Peugeot 205 T16 parece… Mitsubishi Lancer Evolution VI es

 |  @sergioalvarez88  | 

El Peugeot 205 T16 siempre ha sido uno de los coches más míticos del extinto Grupo B. No es difícil ver el atractivo de un Peugeot 205 calzado con un motor de más de 400 CV situado en posición central-trasera. Este atractivo y este estatus hacen que su precio en el mercado de segunda mano sea absolutamente prohibitivo. ¿Competir con un 205 T16? Ve olvidándolo. A no ser, que construyas una perfecta réplica usando como base un Mitsubishi Lancer Evolution VI. Es lo que un taller británico hizo, con espectacular resultado.

Bajo el capó habita el motor de un Lancer Evolution VIII con el turbo de un Lancer Evo IX con sistema anti-lag.

Sobre el chasis de un Mitsubishi Lancer Evolution VI – de por sí un coche bastante cotizado – se instaló la carrocería de Kevlar de un Peugeot 205 T16. La adaptación ha sido casi perfecta, y ni siquiera la mayor batalla del Mitsubishi logra que las proporciones del “Peugeot” parezcan extrañas. El kit de carrocería ha sido construido artesanalmente y cuenta con todos los aditamentos aerodinámicos de la época, incluyendo un enorme spoiler trasero de fibra de vidrio. Por supuesto, la decoración de Peugeot Sport y Shell no podía faltar.

Bajo el capó, y no en posición central-trasera, el “Peugeot 205 T16 Evo” hace uso del motor 2.0 turbo de un Mitsubishi Lancer Evolution VIII. El brutal 4G63 ha sido potenciado hasta los 400 CV y tiene instalado en su turbocompresor un sistema anti-lag, para un rendimiento sencillamente brutal. Emplea una caja de cambios tipo “dog-ring” – como la del Abarth 695 Biposto, sin sincronizar – con función secuencial, y se han instalado nuevos diferenciales y suspensiones, con el objetivo de ser tan rápido como un WRC.

El techo está firmado por Juha Kankkunen, mito de los rallyes y ex-piloto de un Peugeot 205 T16.

El coche ha participado ya en varios ascensos y eventos tributo en Alemania, Reino Unido y España. Está a la venta actualmente, y su vendedor afirma que es un coche fiable, sin la delicadeza mecánica de un T16 original. Por supuesto que no es un coche barato, pero habiendo sido construido de forma profesional por Motor Sport Developments en Reino Unido, y la cantidad de dinero invertido en su construcción, un precio final de 55.000 libras esterlinas no parece en absoluto descabellado.

Además, el techo está firmado por nada menos que Juha Kankkunen, una leyenda y piloto de los Peugeot 205 T16 originales. El vendedor sugiere que el coche sea usado en competición sin concesiones, pues ya cuenta con todo el equipamiento de seguridad homologado, además de ser una base confiable y fácilmente potenciable.

Fuente: eBay
En Diariomotor:

Lee a continuación: Experimentando con los 16 cilindros: la historia del Porsche 917 que no llegó a los circuitos

  • JrgExp

    Vaya, no me fijé en lo del techo cuando lo ví este año en el Trasmiera.
    Pero todo hay que decirlo, el coche irá genial, y será muy bruto, pero ni de lejos se parece a un 205T16 de verdad. No sé exactamente que es, si los colores que no son los mismos exactamente o los focos, la trasera en general… No sé. Pero si me lo enseñasen sin saber que es una réplica (que en realidad ni siquiera eso es ya que es un EVO VI con una carrocería de 205 puesta encima) pensaría que algo raro pasa.

  • X 2.0

    Es un homenaje interesante pero no le veo mucho sentido. Yo no diseccionaría un coche como el Lancer EVO VI que también es un gran coche de rallyes y está cotizado, para realizar una copia, que aunque seguro que en el pilotaje da muy buenas sensaciones, queda lejos del original, básicamente porque ni siquiera lleva el motor atrás.

    Por los costes, creo que podían haberse ahorrado una base tan cara y haber hecho una réplica modificando un autentico 205.
    Además, ya que no ponen el motor donde debería estar, aunque no resta méritos el swap que lleva, podían haber puesto el salpicadero y los retrovisores del 205, al menos para que de un poco mas el pego.ç

    Está bien pero con el mismo presupuesto se podía haber echo mejor, y sin arruinar un coche con valor.