CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Mercedes

3 MIN

Aunque no lo parezca, este Mercedes E55 AMG es un perfecto unicornio

Elena Sanz Bartolomé | 4 Dic 2022
Mercedes E55 Amg Manual  00
Mercedes E55 Amg Manual  00

Los Mercedes AMG que ya pueden considerarse clásicos se han convertido en modelos cada vez más difíciles de encontrar. No obstante, esta rareza no es la característica que convierte a este Mercedes E55 AMG es un perfecto unicornio: ese algo tan especial no está a simple vista. ¿Imaginas qué puede ser?

Corría el año 1996 cuando la generación W210 del Mercedes Clase E aterrizó en el mercado para romper con el lenguaje de diseño del W124. Con esta berlina nos despedíamos de las líneas rectas y las formas cuadradas de su predecesora y dábamos la bienvenida a una silueta más curva y redondeada. El Mercedes E55 AMG sumaba a la ecuación la presencia de la división más prestacional, pero, estéticamente hablando, lo hacía de una manera muy sutil.

8
FOTOS

Aunque, como decíamos antes, es difícil encontrar AMG de tintes clásicos, este Mercedes E55 AMG está siendo subastado en Cars&Bids. De su exterior, teñido en gris plata, destacan las llantas Monoblock de 18 pulgadas. El interior cuenta con los elementos estéticos de la época como las molduras de madera, que comparten focos con unos asientos calefactables o un sistema de navegación.

La clave, en su interior

Es en el habitáculo donde encontramos la característica que convierte a este Mercedes E55 AMG en el perfecto unicornio: en la consola central hay una palanca de cambios… manual. Toda una excentricidad puesto que la versión más prestacional de la berlina alemana salió de fábrica (como todos los AMG) con una transmisión automática, en este caso de cinco velocidades.

Sustituirla por una manual era tan factible como encontrar la caja de cambios de un Chrysler Crossfire: es, precisamente, la que monta. Cuando el Mercedes Clase E salió al mercado, la marca alemana todavía estaba asociada con la estadounidense y, obviamente, sus vehículos tenían mucho en común

El Chrysler Crossfire compartía plataforma con el Mercedes SLK de entonces y teniendo en cuenta que este modelo estaba disponible con muchos de los motores que también equipaba la berlina, su transmisión manual de seis velocidades se ajustaba bastante bien al motor V8 de 5.4 litros (349 CV y 530 Nm) del Mercedes E55 AMG y al sistema de tracción trasera. El modelo que protagoniza la subasta incluye, también, un nuevo kit de embrague y un diferencial de deslizamiento limitado de ‘Quaife Engineering’.

Aunque la ECU y la TCU tienen, ahora, una nueva programación, en principio, no necesitaba muchos cambios debido a la electrónica básica del Mercedes Clase E W210. Los modelos posteriores con la ECU actualizada podían, incluso, permitir que el vehículo supiera que era manual sin mostrar ningún error. Algo que se convertía en toda una ventaja teniendo en cuenta, sobre todo, las inspecciones y las revisiones.

8
FOTOS