CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

3 MIN

¿Semáforo o luna? El Autopilot de Tesla demuestra, una vez más, que no es infalible

Javier López | @jlopezbryan96 | 3 Ago 2021
Tesla Confunde Luna Luz Semaforo
Tesla Confunde Luna Luz Semaforo

Se lleva desde tiempos casi inmemorables insistiendo y haciendo hincapié en la conducción autónoma, tecnología que será real pero que, aparentemente, tan solo Tesla está consiguiendo aplicar de una forma algo seria. Aparentemente. Y es que uno de los retoños de Elon Musk, un Tesla Model 3, ha vuelto a convertirse en protagonista indiscutible no por sus prestaciones o por su buen hacer como coche eléctrico, no, sino por un fallo de su Autopilot que reduce la velocidad al confundir la luna con la luz de un semáforo en ámbar. ¿Avance tecnológico o peligro con ruedas?

No, no es una broma. Esta situación la ha reportado el propietario de la berlina eléctrica a través de Twitter, donde no solo cuenta lo sucedido, sino que también adjunta un vídeo en el que se ilustra como el Model 3 confunde la luna con la luz de un semáforo. Suena inverosímil pero es lo que puede suceder con el Autopilot, una tecnología que analiza y mide la carretera en tiempo real.

Una confusión que puede conllevar resultados fatales

Y es que, al fin y al cabo, la conducción autónoma de Tesla no está basada en un mapeado o en una conexión a una red GPS de la que toma información, sino que lee el terreno sobre la marcha. Pero ello se debe a que esta capacidad de lectura es crucial para poder reaccionar ante los movimientos de otros vehículos, peatones o cualquier imprevisto que pueda ocurrir sobre la calzada; pero, ¿permitir que el sistema confunda la luna con un semáforo?

Al interpretar que el satélite de la Tierra es una luz en ámbar, la berlina de Tesla comienza a aminorar la marcha tal y como haría ante un semáforo real. "Por suerte", la velocidad tan solo desciende unas pocas millas, algo que también se pueda deber a que el conductor interviene mientras capta lo que está sucediendo. Si estuviésemos ante un fallo en el que el coche considerase que es una luz roja o una señal de STOP, este podría detenerse por completo y generar una situación bastante peligrosa.

Sin embargo, no es la primera vez que se captan situaciones como la que hoy nos ocupa ni será la última al menos que resuelvan -y pulan- este tipo de lecturas. Sucedió lo mismo con otro usuario de Tesla, solo que en esta ocasión el coche confundió el sol anaranjado del amanecer también con una señal en ámbar.

Pero, sin lugar a dudas, la más peligrosa fue aquella en la que un coche de la firma americana interpretó como señal de STOP el mismo símbolo que aparecía en una valla publicitaria, pasando de 34 millas por hora -algo más de 50 km/h- a cero de golpe. Afortunadamente, no había ningún conductor detrás, de lo contrario esto podría provocar un accidente.

Vídeo destacado del Tesla Model 3