Cerrar CERRAR

3 MIN

Así era el Yeti Pick Up que Skoda no se atrevió a fabricar

Para Skoda, el Yeti fue un producto muy importante. No solo fue su primer todocamino, si no que fue uno de los productos que más contribuyó a transformar su imagen de marca en lo que es hoy. El Yeti estaba basado en la plataforma PQ35 de los Volkswagen Golf Mk5, tenía un diseño con mucha personalidad y además era un coche tremendamente práctico. Lo que no sabíamos es que en torno a 2012-2013, la marca checa valoró muy seriamente la posibilidad de construir una pick-up tomando como base el Skoda Yeti.

La época no era la mejor para llevar a cabo experimentos de rentabilidad dudosa, y entendemos que posiblemente fue uno de los motivos por los que el Yeti Pick Up nunca llegó a ver la luz del día. Hasta hace apenas unos días, solo algunos trabajadores de Skoda sabían de su existencia. Según mencionan en Carscoops, hasta el pilar B, era idéntico a cualquier otro Skoda Yeti. Hacia atrás, se extendió su distancia entre ejes hasta los 3.006 mm, prácticamente medio metro más que la cifra de serie.

Skoda también llegó a desarrollar, pero no vender, una versión de batalla larga del Yeti para el mercado chino.

Skoda Yeti Pick Up Historia 2

El eje, la suspensión y otros elementos del tren de rodaje traseros proceden de una Volkswagen Caddy. Se eliminó gran parte del habitáculo, y Skoda diseñó paneles de carrocería ad-hoc, además de un portón con una interesante grafía en su parte inferior. Si te parece que el producto tiene un aspecto muy “final”, es porque este vehículo podría haberse producido en serie tal y como lo estás viendo. Al ser un vehículo biplaza y tener un considerable voladizo trasero, tenía una caja de carga sorprendentemente larga: 1,94 metros de largo. El espacio de carga tenía 1,17 metros de ancho y una profundidad de 63 centímetros.

La mecánica de esta pick-up monocasco era un motor 2.0 TDI, como seguramente no te sorprenderá. Tenía 170 CV de potencia y mandaba su potencia a un sistema 4×4 basado en un acoplamiento Haldex, idéntico al del resto de Skoda Yeti. Aunque nunca llegó a fabricarse, hubiera sido una alternativa ideal a muchas otras pick-up, con mayores habilidades 4×4 y capacidad de carga, pero también mucho más caras. Un vehículo ideal para algunos trabajos, pero también para el ocio, por ejemplo para transportar motocicletas o canoas.

Skoda Yeti Pick Up Historia 4

Durante sus ocho años a la venta se vendieron unas 630.000 unidades del Skoda Yeti.

Y si te parece extraño que Skoda fabricase una pick-up, recuerda que en los años noventa, la marca checa fabricó y vendió las interesantes Skoda Favorit Pick-Up y la deliciosa Skoda Felicia Fun, de la que otro día os hablaremos.

Foto de Sergio Álvarez

Sergio Álvarez

Técnico en comercio internacional de formación, los coches han sido mi pasión desde que apenas levantaba un metro del suelo y mis padres me regalaron un Ferrari rojo a pedales. Mi afición se ha profesionalizado en Diariomotor, donde estoy presente desde 2008. Escribo a diario, pruebo coches e intento ofrecer la información más interesante a vosotros, nuestros lectores. Soy aficionado al automóvil clásico y los coches "incorrectos".

Logo de la marca skoda Skoda Yeti
Ahorra 6.460 €  14.900 €

El Skoda Yeti es un todocamino compacto de cinco puertas. Se ofrece con motores diésel y gasolina de entre 110 y 150 CV.

Ficha Yeti
Solicita tu oferta
Cargando...