CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

5 MIN

Opel Manta GSe ElektroMOD: el pasado siempre vuelve… ¡y bienvenido sea!

Elena Sanz Bartolomé | 21 Oct 2021
Opel Manta Gse Elektromod  01
Opel Manta Gse Elektromod  01

Aunque Carlos Areces y Aníbal Gómez cantan en ‘Ojete calor’ que ellos “no pueden más con tanto vintage”, una parte de la industria del motor apuesta sin complejos por rescatar el pasado para trasladarlo al presente. Opel no ha querido ser menos: con su primer ElektroMOD ha traído de vuelta al Opel Manta.

Cincuenta años después de su lanzamiento, la marca alemana ha recuperado el Opel Manta para dar forma su primer MOD eléctrico. Un rescate que ha implicado una exhaustiva búsqueda: nos explicaba Opel que cuando dieron luz verde a la idea tuvieron que recorrer Alemania para dar con una unidad que estuviera en perfectas condiciones… o casi. Lo consiguieron porque una mujer guardaba con mimo un ejemplar de este vehículo en su garaje particular.

19
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Con ese punto de partida, un grupo de trabajo integrado por diseñadores, modeladores 3D, ingenieros, técnicos, mecánicos, expertos en producto y marca se puso manos a la obra para fusionar dos mundos: un coche de los años setenta que integra la actual tecnología para caminar por esa senda de la sostenibilidad. El resultado salta a la vista. Un Opel Manta A de 1970 eléctrico que conserva aquella estética original combinada con las últimas innovaciones de la marca.

La estética de los setenta

El diseño exterior del Opel Manta GSe ElektroMOD destaca por el contraste que crea el color amarillo y el negro del capó. El frontal abraza el Opel Vizor que, en su momento, estrenó el Opel Mokka: una disposición geométrica que integra los faros y el logotipo actualizado de la casa alemana. La tecnología LED, presente en la iluminación diurna integrada, los faros y los pilotos traseros tridimensionales, aparece también en el Opel Pixel-Vizor que se extiende a lo ancho y permite al coche comunicarse con su entorno.

De camino a la parte de atrás nos cruzamos con algunos elementos que nos invitan a viajar al pasado como los retrovisores o las manetas. En la aleta delantera nos encontramos con un código QR con forma de manta y bajo los pasos de rueda nos topamos con unas llantas de aleación ligera de 17 pulgadas diseñadas por Ronal que montan neumáticos 195/40 R17 delante y 205/40 R17 detrás. En la zaga, la nueva tipografía anuncia el nombre del coche y nos damos cuenta que los embellecedores cromados originales que lucían los guardabarros han desaparecido.

Pasado y presente

Es momento de pasar al interior: abrimos y casi da miedo cerrar este coche que tiene más de cincuenta años por si un golpe más fuerte de la cuenta tiene consecuencias. El habitáculo del Opel Manta GSe ElektroMOD tiene espacio para cuatro personas que se encontrarán con un ambiente ecléctico. Han conservado elementos del modelo original como los tiradores de las puertas o los elevalunas manuales y, al mismo tiempo, lo han inundado de tecnología con el Opel Pure Panel. Un par de pantallas panorámicas de 12 y 10 pulgadas orientadas al conductor que muestran la información más relevante.

El equipo de música lo ha firmado Marshall y los asientos son de Recaro: han recuperado los que en su día diseñaron para el Opel Adam S para, así, ofrecer mayor confort que los que tenía el coche original. A esto hay que sumar un volante Petri de tres radios que, aunque ha sido reelaborado, conserva el estilo de los años setenta. Por último, las superficies y paneles son de color gris mate mientras que el techo está revestido con Alcántara.

Eléctrico… y manual

El motor de cuatro cilindros del Opel Manta deja paso a uno eléctrico de 147 CV y 255 Nm de par máximo. Su pareja de baile es una caja de cambios manual. No, no me he confundido: se ha conservado la transmisión original de cuatro velocidades para que el conductor tenga la oportunidad de circular con ella o engranar la cuarta marcha y moverse como lo haría en un eléctrico al uso. Su velocidad máxima está limitada electrónicamente a 150 km/h y la tracción es, por supuesto, trasera.

El Opel Manta GSe ElektroMOD está equipado con una batería de iones de litio que ha sido ubicada en el maletero, pero lo más adelantada posible. Tiene una capacidad de 31 kWh, que se traduce en una autonomía media de unos 200 kilómetros, y necesita algo menos de cuatro horas para recuperar su capacidad total a través de un cargador de a bordo de 9,0 kW preparado para carga monofásica y trifásica.

¿Llegará el Opel Manta a producción?

Llegados a este punto es momento de despertar de este sueño que es casi real. Opel sólo ha producido una unidad del Opel Manta GSe ElektroMOD, la que veis en las imágenes y en la que nos hemos podido subir… sin ponerla en marcha, claro. Este prototipo no se producirá en serie, pero la marca alemana nos dio buenas noticias: en sus planes de futuro entra el regreso del Opel Manta convertido en un coche eléctrico. Habrá que ver qué queda del modelo original, pero hasta entonces disfrutemos de esa capacidad que tiene el pasado de volver cargado de gratos recuerdos como el Opel Manta.