .

    Podría haber una imagen de la ruta que tomaron porque se puede hacer por muchos sitios, no sabemos donde utilizaron el barco y donde no

  • ThePgR777 .

    Estaría bien ver a alguien que hiciera el mismo recorrido en una moto de 125cc

  • Jesús María Rodríguez Presedo

    ThePgR777, ya puestos, en bicicleta

  • GTR43V3R

    Eran 30 coches en total? Cuales fueron los contrincantes de los Mercedes? 6 equipos Mercedes, y cuantos equipos eran en total? Ya que participaba Unimog, era una competición solo entre distintas clases de Mercedes – coches, camiones, etc. o era abierta para mas marcas?

  • Angel Macón

    Preparación aparte, de cuando los Mercedes eran indestructibles (no como ahora…).

El Clase E es una berlina grande con acabados muy cuidados y muchas posibilidades de equipamiento. La oferta de motores es variada, incluyendo una alternativa híbrida. Lo malo es que los precios arrancan en cifras algo altas