NEVS tiene un nuevo dueño, pero sus coches eléctricos no sacarán a Saab de la tumba

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 

Como propietario de dos Saab, la muerte de la empresa de coches en 2011 me apenó profundamente. Eran coches con un intangible diferente, con soluciones innovadoras que el mercado nunca favoreció especialmente. Pese a tener una legión de fans y propietarios apasionados, Saab fue defenestrada por General Motors tras su bancarrota. Tras dos años de travesía en el desierto, cerró sus puertas en 2011. Una parte de sus activos y líneas productivas fueron adquiridos por un grupo de inversores chinos, que fundaron NEVS con sus restos, con el objetivo de revivirla de alguna manera.

Los esfuerzos de NEVS han sido en mi opinión, insuficientes y con escasa intención. Saab sigue muerta, y todo apunta a que lo seguirá estando durante el futuro a medio y largo plazo. De hecho, NEVS siquiera puede usar el nombre comercial de la marca sueca, ya que es en estos momentos propiedad de su división aeroespacial - de la que nació la división de coches de Saab, y aún funcionando a pleno rendimiento. NEVS produjo algunos Saab 9-3 en su fábrica de Trollhättan (Suecia) entre 2013 y 2014, pero suspendió su producción debido a problemas financieros de sus inversores chinos.

 title=

NEVS ha trasladado la producción y maquinaria de Saab a China, pero sigue siendo propietaria de las instalaciones de Saab en Trollhättan, Suecia.

Tras un proceso de bancarrota, NEVS fue reconstituida, aunque Saab AB le prohibió usar su nombre comercial en un futuro. El primer "nuevo" coche de NEVS fue una versión eléctrica del Saab 9-3, vendido y fabricado en Tianjin (China), a donde trasladaron parte del utillaje y la antigua maquinaria de Saab. El NEVS 9-3 es a todas luces un Saab 9-3, con un frontal, unas ópticas y un interior ligeramente rediseñados, incapaces de esconder su origen. Ahora bien, su grupo motopropulsor es 100% eléctrico, y sobre el papel, tienen pedidos de al menos 170.000 coches por parte de varias empresas chinas.

NEVS habría firmado un acuerdo de suministro de 150.000 coches a la firma china Panda New Energy, y China Volant Industry Co. habría encargado 20.000 unidades. El estado de estos pedidos es desconocido, solo sabemos que NEVS estaría buscando aumentar su capacidad productiva hasta los 200.000 coches anuales. La noticia del día es que NEVS acaba de ser adquirida por Evergrande Group, una gigantesca corporación china, con presencia en el sector tecnológico, sanitario y automovilístico. Han adquirido el 51% de las participaciones de NEVS, convirtiéndose en propietarios y administradores de NEVS.

 title=

Evergrande Group posee el 32% de las acciones de Faraday Future, una empresa de producción de coches eléctricos en claros apuros económicos.

Evergrande habría pagado más de 800 millones de euros por las acciones de NEVS, además de concederles un crédito de 970 millones de euros para llevar a cabo la expansión de su negocio. Sumando esta inversión a sus participaciones en Faraday Future, el Evergrande Group tiene invertidos cerca de 1.800 millones de euros en empresas de movilidad eléctrica. Esto no nos devolverá a Saab Automobile, pero como la esperanza es lo último que se pierde, quizá en un futuro Saab renazca de sus cenizas como un innovador fabricante de coches eléctricos, combinando know-how sueco con tecnología y capital chino.

Como decía Calderón de la Barca, "la vida es sueño, y los sueños, sueños son". ¿O no?

Fuente: Electrek
En Diariomotor:

Lee a continuación: Dacia está dispuesta a vender el coche eléctrico más barato del mercado

Ver todos los comentarios 3
  • Nicolas Smith

    Saab fue una marca muy interesante pero GM la dejo morir cuando tardó tanto en renovar su gama. No creo que resucite, para ello tendria que haber sido comprada en su momento por algún grupo inversor que hubiera podido inyectarle el dinero suficiente: algo como lo que le pasó a Volvo con Geely

  • FGA

    El final de Saab es gracias pura y exclusivamente de GM, lo mismo hubiera sucedido a Volvo si seguía con Ford.
    Volvo corrió con una suerte distinta y Geely no perezosa quería todo ese caudal de conocimiento, Saab a esta altura no tiene más que la marca y la historia, todo su personal técnico debe estar trabajando hace años para la competencia.
    Posiblemente re viva en algún momento, habrá que ver si mantiene sus fieles rasgos o solo una insignia.
    Sds

  • 4x4 de corazon

    Una lastima que Saab Ahiga desaparecido del mundo motor