CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Normativa

3 MIN

No llevar la pegatina de la ITV es motivo de multa, pero ¿qué pasa si tienes varias en el cristal?

Elena Sanz Bartolomé | 11 Jul 2022
Pegatina Itv  02
Pegatina Itv  02

Hay que llevar una sola, pero por alguna extraña razón que no comprendemos hay conductores que coleccionan pegatinas de la Inspección Técnica de su vehículo en el lateral del parabrisas. Sabemos que su ausencia está sancionada, pero ¿qué ocurre con esta hilera de adhesivos de diferentes colores? ¿Te pueden multar por ella?

Atendiendo a la norma, llevar varias pegatinas de la ITV en el parabrisas no está considerado como una infracción en sí aunque el Artículo 19.1 del Reglamento General de Circulación (RGC) establece lo siguiente: “La superficie acristalada del vehículo deberá permitir, en todo caso, la visibilidad diáfana del conductor sobre toda la vía por la que circule sin interferencias de láminas o adhesivos”.

Una colección de pegatinas

Esta puntualización es la clave para que las autoridades sí puedan sancionar por ello puesto que deja la decisión de multar (o no) en manos de la interpretación de los Agentes de Tráfico. Así las cosas, nos podrían castigar por conducir un vehículo cuya superficie acristalada no ofrece al conductor una visibilidad diáfana de la carretera. El importe de esta multa oscila entre los 80 y los 200 euros, en los casos más extremos. No implica, eso sí, pérdida de puntos en el carnet de conducir.

Es lo mismo que sucede con aquellos vehículos que llevan colgados del retrovisor interior diferentes objetos (ambientadores, peluches, figuras…). Algunos de ellos son tan voluminosos que entorpecen esa visibilidad diáfana de la vía. Cabe recordar que el 90% de la información que recibimos cuando estamos al volante llega a través de los cristales y de nuestros ojos: de unos y otros depende que estemos al tanto de todo lo que ocurre a nuestro alrededor. Además, en caso de impacto, pueden convertirse en peligrosos proyectiles.

Circular sin la pegatina de la DGT

Los extremos no suelen ser recomendables: algo que podemos aplicar a al adhesivo de la ITV. Ni es aconsejable circular con el parabrisas lleno de pegatinas ni se puede prescindir totalmente de ellas. El RGC indica que es obligatorio llevar la de la última revisión porque indica que “el vehículo ha superado favorablemente la inspección técnica periódica así como la fecha en que debe pasar la próxima”.

Si tenemos un coche, debemos colocarlo en el ángulo superior derecho del parabrisas por su cara interior. Si tenemos unos vehículos sin luna delantera (como ocurre con algunas motos), irá en un sitio perfectamente visible. Y si ignoramos este mandato, nos expondremos a una multa de 80 euros.

Eso sí, como buena norma, existe una excepción en la que los agentes podrían no sancionarnos: cuando el parabrisas ha sido sustituido. Si no hemos colocado la pegatina de la ITV y podemos explicarlo con la documentación del taller y la ficha técnica de la inspección en la que figura que la hemos superado con éxito, cabría la posibilidad de que no nos multen. No obstante, lo más aconsejable pasa por pedir un duplicado gratuito de la pegatina en la estación donde pasamos la revisión.