Así debería ser el nuevo plan de ayudas del Gobierno a la renovación de coches, el nuevo PIVE

 |  @davidvillarreal  | 

Estos días se daba a conocer una noticia realmente importante para la industria del automóvil. El Gobierno pretende preparar un plan para la renovación de automóviles, un plan al que, de momento, nos referiremos como Plan Renove 2020, a pesar de que aún no ha sido bautizado oficialmente y ni tan siquiera se han concretado más detalles acerca de su funcionamiento. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, hacía el anuncio la semana pasada de este plan que debería introducirse a lo largo de 2020. Y en estos momentos la pregunta que nos hacemos es la siguiente, ¿cómo será el nuevo plan de ayudas del Gobierno a la renovación de coches? Y lo que es aún más importante, ¿cómo debería ser este plan de ayudas?

Así han sido los planes de ayudas a la renovación de coches

En España ha habido numerosos planes que, a lo largo de más de dos décadas, han buscado apoyar el rejuvenecimiento del parque automovilístico. Hemos conocido los planes Prever, VIVE, y PIVE, en la mayoría de los casos enfocados a facilitar el achatarramiento de un coche antiguo, y su sustitución por un coche nuevo. Más recientemente también hemos asistido a la introducción de planes más concretos, como los planes Movea y Movalt, destinados a coches “ecológicos”, o de bajas emisiones, como los híbridos, los enchufables, los eléctricos, y los alimentados por algunos combustibles alternativos.

El nuevo plan se enmarcaría en la necesidad de renovar el parque automovilístico español, que en estos momentos supera los 12 años, con coches menos contaminantes. El mayor problema estaría, sobre todo, en los diésel, que han sido el centro de todas las críticas desde que se destapara el escándalo de Volkswagen, y con motivo de los episodios de contaminación que se han vivido en algunas ciudades. Por otro lado, las restricciones que se están planteando afectarán, sobre todo, a los diésel más antiguos.

La ministra de Hacienda anunciaba que están trabajando en un nuevo plan de ayudas para la renovación de coches, con el objetivo de introducirlo en 2020

¿Cómo será el nuevo plan de ayudas para los coches nuevos?

Tal y como anunció la propia ministra, se estaría trabajando en un plan de ayudas a la renovación de coches que no se introduciría hasta 2020. Recordemos que este tipo de planes de ayudas y subvenciones son relativamente complejos. Por un lado, requieren de la dotación presupuestaria necesaria para llevarlos a cabo y, por lo tanto, de seguir los trámites parlamentarios necesarios para su aprobación en los Presupuestos Generales del Estado. Esa dotación también podría asignarse en los presupuestos con mayor antelación, para concretar posteriormente cómo se procederá al reparto de las ayudas, que es algo que viene sucediendo con las ayudas a los eléctricos. Pero es evidente que la dotación asignada inicialmente limita, y notablemente, cómo se pueden distribuir esas ayudas. También es necesario un acuerdo con fabricantes y concesionarios, que durante los últimos planes fueron partícipes, mediante descuentos, de estas ayudas.

La ministra hablaba de “un plan Renove para aquellos vehículos que tienen más años”, con lo cual es evidente que este plan de ayudas, y como no podría ser de otra forma, irá destinado a achatarrar vehículos antiguos, como los planes anteriores. También se especificaba que iría enfocado “a aquellos usuarios que tienen menos renta, para que puedan acceder al cambio de su vehículo”, de manera que se estaría introduciendo un componente nuevo. Mientras las ayudas del Plan PIVE sí tenían en cuenta factores como el precio, o las emisiones, del coche nuevo que se iba a adquirir, que indirectamente va ligado al poder adquisitivo del cliente, en este caso estarían apuntando a unas ayudas a las que puedan acceder los compradores con menos recursos, con menor renta.

Si bien es cierto que la renta no se tenía en cuenta en las ayudas anteriores, sí afectaba a la cuantía que disfrutaría el cliente que se acogiera al Plan PIVE. Las ayudas ofrecidas por el Gobierno debían tributarse y, por lo tanto, esa tributación era dependiente del mínimo personal del contribuyente en la campaña de la RENTA de ese año.

El plan se centrará en el achatarramiento de los coches más antiguos, pero también debería poner el foco sobre todo en los diésel más antiguos, que serán los que tengan que afrontar las restricciones al tráfico más severas

¿Cómo debería apoyarse la compra de coches nuevos?

Si las restricciones más severas van a aplicarse a los coches más antiguos, y sobre todo a los diésel más antiguos, ese debería ser el criterio que se aplique para asignar las ayudas. Como hasta ahora, también deberían tenerse en cuenta otros aspectos igualmente importantes, como que el coche nuevo que va a recibir las ayudas homologue unas emisiones bajas.

Tampoco se entendería un plan que no involucrará a fabricantes y concesionarios, y su aportación económica al plan de renovación de coches. Si bien es cierto la compra de coches nuevos en estos momentos, sin ningún plan en vigor, ya cuenta con descuentos realmente importantes, que en la mayoría de los casos implican financiar la compra, que es lo habitual en la mayoría de operaciones que se llevan a cabo en España.

En cualquier caso, el Gobierno tiene en su mano soluciones más importantes y urgentes para atender las demandas del sector y, sobre todo, de los compradores. El mayor problema actualmente tiene que ver con la incertidumbre y con los mensajes contradictorios que se están enviando desde las más altas instancias del Gobierno. Deberían concretarse las medidas, restricciones y prohibiciones que se van a llevar a cabo, ya no solo desde el Gobierno, sino sobre todo desde las administraciones autonómicas y locales. Y esas restricciones y prohibiciones, que parecen inevitables, deberían establecerse en base a parámetros técnicos con base científica contrastada.

Lee a continuación: Renault tiene un plan para acabar con los diésel y reconoce que “nos dirigimos hacia su final”

Ver todos los comentarios 2
  • El Tio la Vara

    Para 2020 el gobierno actual habrá desaparecido hace días.

  • jacobo

    Claro que si,y al año siguiente declara la ayuda para devolver su importe y como no lo hagas preparate.Eso sin contar que la gente no tiene trabajo estable y no se pueden permitir comprar un coche por mucha ayuda que den