CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

3 MIN

SEAT también asume que los precios de los coches van a incrementarse

David Villarreal | @davidvillarreal | 8 Feb 2019
Seat Tarraco 2019 Azul Exterior Frontal
Seat Tarraco 2019 Azul Exterior Frontal

Vivimos tiempos de transformación, en los que la industria del automóvil, y por ende cualquier sociedad avanzada, se encamina a una transición hacia el coche eléctrico. Son tiempos de grandes inversiones públicas y privadas. Con lo cual, es lícito preguntarse quién pagará esta transición energética. SEAT parece tener claras las ideas y, como no podía ser menos, seguir los pronósticos que ya había avanzado el Grupo Volkswagen. SEAT también asume que los precios de los coches van a incrementarse, también los diésel y gasolina.

SEAT asume que los precios de los coches subirán

Según publica Europa Press estos días, Luca de Meo, Presidente de SEAT, augura que los precios de los coches van a incrementarse en los próximos años, aunque después deberían volver a atenuarse. De Meo decía que "en una fase de cambio los costes y, posiblemente, los precios de los coches, van a subir para después bajar" y se espera que haya "un impacto en los volúmenes, y los vehículos, incluidos los diésel y gasolina, que serán más caros".

Es evidente que las importantes inversiones que están realizando todas las marcas de coches van a repercutirse en el precio de estos, y no solo los eléctricos. El Grupo Volkswagen invertirá en los próximos años cerca de 44.000 millones de euros en coches eléctricos, conducción autónoma, digitalización y servicios de movilidad.

Todo apunta a que las fuertes inversiones públicas y privadas que requerirá la transición energética, y la carrera hacia el coche eléctrico, la sufragaremos todos, y los coches serán más caros, también los diésel y gasolina

¿Quién pagará la transición del coche eléctrico?

Las inversiones que requiere la implantación del coche eléctrico, en definitiva, las pagaremos todos, y no solo pagando por coches más caros.

Es difícil imaginar que en los próximos años vayamos a volver a disfrutar de planes de renovación de vehículos, como los de antaño, que beneficien a cualquier otro coche que no sea un eléctrico, o un híbrido enchufable. Por otro lado, en los próximos años también está previsto que se incrementen algunos impuestos, por ejemplo los que gravan el gasóleo. La recaudación de esos impuestos probablemente, tal y como aseguraba el Gobierno, acabe dedicándose a sufragar el desarrollo de infraestructuras que apoyen el coche eléctrico, y planes de incentivos para su compra.

Por último también hemos de imaginar qué sucederá con la infraestructura energética. De Meo hablaba estos días de "trabajo en equipo", de la colaboración entre "fabricantes de coches, proveedores, autoridades y empresas energéticas y de infraestructuras".

Más imágenes del SEAT Tarraco, el último lanzamiento de SEAT: