CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Normas de circulación

7 MIN

2022, el principio del fin para los coches sin etiqueta medioambiental

Elena Sanz Bartolomé | 30 Dic 2021
Inconvenientes Combustibles Sinteticos Ciudad Atasco Contaminacion
Inconvenientes Combustibles Sinteticos Ciudad Atasco Contaminacion

Llega el momento de despedirse de 2021 y dar la bienvenida a 2022, un año de (muchos) cambios en varios frentes del mundo del motor. Uno de los que más actividad va a tener será el legislativo: más allá de las normas que entrarán en vigor en marzo y de las reformas previstas, aumentarán las restricciones para determinados vehículos. Y es que 2022 se antoja como el principio del fin para los coches sin etiqueta medioambiental.

Es por ahí por donde comenzamos nuestro repaso a las restricciones de 2022: ¿qué modelos son los que carecen de etiqueta medioambiental? Si la DGT no cambia la clasificación, en este grupo están englobados todos los modelos de gasolina con normativa Euro 3 o anterior (es decir, los matriculados antes del año 2000) y todos los diésel que cumplen la Euro 4 o anterior (por lo tanto, los matriculados antes del año 2006).

¿Y el resto? Las categorías siguen siendo las mismas: aunque la Dirección General de Tráfico anunció que en julio de 2021 llegaría las nuevas pegatinas, no ha sido así. Se mantienen, por tanto, los grupos que todos conocemos.

  • C: turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculados a partir de enero de 2006 y diésel a partir de 2014. A ellos se unen los vehículos de más de ocho plazas y de transporte de mercancías de gasolina y diésel matriculados a partir de 2014.
  • B: turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero del 2000 y diésel a partir de enero del 2006. Vehículos de más de ocho plazas y de transporte de mercancías tanto de gasolina como de diésel matriculados a partir de 2005.
  • Cero: coches eléctricos, de autonomía extendida (REEV), híbridos enchufables con una autonomía mínima de 40 kilómetros y vehículos de pila de combustible.
  • Eco: turismos, furgonetas ligeras, vehículos de más de ocho plazas y vehículos de transporte de mercancías híbridos enchufables con una autonomía inferior a los 40 kilómetros, híbridos y vehículos propulsados por gas natural (GNC y GNL) y gas licuado del petróleo (GLP).

Con este punto de partida, vamos a repasar las nuevas limitaciones de circulación que llegan en 2022. Se centran, sobre todo, en dos puntos: Madrid con sus restricciones en el interior de la M-30 y Barcelona. No obstante, este año será el que muchas ciudades aprovecharán para transformarse y crear la Zona de Bajas Emisiones que les impone la ley: todas las localidades con más de 50.000 habitantes deberán tener su propia ZBE.

Madrid y las limitaciones de la M-30

Con Distrito Centro (el antiguo Madrid Central) recientemente inaugurado, la capital da la bienvenida a nuevas restricciones para los coches sin etiqueta. Una hoja de ruta que han dividido en cuatro fases:

  • 1 de enero de 2022: los vehículos sin distintivo ambiental que no estén empadronados en el municipio de Madrid no podrán acceder al interior de la M-30, pero sí podrán circular por esta vía de circunvalación. Esta limitación afecta tanto a los turismos empadronados en el resto de localidades madrileñas como a los que lo están en otras comunidades autónomas.
  • 1 de enero de 2023: los vehículos sin distintivo ambiental que no estén empadronados en Madrid no podrán acceder al interior de la M-30 ni circular por esta vía.
  • 1 de enero de 2024: los vehículos sin distintivo ambiental no podrán acceder ni circular por las vías públicas urbanas del ámbito territorial de Madrid ZBE.
  • 1 de enero de 2025: la prohibición se hace extensible a los vehículos sin distintivo ambiental empadronados en Madrid.

Las excepciones

Como buena norma, tiene sus excepciones. Estas limitaciones son únicamente para turismos: no afectan a otros vehículos. Por lo tanto, si nada cambia, hasta el 1 de enero de 2025 motocicletas, ciclomotores, furgonetas y camiones podrán entrar y circular por la M-30 independientemente de la pegatina que tengan.

A ellos se unen, hasta 2025, los vehículos dedicados a la distribución urbana de mercancías, los vehículos que pertenecen a personas de movilidad reducida (tanto si los conducen ellas mismas como si los emplean para ser trasladadas), coches históricos, vehículos de servicios y vehículos de emergencias.

Las sanciones

Las restricciones para los vehículos sin distintivo ambiental comienzan el 1 de enero de 2022, pero las multas tardarán en llegar porque Madrid ha establecido un período de adaptación que durará hasta el 1 de marzo de 2022: durante esos meses, los coches sin pegatina que accedan al interior de la M-30 sólo recibirán un aviso.

A partir de entonces y hasta el 20 de marzo de 2022, incumplir la norma será considerado como una infracción leve y su sanción será, por lo tanto, de 90 euros. A partir del 21 de marzo adquirirá la categoría de grave y la multa ascenderá a 200 euros.

¿Y Madrid Central?

Las cosas en el centro de la ciudad seguirán igual que hasta ahora. A Distrito Centro podrán entrar los vehículos (no sólo los turismos) con distintivo B y C siempre que estacionen en un aparcamiento o tengan autorización mientras que los Eco y los Cero podrán circular libremente. A esta ZBE se ha unido la de Plaza Elíptica, ubicada más allá de la M-30: a pesar de ello, imperan las mismas normas de circulación que en el antiguo Madrid Central.

Cabe recordar que los vehículos sin etiqueta no podrán entrar ni a Distrito Centro ni a Plaza Elíptica aunque estén empadronados en Madrid.

El caso de Barcelona

En la Ciudad Condal también han estrechado el cerco en torno a los vehículos que no disponen de pegatina, pero con diferencias. De 7:00 a 20:00 horas no pueden entrar a la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona, pero fuera de este horario sí tienen permitido el acceso. Incumplir esta norma implica una multa de 100 euros.

Igual que ocurre con Madrid existen algunas excepciones para los vehículos matriculados fuera del área metropolitana de Barcelona: los destinados a personas con movilidad reducida pueden entrar sin problema alguno y el resto puede pedir un máximo de diez autorizaciones al año.

Las ZBE en localidades con más de 50.000 habitantes

Madrid y Barcelona ya cuentan con sus propias Zonas de Bajas Emisiones y otras ciudades han limitado el acceso a los centros históricos aunque no de manera tan restrictiva. Sin embargo, a partir de 2023, todas las localidades con más 50.000 habitantes deberán contar con una ZBE. Así lo establece la Ley de Cambio Climático y Transición Energética que el Gobierno aprobó en mayo de 2021.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) son 149 municipios los que tendrán que dar forma a estas áreas restringidas al tráfico tan comunes capitales y ciudades europeas: aquí puedes consultar el listado completo y comprobar su tu ciudad está entre ellas. Así las cosas, 2022 debería ser el año en el que todas ellas modificasen su paisaje para empezar a limitar el acceso a los vehículos sin distintivo ambiental.

Para ello, los ayuntamientos recibirán 1.500 millones para crear las Zonas de Bajas Emisiones y que podrán invertir en la consultoría del proyecto así como en la señalización, controles de acceso, gestión de la ZBE, sensores de calidad del aire y en el fomento de la movilidad saludable. A esta suma hay que añadir una partida de 105 millones para mejorar las carreteras del Estado que están dentro de los entornos urbanos.