Opel Grandland X Hybrid4: a prueba el híbrido enchufable de 300 CV

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 
Opel Grandland X Hybrid4 2020 Prueba

La oferta de híbridos enchufables no deja de crecer. Según Opel, un 80% de los conductores en Alemania no recorren más de 50 kilómetros al día. Una estadística que probablemente pueda extrapolarse al resto de la Unión Europea y, obviamente, a España. Ese es el objetivo de los híbridos enchufables y del Opel Grandland X Hybrid4 que hemos probado en este vídeo. Los híbridos enchufables quieren ofrecer movilidad eléctrica para un espectro más amplio de los conductores, combinando lo mejor de la combustión interna y los eléctricos, y evitando las particularidades de estos últimos que más dudas generan en los compradores. En esta prueba os vamos a dar bastantes detalles técnicos del Opel Grandland X Hybrid4, nuestras primeras impresiones, cifras de consumo y, necesariamente, plantear de nuevo si tiene sentido la propuesta de los híbridos enchufables.

Opel Grandland X híbrido y enchufable: 224 CV y 300 CV

El Opel Grandland X híbrido y enchufable se estrena con un Hybrid4 de 300 CV de potencia. Combina un motor de combustión interna 1.6 Turbo de 200 CV, con dos motores eléctricos, uno en el eje delantero de 110 CV y otro en el eje trasero de 113 CV. Esta tecnología, desarrollada por PSA y, por lo tanto, disponible en otros productos del grupo, ofrece una suerte de tracción total sin necesidad de un eje de transmisión central, con las ventajas que trae consigo a nivel de eficiencia y aprovechamiento del espacio a bordo.

Además de este Hybrid4, que ya está a la venta, pronto llegará un Hybrid de 224 CV. Este modelo prescinde de motor eléctrico trasero y es más asequible.

Opel ofrece dos versiones híbridas del Grandland X, el Hybrid4 de 300 CV y tracción total y el Hybrid de 224 CV y tracción delantera

Opel Grandland X Hybrid4 2020 Azul 24

Híbridos enchufables con más de 50 kilómetros de autonomía eléctrica

El dato clave es el de los más de 50 kilómetros de autonomía eléctrica que pueden recorrer los Opel Grandland X híbridos, más concretamente 59 kilómetros para el Hybrid4 y 57 kilómetros para el Hybrid. Ambos equipan un pack de baterías de litio de 13,2 kWh. Y ambos pueden recargar sus baterías eléctricas en un tiempo de hasta 1 hora y 50 minutos.

No obstante, para alcanzar la máxima velocidad de carga deberemos configurar un sistema de carga integrada de 7,4 kW (el de serie es de 3,7 kW) y contar con un punto de carga que al menos sea capaz de suministrar esa potencia (un Wall Box de más de 7,4 kW). Con un enchufe doméstico necesitaríamos de 7 horas y 10 minutos, quedando en unas 4 horas si empleamos un sistema Green Up Legrand de 3,7 kW.

Se entiende que un coche así ha de ser capaz de alcanzar velocidades de autopista en modo eléctrico. Por eso el Opel Grandland X Hybrid4 alcanza los 135 km/h en modo eléctrico. La potencia máxima que puede alcanzar en modo eléctrico es de unos 122 CV de potencia, a pesar de que sus motores eléctricos pueden entregar potencias mayores. Este límite se debe a que la potencia máxima que entregan sus baterías es de 90 kW.

Más de 50 kilómetros de autonomía, gracias a unas baterías que con un sistema de carga integrada y un cargador potente pueden recargarse por completo en menos de 2 horas

Opel Grandland X Hybrid4 2020 Azul 30

Empleando una base pensada para híbridos

Una de las grandes ventajas del Opel Grandland X es haber contado con una plataforma de PSA que fue concebida desde un primer momento en su aplicación en coches eléctricos e híbridos. Gracias a ello Opel puede emplear en este modelo la tecnología híbrida enchufable de PSA que vemos en los Grandland X Hybrid y Hybrid4. Y gracias a ello nos encontramos con un híbrido enchufable que no ve reducido su espacio, ni para la carga en el maletero, ni en sus plazas traseras, con respecto al resto de versiones con motor de combustión interna.

El sistema híbrido enchufable, con sus motores, sus inversores, y sus baterías, no reduce el espacio de carga del maletero, ni el espacio disponible en las plazas traseras

Opel Grandland X Hybrid4 Interior 01

Las plazas traseras, y el maletero, mantienen el espacio de las versiones no híbridas de Grandland X.

Cómodo, potente, ¿pero deportivo?

Aunque no fuera nuestra intención principal, la de comprobar si es deportivo, sino las cualidades de su sistema híbrido enchufable, al probar un coche como este es necesario que nos preguntemos si realmente es deportivo, o únicamente potente. El Opel Grandland X Hybrid4 de 300 CV no nos ha resultado un coche ni tan siquiera mínimamente deportivo. Es más, pensamos que Opel podría haber perdido una oportunidad interesante de crear un coche aún más atractivo, con una puesta a punto más radical, y una estética más agresiva, ¿por qué no un Opel Grandland GSI con esta mecánica?

Si dispone de detalles de diferenciación, como mínimo, curiosos. Por ejemplo, los Opel Grandland X híbridos pueden configurarse con un capó negro, que es opcional por 600€, y específico para estas mecánicas.

Si bien es cierto el Opel Grandland X Hybrid4 no es un SUV deportivo, en la línea de lo que es un Cupra Ateca, entregando ambos 300 CV de potencia, sí que nos ha parecido un coche especialmente interesante para el que busque un SUV potente, porque además se lleva una mecánica tan interesante como es la híbrida enchufable y un coche realmente cómodo y suave, amén de divertido.

El Opel Grandland X Hybrid4 dispone de 300 CV, como el Cupra Ateca, pero no es tan deportivo, y sí un coche muy cómodo y agradable de conducir

Opel Grandland X Hybrid4 2020 Azul 26

Hablemos de consumos en este híbrido enchufable

En una primera toma de contacto como esta normalmente no os hablaríamos de consumos. Los kilómetros que recorremos en este tipo de pruebas nunca es suficiente para obtener datos rigurosos y realistas, tampoco comparables, puesto que no vamos a poder replicar una prueba en esas mismas condiciones con otro coche. Pero en este caso quisimos hacer una excepción, porque tener una referencia de consumos del Opel Grandland X Hybrid4 se antojaba necesario, por no decir imprescindible.

Opel dispuso de un Grandland X Hybrid4 para nosotros en un recorrido de pruebas de 200 kilómetros, en unas condiciones tremendamente exigentes para un coche eléctrico o híbrido enchufable. Carreteras reviradas, subidas y grandes desniveles en puertos de montaña y temperaturas muy bajas, que además exigieron que empleáramos constantemente la calefacción y los asientos calefactados, también para proteger la maltrecha garganta de este servidor.

Un coche híbrido enchufable está pensado para trayectos diarios alrededor de los 50 kilómetros, como mucho, pero también es interesante para viajar y no requiere que paremos a hacer recargas, como sucede con un eléctrico

Opel Grandland X Hybrid4 2020 Azul 03

El capó negro es un extra opcional, pero exclusivo del Opel Grandland X híbrido, que cuesta 600 euros.

Al concluir la prueba, y recorrer 200 kilómetros, el ordenador de a bordo nos arrojó un consumo de 6,3 litros/100 kilómetros. Un consumo que nos parece correcto, siempre y cuando tengamos en cuenta que en 200 kilómetros no solo hemos consumido 12,6 litros de gasolina, sino también 13,2 kWh (ciertamente, algo menos) acumulados en su batería de litio.

Nuestra conducción, como explicamos en el vídeo, fue la que recomendaríamos en un viaje de 200 kilómetros en un coche híbrido enchufable. Empleamos el modo puramente eléctrico (Electric) en algunos tramos y el modo Hybrid durante la mayor parte del trayecto, dejando que fuera la electrónica del vehículo la que gestionara en qué momento debía trabajar el motor de combustión interna y/o los motores eléctricos. También probamos los modos Hybrid4, en algún tramo más complicado con bajas temperaturas y nieve, y el modo Sport, que es el único en el que el rendimiento de los motores se maximiza hasta alcanzar los 300 CV de potencia.

Como recomendaríamos en un trayecto así, en el que al final del viaje dispongamos de un punto de carga para recargar las baterías, agotamos por completo (casi por completo) los 13,2 kWh acumulados en las baterías de litio de nuestro coche de pruebas.

En 200 kilómetros hemos consumido 12,6 litros de gasolina y 13,2 kWh de energía eléctrica

Opel Grandland X Hybrid4 2020 Azul 28

¿Cuál es el precio del Opel GrandlandX Hybrid4?

El Opel Grandland X Hybrid4 de 300 CV de potencia tiene un precio de tarifa de 53.000 euros. Obviamente, ese precio baja mucho si añadimos los descuentos que ofrece Opel, promociones que implican financiar la compra, y ayudas a la compra de eléctricos, quedándose en 43.800 euros con descuentos. No obstante, este modelo solo está disponible con el acabado Ultimate, el más alto de la gama, muy completo en equipamiento.

El Opel Grandland X Hybrid de 224 CV de potencia tiene un precio que, con todas las promociones, descuentos, financiación y ayudas, arranca en los 34.900 euros con un nivel de equipamiento inferior, el Selective. Con acabado Ultimate sube a 38.400 euros. De manera que a igualdad de equipamiento existen algo más de 5.000 euros de diferencia entre el híbrido enchufable de tracción delantera y el de tracción total.

Con todos los descuentos, ayudas, y promociones que implican financiar la compra, el Opel Grandland X Hybrid4 de 300 CV puede quedarse en 43.800 euros

Opel Grandland X Hybrid4 2020 Azul 32

Escepticismo ante los híbridos enchufables

Antes, durante, y después de esta prueba nos hemos mantenido escépticos al respecto de los híbridos enchufables. Insistimos, lo seguimos siendo. Se entiende que esta tecnología está pensada para ofrecer una solución de movilidad más económica y, por supuesto, sostenible. Pero estamos seguros de que el argumento en el que más piensa el cliente es el primero, la economía. Y, por un lado, el precio de este tipo de productos, que está alejadísimo de lo que paga la mayoría de los compradores por su coche, dificulta en demasía la amortización de una compra como esta.

Por otro lado, para obtener el mayor beneficio de un coche así nuestros hábitos de conducción han de ser muy concretos: conducción eminentemente urbana, donde más ventaja tiene la conducción en modo eléctrico y alrededor de 50 kilómetros al día, lo que nos permitiría circular todos ellos, o casi todos ellos, en modo eléctrico, o con un consumo de combustible ínfimo. Opel nos proponía una tabla de amortización, en la que calculaban que haciendo 100 kilómetros diarios en modo eléctrico - implica dos recargas de baterías completas al día - la amortización sería de algo más de 2.000 euros al año respecto a un Opel Grandland X con motor de gasolina. No obstante, estos cálculos no son nada sencillos, cuando entran en juego variables tan complejas como el coste de la electricidad, o que los hábitos del conductor impliquen recorrer esa distancia a diario y poder recargar su coche en casa y en el trabajo.

Lo mejor para entender esta idea, este enfoque escéptico del coche híbrido enchufable, es que leáis el artículo de mi compañero David García Artés: desmontando los híbridos enchufables de Mercedes, ¿tienen sentido hoy?

¿Tiene sentido pagar más de 40.000 euros por un coche cuyas mayores ventajas las obtendremos haciendo unos 50 kilómetros al día y en ciudad?

La interesante propuesta del Opel Grandland X Hybrid4

En cualquier caso, creo firmemente en que el Opel Grandland X Hybrid4 es una propuesta interesante. Ya no tanto por lo económico que pueda ser un coche híbrido enchufable o recorrer nuestros trayectos urbanos sin consumir gasolina, o con un consumo pequeño de combustible. Es interesante porque nos parece un coche cómodo, agradable de conducir, e incluso divertido, y una opción recomendable para el que busque un SUV compacto con un posicionamiento alto y potente. Precisamente esto último es un factor importante. Si lo relativamente económico que puede ser el Hybrid4 no nos convence, por su precio, siempre tendremos una virtud añadida, la de disponer de un coche realmente potente.

Más imágenes del Opel Grandland X Hybrid4:

Vídeo destacado del Opel Grandland X

Lee a continuación: El Opel Grandland X híbrido enchufable cuesta 239 euros al mes, con etiqueta 0 emisiones y mucho equipamiento

Derivado del Peugeot 3008, el Grandland X es una alternativa interesante en la oferta crossover por su buena capacidad interior, amplio maletero, y posibilidades de equipamiento. Lo malo es que en un principio la oferta es muy limitada

Ver todos los comentarios 2
  • ch460

    Sería interesante ver una comparativa entre el Opel Grandland X Hybrid4 y el Peugeot 3008 Hybrid4...

  • Jpd45

    A la pregunta del redactor de si tendría sentido pagar 40000 € por un vehículo que en esencia solo tendría sentido usarlo en ciudad con usos de 50 km diarios que no aporta ninguna otra ventaja salvo un ligero menor coste de repostaje respecto a su equivalente de gasolina, pese a costar prácticamente el doble, pone de manifiesto el poco sentido que tiene para los grupos automovilísticos la fabricación de un vehículo híbrido enchufable por la complejidad técnica y los precios de fabricación al tener que integrar ambas tecnologías en un coche mucho más complejo y con muchas más dificultades y contras que ventajas por lo que finalmente demuestra como los híbridos enchufables terminarán pereciendo frente a los eléctricos puros a baterías en los próximos años

Derivado del Peugeot 3008, el Grandland X es una alternativa interesante en la oferta crossover por su buena capacidad interior, amplio maletero, y posibilidades de equipamiento. Lo malo es que en un principio la oferta es muy limitada