Ponemos a prueba al BMW X2 con el motor gasolina de 192 CV, así es el nuevo SUV de BMW [Vídeo]

 |  @HerraizM  | 

La gran parte de las marcas de coches han cubierto ya los segmentos fundamentales con SUV de todos los tamaños, ya sean SUV pequeños del segmento B, SUV compactos, SUV medianos de 7 plazas o SUV grandes y la guerra empieza a trasladarse ahora a nichos que han propiciado la aparición de modelos como el Volkswagen T-Roc y el futuro Volkswagen T-Roc cabrio, el Mercedes GLC Coupé, el Range Rover Evoque Cabrio o el coche que nos ocupa en esta nueva prueba, un BMW X2 dispuesto a conquistarnos a golpe de diseño y buena dinámica. Hora de poner a prueba al nuevo BMW X2, de conocerlo a fondo, de analizar su interior y su dinámica y sí, hemos preparado un vídeo para contaros todas nuestras impresiones.

Prueba en vídeo del BMW X2

Analizado su posicionamiento en el mercado, frente a los rivales, en la toma de contacto del BMW X2, que pudimos preparar en la presentación internacional del nuevo crossover de BMW, nos centraremos en estas líneas en las sensaciones que nos ha dejado tras ponerlo a prueba, tras conducirlo durante más de 1.300 km durante una semana.

Diseño exterior del BMW X2

De musculoso porte, con una vista lateral cargada de curvas, con un nervio en su perfil bien marcado dándole fuerza y ensanchando el conjunto, con unos faros delanteros que se encargan de darle más mala leche y una estrecha (en relación con el resto del conjunto) superficie acristalada, el BMW X2 es fácil que te gane por su diseño y es que la estética de este coche, bien diferenciada de la de su hermano, el BMW X1, es sin lugar a dudas uno de sus grandes reclamos. El BMW X2 es un SUV bonito.

Las medidas del BMW X2 pasan por una longitud de 4.360 mm, una altura de 1.526 mm, una anchura de 1.824 mm y una batalla de 2.670 mm.
Su peso, en vacío es de 1.535 kg y su maletero de 470 litros.

Por supuesto debemos mencionar el color Galvanic Gold de nuestra unidad, un tono amarillo que la marca ha empleado para la comunicación del modelo, lo hemos visto en fotos oficiales, en publicidad, en eventos… y que debo reconocer que me gusta y que le sienta fenomenal al BMW X2, como el Misano Blau.

Interior del BMW X2

Su interior me ha gustado por dos aspectos, con una grata habitabilidad por un lado, bien de espacio para las piernas en la fila posterior, para la cabeza… Y por otro por la buena sensación de calidad que nos ofrece, con buenos ajustes y materiales de buena calidad, destacando muy positivamente la interfaz del sistema multimedia con pantalla táctil, la buena presencia de la moldura del salpicadero (maridada además por una luz ambiental configurable) y el acabado de los asientos. Percibo el interior más atractivo que el del BMW X1 aunque en líneas generales es el mismo y esto se debe a la presencia de pequeños detalles como las costuras en contraste o la mencionada moldura. El interior del BMW X2 es bueno.

En lo que a capacidad de carga se refiere tenemos unos más que correctos 470 litros disponibles en su maletero y un buen número de huecos portaobjetos bien repartidos en su habitáculo.

Nuestro BMW X2 contaba con el acabado M Sport X, una nueva línea de equipamiento que nos ofrece los encantos estéticos tradicionales del paquete M maridados con cierto toque offroad en forma de elementos con un acabado grisáceo. Le sienta muy bien al BMW X2 pero su precio es elevado.

Nuestra unidad monta el acabado M Sport X, un acabado que exige un desembolso adicional de 6.250 euros y que estéticamente y en lo que a equipamiento se refiere le sienta muy bien al BMW X2, aunque el desembolso es bastante notable. Gracias a este acabado nos encontramos con unas nuevas llantas de aleación de 19 pulgadas, una tapicería en alcántara de excelente tacto, el volante M con el diámetro perfecto de aro, el control de crucero con función de freno, el sensor de aparcamiento trasero, el portón trasero automático, los asientos deportivos, el techo en color antracita, las ópticas LED, un nuevo tarado para la suspensión y la dirección y por supuesto el paquete exterior M, que en el caso de esta versión queda acentuado por una serie de detalles acabados en gris.

El único pero que le podemos poner al interior del BMW X2 radica en que es un diseño ya bien conocido por todos, no hay innovación alguna en las formas de su salpicadero, en la disposición de mandos… pero me parece una queja nimia y como mencionaba tenemos una buena habitabilidad y el salpicadero luce un buen empaque, sin tachas en los acabados o ajustes allí por donde tocamos.

El BMW X2 comparte plataforma con el BMW X1

Basado en la misma plataforma que emplea el BMW X1, también el BMW Serie 2 Active Tourer o MINI, el BMW X2 se presenta en el mercado con una gama orquestada, por ahora, alrededor de cuatro propulsores, con motores gasolina de 140 y 192 caballos y motores diésel de 150 y 190 caballos, con versiones con cambio manual, con cambio automático, con la nueva transmisión de doble embrague y con tracción delantera o total.

Por ahora la tracción total queda reservada a los modelos diésel aunque aún quedan más versiones por llegar del BMW X2.

La horquilla de precios comprende actualmente una franja comprendida entre los 35.050 euros y los 42.877 euros. En nuestro artículo “El BMW X2 estrena dos nuevos motores y ahora su precio es menor, es más barato” detallamos más detenidamente los precios de las diferentes versiones del BMW X2.

En esta ocasión hemos tenido la oportunidad de poner a prueba al BMW X2 sDrive20i, la opción gasolina de 192 caballos, tracción delantera y asociada a la caja de cambios Steptronic de doble embrague, introducida recientemente en la marca. El precio de partida de este modelo es de 40.650 euros.

Opinión de la dinámica del BMW X2

Si en algo destaca dinámicamente el BMW X2 es en la agilidad que transmite, con un paso por curva firme y un buen tacto de dirección, reacciones rápidas sin balanceos y un chasis comunicativo, obviamente valorándolo todo desde la perspectiva del segmento. Me gusta y mucho como se mueve el BMW X2 y aquí es donde BMW asesta su gran estocada frente a la nueva alternativa del segmento, un Jaguar E-Pace que nos convenció por diseño, por acabados interior, por habitabilidad pero que frente al BMW X2 se siente algo más “torpón” en curva, con más inercias y transmitiéndote una sensación de más peso. Dinámicamente el BMW X2 se porta realmente bien, me gusta.

El comportamiento del chasis me recuerda enormemente al de un compacto convencional, algo que ocurre también con la posición de conducción. Es una sensación pareja, salvando obviamente las distancias, a lo que ocurre con el Volkswagen T-Roc.

El propulsor de 4 cilindros y 2 litros de cubicaje, turboalimentado a través del sistema TwinPower Turbo, entrega una potencia de 192 caballos y un par de 280 Nm disponible desde bien abajo, desde las 1.350 rpm y me parece una opción realmente interesante si estás pensando en comprar un BMW X2, con una enérgica respuesta, moviendo muy bien el conjunto, con un buen empuje y sin vibraciones en el habitáculo.

Me ha gustado también la nueva caja de cambios de doble embrague. BMW nos había acostumbrado a un convertidor de par realmente bueno y esta nueva transmisión de doble embrague no defrauda, con rápidas transiciones, sin asperezas, cómoda y eficaz, configurable a través de los diferentes modos de conducción y dosificable a golpe de leva.

En lo que a consumo se refiere me he encontrado con una media de unos 6.5 l/100 km, llegando a los 8 l/100 km si aumentaba su uso en ciudad. Com referencia adicional debemos tener en cuenta que BMW homologa un consumo de entre 5.5 y 5.9 l/100 km.

El BMW X2 gana al Jaguar E-Pace en dinámica

Me llevo una muy grata sensación con este nuevo BMW X2, es, sin titubear, la referencia en lo que a dinámica se refiere en el segmento y pelea codo con codo con el Jaguar E-Pace por ser el mejor SUV compacto premium. Ahora resta esperar a que Mercedes mueva ficha con el nuevo Mercedes GLA y que Audi haga lo propio con el Audi Q3 además de, por supuesto, ver qué tal se desenvuelve dinámicamente el nuevo Lexus UX.

Además de esta grata dinámica tenemos un muy buen aspecto, un interior repleto de equipamiento y con una buena presencia y una buena sensación de calidad, además de gozar de una buena habitabilidad. Estamos ante un gran coche al que únicamente le podemos poner el pero de su precio y es que nuestra unidad, muy muy equipada, con el equipo de sonido Harman / Kardon, con el techo solar, con el sistema de cámaras perimetrales, con el sistema multimedia más avanzado disponible, con la recarga inalámbrica para el smartphone, asistente personal… supera los 55.000 euros.

Sí, nos estamos llevando uno de los mejores SUVs de su segmento, muy equipado y con un motor que mueve con gracia el conjunto, bonito y llamativo, pero también nos adentramos por precio en un segmento superior.

Tengo la sensación de que vamos a ver mucho al BMW X2, su estética va a convencer a muchos, algo que también debería hacer su grata dinámica y el BMW X1 ya nos ha demostrado que hay una buena demanda de coches en este segmento. Yo no tendría duda alguna, me llevo el BMW X2 antes que el BMW X1 y para aquellos que reniegan habitualmente de los SUV aferrándose en última instancia a la peor dinámica de estos frente a un turismo del mismo segmento les invitaría a probarlo…

Si te has quedado con ganas de saber más del BMW X2 no te pierdas nuestra prueba en vídeo:

Vídeo destacado del BMW X2

Lee a continuación: Maquillaje para lucir más deportivos: los BMW X2, X3 y X4 estrenan accesorios M Performance

La alternativa más dinámica de BMW en el segmento de los crossovers compactos es el X2, un nuevo integrante que pierde cierta versatilidad frente al X1 pero gana en imagen deportiva. Comparten muchos elementos y la gama, eso sí, es algo limitada en una primera etapa comercial

Ver todos los comentarios 0

La alternativa más dinámica de BMW en el segmento de los crossovers compactos es el X2, un nuevo integrante que pierde cierta versatilidad frente al X1 pero gana en imagen deportiva. Comparten muchos elementos y la gama, eso sí, es algo limitada en una primera etapa comercial