CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Normas de circulación

4 MIN

La Guardia Civil acaba con el mito del carril exterior de las rotondas

Elena Sanz Bartolomé | 15 Jun 2021
Rotonda Carril Derecho Mito  01
Rotonda Carril Derecho Mito  01

Con el paso del tiempo, el conocimiento adquirido en la autoescuela va cayendo en el olvido y determinados conductores adoptan una serie de malos hábitos al volante. Ante la falta de corrección terminan por creer que esa es la forma correcta de actuar y algunas de estas maniobras, incluso, les llevan a incumplir las normas. Uno de los escenarios donde es habitual ver este tipo de situaciones son las rotondas. Ahora, la Guardia Civil ha desmentido uno de los mitos asociados al carril exterior de las mismas.

Hace unos días, la DGT utilizaba sus redes sociales para recordar por enésima vez las tres normas básicas para hacer correctamente una rotonda. El instituto armado cogió el relevo y empleando el mismo canal ha desmentido uno de esas creencias que muchos conductores han tomado por verdaderas: en una glorieta siempre hay que circular por carril derecho. Una norma no escrita en el Reglamento General de Circulación (RGC) que poco tiene que ver con la normal real.

Circular siempre por el carril derecho: ¿sí o no?

"Ceder el paso a quienes están dentro de ella: verdadero. Tiene preferencia el vehículo que está ocupando un carril respecto al que va a acceder a él: verdadero. Para salir de la glorieta, es imprescindible situarse previamente en el carril exterior: verdadero. Siempre circular por el carril exterior: ¡FALSO!". Este era el tweet con el que la Guardia Civil dejaba claro que no es necesario moverse únicamente por la parte derecha de la rotonda.

Es posible, por lo tanto, circular por el centro siempre que nos cambiemos de carril antes de llegar a nuestra salida. Y es que no podemos abandonarla desde el interior: la norma establece que debemos salir por la parte exterior de esta intersección respetando la preferencia de los vehículos que ya están en esta zona.

Una aclaración que va de la mano del Artículo 75 del RGC, que es el que establece cómo actuar en una maniobra de cambio de dirección: "Hay que ceñirse todo lo posible al borde derecho de la calzada si el cambio de dirección es a la derecha y al izquierdo si es a la izquierda". ¿Y mientras estamos circulando por la rotonda? La DGT explica que está permitido ocupar el carril derecho de la glorieta para abandonarla, pero lo más aconsejable pasa por usar los interiores cuando no vamos a usar la primera salida. Sea como sea, cada cambio que llevemos a cabo debe realizarse de manera progresiva hasta llegar al del exterior para terminar la maniobra.

Las normas de una rotonda

Abandonar una rotonda por el carril exterior después de haber llegado hasta él correctamente es una de las tres normas básicas que tenemos que seguir en este tipo de intersecciones. ¿Cuáles son las otras dos?

Las tres normas básicas para hacer una rotonda correctamente son: ceder el paso, señalizar las maniobras y salir por el carril exterior

La primera de ellas establece que cuando llegamos a una rotonda hay que ceder el paso a los vehículos que ya están dentro porque la prioridad es suya. La segunda pauta está relacionada con la señalización: hay que usar los intermitentes para marcar tanto los cambios de carril como la salida, hacerlo con antelación y manteniendo cierta distancia con el resto de los usuarios para evitar incidentes.

El resto de las normas que rigen un cruce se mantienen, es decir, el coche de la derecha siempre tendrá preferencia de paso sobre nosotros. Respetando estos puntos no se generan retenciones (que es el objetivo para el que se crearon las glorietas) ni accidentes. Y, además, de preservar la seguridad vial nos ahorramos una multa de 200 euros.

0