CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

4 MIN

Los secretos que esconde el Tesla de los 700.000 km

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 16 Dic 2021
Tesla Model S 700000 Km
Tesla Model S 700000 Km

Sobre el papel, los coches eléctricos son coches fiables. Para empezar, los motores eléctricos son infinitamente más simples que los motores de combustión interna y tienen muchas menos partes móviles. Por otra parte, carecen de complejas cajas de cambio y sistemas anticontaminación. Su talón de Aquiles es la batería de alto voltaje, sujeta a degradación y pérdida de capacidad con el tiempo y el uso. Por eso resulta tan interesante conocer de primera mano qué ha fallado y qué no ha fallado en un Tesla Model S que acumula en sus "carnes" casi 700.000 km.

Los coches eléctricos de producción en masa llevan una década entre nosotros, y ese tiempo puede no siempre ser suficiente para analizar su fiabilidad y durabilidad. Es por ello que es necesario buscar vehículos de alto kilometraje para comprobar cómo soportan el paso del tiempo. El Tesla Model S 70D que protagoniza el vídeo que acompaña a este artículo es una unidad del año 2015, y el motivo por el que cuenta con 424.000 millas en su odómetro (más de 682.000 km) es porque fue usado como taxi (Uber), a un ritmo promedio superior a las 70.000 millas anuales.

En 2015, Tesla era poco más que una startup. Estaba plagada de muchos más problemas de calidad que actualmente.

El primer gran detalle que hay que saber, antes de entrar en harina, es que este Tesla Model S contaba con una garantía ilimitada de fábrica. Los Tesla ya no disponen de este gran aliciente, y este servicio ha permitido el reemplazo sin coste de ciertos componentes. Lo siguiente que debéis saber es que es un Model S 70D. Esto quiere decir que cuenta con la batería "pequeña" de 70 kWh de capacidad, pero aun cuenta con dos motores eléctricos y tracción total. En cuanto a desgaste físico, lo cierto es que visualmente nadie podría adivinar su kilometraje.

No obstante, en su interior sí hay claros desgastes, especialmente en el asiento del conductor y en el volante, algo esperable en cualquier coche con semejante trote. Una de las ventanillas no cierra adecuadamente y se ha desprendido parte del adhesivo de la instrumentación digital - aunque parezca una degradación alarmante, existe una solución casera y sencilla para ello. A los 539.130 km fue reemplazado el sistema de infoentretenimiento al completo, a causa de un defecto de funcionamiento. No obstante, el quid de la cuestión está en el plano mecánico.

La garantía mecánica ilimitada de los primeros Model S ha contribuido a una excelente percepción de fiabilidad.

Lo más importante es que su batería ya no es la original. La batería fue reemplazada cuando el coche tenía unos 400.000 km, y la batería actual cuenta ya con casi 300.000 km en su haber. Sin profundizar demasiado en la pérdida de capacidad, el propietario afirma que su autonomía media es de unas 200 millas (320 km), y cuando era nueva podía llegar a las 240 millas (380 km). Por tanto, ha perdido en torno a un 15-20% de su capacidad original. Hay que entender, igualmente, que la química de estas baterías ha estado en constante evolución incremental.

Además de la batería, a los 482.000 km se tuvo que reemplazar el compresor del aire acondicionado y a los 611.000 km se sustituyó el motor eléctrico delantero. A los 603.000 km se reemplazaron multitud de componentes de la suspensión, así como los ejes de transmisión. Este punto no podría considerarse una reparación, si no más bien mantenimiento. Las únicas averías serias y reales han sido la batería y el motor eléctrico delantero, que han fallado muy por encima del kilometraje medio al que los conductores de un Tesla Model S suelen llegar.

Reemplazar una batería o un motor eléctrico en un Tesla es la reparación más costosa y compleja.

¿Es fiable un coche eléctrico como el Tesla Model S? ¿Es duradero un coche como el Tesla Model S? No llegará al estatus de un Mercedes W124 con motor diésel, pero con un buen trato y cuidando los ciclos de carga y descarga de la batería - un uso intensivo de las recargas rápidas afecta directamente a la vida de la batería - puede llegar a kilometrajes realmente elevados. Seguiremos informando, este tipo de información puede ser realmente interesante para todos los interesados en la compra de un coche eléctrico, o de un eléctrico usado.

Fotos del Tesla Model S