El Mercedes T80 aparecerá en público por primera vez en la historia en Goodwood

 |  @sergioalvarez88  | 

El Mercedes T80 es uno de los coches más desconocidos de la historia de la marca alemana. Mercedes no le ha dado demasiada publicidad a este prototipo, diseñado en 1939 por el mismísimo Ferdinand Porsche, con el objetivo de arrebatar el récord mundial de velocidad sobre tierra al Railton Special de John Cobb. Quizá fuera por la implicación casi personal de Adolf Hitler en este proyecto, que buscaba demostrar al mundo la superioridad tecnológica de Alemania. El Mercedes T80 saldrá del Mercedes Museum de Stuttgart por primera vez, para ser expuesto en público en el Goodwood Festival of Speed.

Del Mercedes T80 os hemos contado su historia detallada en este artículo. Fue un coche construido sin escatimar un sólo marco, con un chasis tubular sobre el que se instaló una carrocería de aluminio con diseño aerodinámico – fijaos en el diseño de sus alerones laterales, casi sacados de un avión. El coche no llegó siquiera a intentar batir el récord de velocidad sobre tierra, ya que el conflicto mundial estalló en septiembre de 1939. El chasis del coche sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial, y sólo su motor fue desmontado, con el objetivo de ser instalado en un avión, en los últimos compases de la contienda.

El proyecto tuvo una financiación oficial de 600.000 marcos, una ingente suma de dinero para la época.

Aquél Mercedes T80 estaba movido por un propulsor V12 invertido, un DB-603 de 44,5 litros de cubicaje, sobrealimentado por compresor. Aquél motor desarrollaba 1.750 CV montado en un Messerschmitt Bf-109, pero fue potenciado por Daimler hasta los 3.000 CV. Como el motor pesaba ya una tonelada, Daimler optó por un tren de rodaje compuesto por tres ejes y seis llantas macizas, calzadas con neumáticos experimentales. El objetivo del coche era alcanzar una velocidad sobre tierra de 750 km/h, al alcance técnico del coche, según expertos en récords de velocidad.

El coche iba a ser pintado de color negro, y habría tenido enormes swastikas pintadas en sus aletas traseras. Con 8,24 metros de largo, 3,20 metros de ancho y 1,74 metros de altura, sus dimensiones son más propias de un camión, y en directo es absolutamente impresionante. Por primera vez en la historia, los asistentes al Goodwood Festival of Speed podrán contemplarlo en directo, además de poder ver a través de un panel de su carrocería parte de sus entrañas, como el diseño de su chasis o su motor V12. Por desgracia, no se moverá por sus propios medios ni participará en exhibiciones.

Fuente: autoevolution
En Diariomotor:

Ver todos los comentarios 1
  • Alan Velmord

    me gustaría verlo en acción