Uber condena al taxi de toda la vida y estrena sus primeros Volvo XC90 autónomos “sin conductor” en San Francisco (vídeo)

 |  @davidvillarreal  | 

Aunque la economía colaborativa y el coche compartido, y servicios que van desde el transporte con chófer de Uber, hasta car2go, sean vistos como la gran amenaza del taxi tal y como lo conocíamos hasta ahora, esos cambios no son ni tan siquiera mínimamente comparables a los que implicará la llegada del coche autónomo. Aunque aún sea muy difícil hablar de plazos, de cuándo el coche autónomo se convertirá en algo cotidiano en nuestras vidas, es de suponer que el futuro del taxi y de servicios como Uber y car2go, pasa por la presencia en nuestras ciudades de coches autónomos, sin conductor, como el Volvo XC90 del vídeo que te mostramos más adelante. El primer gran paso ya se ha dado. Uber acaba de estrenar sus primeros coches autónomos en San Francisco, vehículos Volvo XC90 que ya están prestando servicio en la ciudad que en 2009 veía nacer a la compañía. ¿Qué será lo próximo?

Uber firmó un acuerdo con el fabricante sueco de automóviles para adquirir 100 unidades del Volvo XC90 autónomo. En los últimos meses, Uber y Volvo han estado probando la tecnología en las carreteras de Pittsburgh y San Francisco. El objetivo pasaba por recabar la máxima información posible de su conducción autónoma para avanzar en el desarrollo y cubrir todos los casos de uso posibles y en diferentes circunstancias de tráfico y meteorológicas.

El estreno de los primeros Volvo XC90 de Uber no es más que un paso adelante para aproximarse al objetivo final de Uber, que es el de prescindir de buena parte de los chóferes para dotar a su flota de un servicio prestado por la automatización de los coches autónomos, sin conductor.

Estos primeros Volvo XC90 ya aparecen la aparición de Uber en San Francisco y su utilización no implica un coste mayor, o inferior, al de otros vehículos convencionales. La clave de su servicio está en que, de momento, y por imperativo legal, los Volvo XC90 autónomos seguirán estando supervisados por su conductor, aunque técnicamente puedan y vayan a realizar su servicio automatizando muchas de sus maniobras.

Definitivamente nos dirigimos a un panorama en el que necesariamente se desdibujará la diferencia entre el servicio prestado por Uber, chóferes, al prestado por compañías como car2go, de coches compartidos.

En Diariomotor:

Lee a continuación: ¿Por qué Volkswagen y Toyota ya no solo quieren que compres sus coches, sino también que los compartas?