Repostando biodiésel: qué problemas puede generar el uso de gasoil “verde” en tu coche

 |  @ClaveroD  | 

Hace años que repostamos biodiésel en nuestros coches, sin embargo ha sido con la llegada del nuevo etiquetado de combustibles cuando nos hemos familiarizado con la presencia de etanol y biodiésel en las gasolineras. Sin embargo, el biodiésel no es exactamente igual al diésel, razón por la que es importante conocer las posibles consecuencias e incluso averías que puede provocar el uso de biodiésel.

El diésel B7, el más habitual en España, contiene un máximo del 7% de biodiésel

¿Qué es el biodiésel y por qué está presente en el gasoil?

Lo primero que debemos tener en cuenta es que el biodiésel cuenta con gran presencia en las gasolineras españolas, llevamos años repostándolo en concentraciones del 7% (B7) o el 10% (B10), aún así también se comercializa en otras proporciones como B15, B20, B30… aunque son más difíciles de encontrar. El biodiésel es un combustible generado a partir de aceites de origen vegetal, encontrando diferentes tipologías en función de su origen. Por ejemplo, hace solo unos días hablábamos del Diésel R33, un gasóleo que promete reducir sus emisiones de CO2 en un 20% gracias al uso de aceites de cocina usados.

El futuro del biodiésel es aumentar su presencia en el gasóleo que repostamos, especialmente a partir del reciclado de aceites vegetales usados como parte de una estrategia de diferentes países para reducir el impacto medioambiental del transporte. Al igual que sucede con el etanol comercializado mediante E5 y E10, desde la Unión Europea se trabaja para aumentar el uso de biodiésel.

Cómo saber si mi coche puede usar biodiésel

La compatibilidad del biodiésel es amplia y la gran mayoría de motores diésel que existen, nuevos o viejos, ofrecen una alta compatibilidad con el el gasóleo B7 que se comercializa en la actualidad. Aún así es necesario subrayar que no todos los motores diésel son compatibles con el uso de biodiésel, por lo menos no en altas concentraciones.

Tanto en el manual como en la tapa del depósito es habitual que se identifique el tipo de diésel/biodiésel que podemos repostar

Para conocer cuál es el grado de compatibilidad de nuestro coche con el biodiésel, solo es necesario acudir al manual de nuestro vehículo donde aparecerá que tipo de diésel, nivel de cetano mínimo y cantidad de biodiésel que puede aceptar. En los coches más modernos se añade una etiqueta junto a la boca del depósito con la tipología de diésel/biodiésel compatible, debiendo cumplir estrictamente estas indicaciones para prevenir averías o fallos en el funcionamiento.

Qué averías puede ocasionar el uso de biodiésel en un motor no compatible

Tal y como ya hemos indicado, el uso de biodiésel es muy popular, al igual que es alta la compatibilidad de los motores diésel para proporciones hasta B20. Sin embargo es importante cerciorarnos de ello y tener en cuenta cuáles pueden ser las consecuencias de usar el gasóleo incorrecto. Pese a su nombre, el biodiésel no cuenta con las mismas características que el diésel de origen fósil, por ello además de añadir aditivos al combustible para mejorar sus propiedades, los motores deben estar adaptados para su funcionamiento y ser especialmente cuidadoso si pretendemos realizar una adaptación a un vehículo no compatible o importar un coche procedente de un mercado donde no se use biodiésel.

Es muy importante asegurarnos de cuál es la compatibilidad de nuestro motor con el uso de biodiésel para prevenir averías

Las principales diferencias del biodiésel con respecto al diésel convencional son su mayor viscosidad, su menor tolerancia a las temperaturas extremas, peores propiedades de lubricación o una baja tolerancia con materiales como caucho, pvc o aleaciones con base de cobre (los deteriora). Es por ello que las averías que pueden provocar en motores no compatibles pueden ir desde la colmatación de los filtros y prefiltros del sistema de alimentación, hasta el gripado de bombas de inyección e inyectores. También es habitual que en motores diésel con altos kilometrajes donde nunca se ha usado biodiésel, al comenzar a emplear biodiésel se produzcan averías por acumulación de residios en el sistema de alimentación e inyección. Esto se produce debido a las propiedades disolventes del biodiésel, lo que consigue arrastar los residuos y depósitos presentes en el tanque de combustible, tuberías o filtros.

Lee a continuación: Coches diésel con AdBlue: cuánto más nos cuesta conducir contaminando menos

Ver todos los comentarios 0