Orange y la DGT se unen para evitar que usemos el móvil al volante

 |  @sergioalvarez88  | 

El uso de los teléfonos móviles al volante es hoy por hoy uno de los mayores riesgos a los que muchos conductores se exponen. Las distracciones constantes que nuestro smartphone genera son las responsables de un 25% de los accidentes de tráfico sucedidos en 2016, y de nada menos que un 31% de los fallecidos. Para que os hagáis una idea, la velocidad es considerada factor concurrente en un 21% de los accidentes con víctimas mortales. Para tratar de poner freno al uso del móvil mientras conducimos – y las distracciones que ello genera – Orange se une a la DGT, lanzando una completa campaña de concienciación.

No somos conscientes del riesgo que corremos cuando “echamos un ojo” a nuestro Instagram, leemos un correo o contestamos un WhatsApp al volante. Según datos de la AAA Foundation for Traffic Safety (Asociación Americana de Automovilismo), mandar un mensaje mientras conducimos multiplica por 23 el riesgo de sufrir un accidente. El simple hecho de escribir un mensaje “desconecta” nuestros sentidos de la conducción: los ojos se van a la pantalla del móvil, mientras nuestro cerebro se esfuerza en componer lo que queremos decir y nuestros dedos tratan de atinar sobre la pantalla, que no deja de moverse a causa del traqueteo del vehículo.

Marcar un número a 120 km/h hace que recorramos 430 metros sin mirar la carretera. Un “simple” WhatsApp hace que recorramos a ciegas 660 metros.

A pesar de ello, en el último estudio sobre conducción y hábitos al volante encargada por AXA y “Ponle Freno”, el 25% de los encuestados ha reconocido que habla por teléfono sin usar el manos libres y un 18% reconoce que suele contestar mensajes al volante. Si estamos distraídos al volante, nuestro tiempo de reacción se incrementa a causa de la obvia reducción de nuestras capacidades auditivas, visuales y psíquicas. Estoy seguro de que en más de una ocasión has encontrado coches dando bandazos por la carretera, mientras en su interior alguien está mirando a su teléfono.

Para tratar de concienciar a la sociedad de lo peligrosos que son estos hábitos, Orange y la DGT emitirán un spot en televisión, que además será también publicado en los canales sociales de la empresa y del organismo público. Este spot ya ha sido emitido en Francia con buenos resultados, en asociación con la “DGT francesa”. La campaña no se limita a identificar el problema: a través de sucesivas acciones y publicaciones en redes sociales recomendará crear un “modo coche” con notificaciones silenciadas, entreternos escuchando podcasts o música, o silenciando el teléfono al completo.

En algunos vehículos modernos, los sistemas de infoentretenimiento nos permiten mostrar en la pantalla del vehículo una versión simplificada de la pantalla de nuestro teléfono. El screen-mirroring de Apple CarPlay y Android Auto nos permite controlar por voz muchas funciones de nuestro teléfono, y no nos permitirá usar aplicaciones de mensajería mientras conducimos. La campaña #Porunusolovedelatecnologia también ha puesto su foco sobre otros problemas derivados del abuso de la tecnología, como el sexting, el ciberbullying o la incomunicación y el aislamiento.

Lee a continuación: Volvo y el rey de los coches más seguros: nadie ha fallecido en un XC90 en Reino Unido en 16 años

Ver todos los comentarios 0