CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Youtube Diariomotor

3 MIN

Prueba en vídeo del Alpine A110 S 2022: última llamada para los petrolhead

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 30 Ago 2022
Portada Alpine Prueba
Portada Alpine Prueba

El Alpine A110 es uno de los coches favoritos de la redacción de Diariomotor. Se trata de un coche de los que ya no quedan. Uno de esos coches de los que no tienes suficiente, de esos que quieres conducir a todas horas y que no logras quitarte de la cabeza. Un coche que puede estar peor construido que un Porsche 718 Cayman y tener peor precio de reventa, pero al que nadie puede igualar su ratio de sonrisas por minuto. Un canto de cisne para los petrolhead, un canto de cisne para una filosofía que desgraciadamente, tiene los días muy contados.

Entre los cambios de este Alpine A110 S está un incremento de potencia de 8 CV, que lleva a 300 CV la suma final del motor 1.8 turbo. No hay cambios significativos en el tren de rodaje, pero se reduce en 0,2 segundos el 0 a 100 km/h en el caso de los A110 S. Una novedad importante está en la aerodinámica: la unidad probada monta el pack aerodinámico, con un pequeño alerón fijo trasero, un fondo plano y un splitter frontal más marcado. A estos cambios se suman unos neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2, unos semi-slicks de alta calidad.

La unidad probada tiene la configuración más agresiva y más petrolhead de la gama A110.

El resto de cambios se centran en el habitáculo, con unos asientos Sabelt de fibra de carbono, forrados en Alcantara de alta calidad. Otra mejora está en el equipo de infoentretenimiento, cuya pantalla sigue teniendo 7 pulgadas, pero estrena compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto. Sinceramente, cambios que no afectan a lo realmente importante del coche: su tacto de conducción. Las sensaciones del A110 S son extrapolables a las del A110 "estándar", cuyo peso también es inferior a 1.200 kg, con prestaciones muy cercanas a nivel cuantitativo y cualitativo.

El A110 S sigue siendo un coche extremadamente comunicativo, con un chasis que no nos deja de hablar. Un chasis que se da la mano de forma indisoluble con el motor, con la caja de cambios y con la dirección. Su agilidad, la facilidad con la que cambia de dirección y la precisión de todos sus controles hacen de su experiencia de conducción una delicia para los sentidos. Pero el A110 S va un paso más allá. Nos deja siempre con un gran sabor de boca, nos divierte y nos emociona. Hace que queramos volver a subirnos a él lo antes que podamos.

Todo esto os lo contará mi compañero David Clavero mucho mejor en su vídeo-prueba, que podrás ver sobre estas líneas.

Fotos del Alpine A110 S 2022

16
FOTOS