CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Rolls-Royce

2 MIN

Silent Shadow: el primer Rolls-Royce eléctrico ya está en camino

David Clavero | @ClaveroD | 1 Jun 2021
Rolls Royce Vision 103ex 0521 007
Rolls Royce Vision 103ex 0521 007

Rolls-Royce quiere ser el primer fabricante de lujo en poner en el mercado un coche eléctrico, y ese nuevo modelo será el Rolls-Royce Silent Shadow. Se trata del paso definitivo de la marca para olvidarse de los grandes motores gasolina de BMW, un importante cambio de rumbo con el que Rolls quiere adentrarse en un nuevo nicho de mercado donde el motor eléctrico aporta interesantes ventajas, además de un extra de exclusividad que siempre es bien recibido por sus clientes.

A estas alturas ya sabemos que tanto Bentley como Mercedes-Maybach están trabajando en sus primeros coches 100% eléctricos, sin embargo es Rolls-Royce la que parece haber tomado la delantera con un proyecto que está más cerca de las calles de lo que pensamos. Desarrollado como un proyecto 100% Rolls, lo cierto es que todo apunta al uso de tecnología BMW sobre una plataforma propia creada ad hoc para esta nueva forma de entender el coche eléctrico en clave de super lujo.

8
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Desde la firma británica evitan dar fechas concretas de su lanzamiento, pero todo apunta a que el Rolls-Royce Silent Shadow podría ser presentado a finales de 2022 o 2023. El propio CEO de la marca, Torsten Mueller-Oetvoes, ha señalado que el coche eléctrico presenta grandes ventajas para la firma por sus características en cuanto a confort de marcha, baja sonoridad de rodadura y necesidades de espacio y peso, teniendo en cuenta que este último aspecto podrá ser camuflado fácilmente en un coche de gran tamaño cuya plataforma haya sido diseñada para albergar un gran pack de baterías bajo el habitáculo.

Todas las quinielas dan por hecho que el primer eléctrico de Rolls será una berlina de proporciones muy similares a las del Ghost, y de ahí el haber patentado el nombre de Silent Shadow en honor a la denominación Silver Shadow empleada entre los años 1965 y 1980. Este coche además ofrecerá el que sea posiblemente el mayor cambio que hayamos visto en la marca a nivel de diseño exterior e interior, aprovechando su ruptura con todo lo establecido para presentar una nueva visión de Rolls-Royce. Hemos de tener en cuenta que, pese a la tradición que mantiene la marca en tanto a sus líneas maestras, la última generación del Ghost y el nuevo Boat Tail ya han dejado entrever que un nuevo rumbo en diseño se abre camino en la firma inglesa.

Fuente: AutomotiveNews